Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos



SUZUKI V STROM 1000 – Prueba - Eficaz y polivalente

Francisco Javier López Francisco Javier López
¿Por qué me gustan las motos? Para mi es sencillo definirlo, como dijo Kevin Schwantz: "Sin duda es lo mejor que se puede hacer con la ropa puesta"

07/03/2016
Suzuki V Strom 1000/Suzuki-VStrom-1000-prueba06
Nos ponemos a los mandos de la nueva Suzuki V Strom 1000, una moto polivalente donde las haya con la que la marca nipona se hace su hueco en un sector tan competido y al alza como lo es a día de hoy el de las trail. Prueba de la Suzuki V Strom 1000.

Aún recuerdo con claridad las primeras DR 750 Big que Suzuki puso en el mercado a finales de los 80´, con ella la marca de Hamamatsu creó una de las motos míticas del Dakar y construyó realmente su primera maxitrail. Aquella DR fue realmente impactante, de estética rompedora y personal que a nadie dejaba indiferente y que incluso hacia recordar en su frontal “Pico de Pato” a la emblemática Katana. Aquel modelo paso en 1990 a la DR 800 Big, que duró hasta mediados de la década para después desaparecer y tras unos años de vacío por parte de Suzuki en el sector, ver nacer en el 2002 a la primera V Strom. También llamada DL 1000. Modelo que permaneció sin demasiados cambios y que dejó de venderse en el 2009 para volver un lustro después con una profunda remodelación que en este artículo os mostramos.



Con la nueva V Strom 1000 Suzuki se hace hueco en un sector muy competido dado el auge y éxito de las trail de hoy en día, máquinas de devorar curvas en cualquier tipo de asfalto o de conducción off road, pero con una conducción fácil y cómoda. De aquella DR Big apenas queda un guiño a su “Pico de Pato” y de la DL 1000 solo hereda el uso de un propulsor bicilindrico en V a 90º pero con grandes modificaciones respecto al anterior. El diámetro de los cilindros aumenta en 2mm pero sin ganar peso en sus pistones y el conjunto de cilindros, culatas, segmentos, pistones, cigüeñal, radiador y conjunto de embrague han sido rediseñados para aligerar el conjunto y lograr un motor más potente y dosificable. Cubicando ahora 1037 cc, rindiendo 100 cv a 8.000 rpm y con un par motor de 103 Nm a escasas 4.000 rpm.


Con la profunda remodelación en Suzuki de la V Strom, su maxi trail se aleja un poco de la guerra de potencia desatada en el sector y sobre todo de la lucha tecnológica. Algo muy de agradecer, pues nos abre aún más el abanico del sector. La V Strom equipa ABS y Control de tracción de serie dejando al margen las emergentes tecnologías aplicadas en muchos otros modelos, como suspensiones electrónicas, acelerador electrónico o mapas de inyección. Algo que algunos no podrán perdonarla pero que otros agradecerán, pues todo ello resulta en una moto algo más sencilla y de precio más contenido.


Sensaciones



Aun englobándose en el concepto de maxi trail la V Strom no es mastodóntica ni excesivamente voluminosa. Podría decirse que quizás sea más racional que todas sus competidoras, haciéndola más accesible al público gracias a las cifras de su V2, su maniobrabilidad y a una tecnología moderna pero sin alardes.


Respecto a sus competidoras es la menos potente, a excepción de la KTM 1050 Adventure, pero el régimen al cual entrega su par motor es fabuloso. Un V2 tremendamente elástico con fuerza a cualquier régimen, prácticamente desde el primer momento tienes todo el par disponible, de escasas vibraciones y alta suavidad en sus reacciones. Esto te facilita un pilotaje relajado, sin obligarte a trabajar mucho con el cambio de 6 velocidades, el cual tiene una relación de cambio idónea, siendo de un tacto agradable y preciso, tal y como acostumbra la marca japonesa a ofrecernos en sus modelos.


En la ciudad se mueve bastante ágil, con mi 1,72 no he tenido problemas a la hora de conducirla rápido entre los coches. No se hace pesada, las vibraciones de su motor no se hacen incomodas y el par que te ofrece desde muy abajo y la suavidad en la entrega de su potencia te facilita mucho las cosas en la urbe. Además no es demasiado alta y eso te ayuda a subirte en ella y a moverla en parado. Subido sobre ella parece más estrecha a tus sentidos y te facilita llegar al suelo.



Cuando nos movemos en autovía o vías rápidas se muestra con un gran aplomo y estabilidad, sin vibraciones salvo algunas ligeramente en sus retrovisores. Su suspensión te hace sentir como en casa y aunque un sillín más mullido se agradecería la verdad es que es una gran rutera sobre la que hacer largos viajes. Si no eres muy alto la protección de su visera te permite mantener velocidades de crucero muy elevadas sin sufrir el aire en tu cabeza, además puedes ajustar su cúpula en tres alturas y tres ángulos para así cubrir las diferentes tallas de los pilotos. De todos modos para una mayor protección puedes optar por la pantalla touring. En definitiva una rutera de altos vuelos con la cual te puedes plantear cualquier tipo de viaje, ¿quieres visitar el mítico Cabo Norte?, adelante, no le encontraras pegas.


Una vez metidos a enroscar el acelerador y enlazar curvas la V Strom nos muestra algunos de sus encantos, sobre todo si curveamos en zona montañosa. Fácil de llevar, manejable y de nobles reacciones. Aunque a alto régimen no es tan vibrante como los más cañeros desearíais. Con unos potentes frenos que nos ofrecen un gran tacto y muy dosificables. Su horquilla invertida te da mucho tacto en el tren delantero, absorbiendo cualquier irregularidad del terreno con firmeza y dándote confianza para buscar en lo posible el flanco del neumático. Y todo esto pese a unas dimensiones en su calzado algo más propias del pasado (110/80-19” y 150/70-17”), dadas las medidas que calza gran parte de la competencia en el sector.


Y si hablamos de su faceta campera deciros que no se comporta mal sobre pistas de tierra, aunque su filosofía la acerca más al asfalto. En mi opinión las maxi trail no son aptas para cualquiera fuera del asfalto. Es necesaria experiencia previa sobre tierra si quieres apretar un poco a una maxi trail fuera de la carretera, aunque bien es cierto que las ayudas electrónicas ayudan a los más novatos.


Ergonomía y Equipamiento



En todos los terrenos la posición de conducción es idónea, rápidamente te encuentras cómodo sobre su manillar y sus mandos son de fácil acceso. Tus piernas se flexionan solo lo necesario y te permite moverte sobre ella con agilidad.


También el pasajero en cualquiera de estas situaciones se encuentra con un gran confort sobre la V Strom 1000. Un sillín cómodo, estriberas con goma que evitan un exceso de vibraciones, asas de fácil agarre y una buena posición respecto a un piloto de cualquier talla, propician que tu acompañante disfrute casi tanto como tu pilotándola, ademas su comportamiento es muy similar conduciendo con o sin pasajero.


La calidad de sus componentes es bastante correcta aunque a mi parecer los retrovisores cuadrados deslucen bastante el conjunto, su diseño no es propio de una moto de estos años.


En relación a su decoración la V Strom 1000 está disponible en 4 colores, rojo, negro, desierto khaki y blanco glaciar, cubriendo así multitud de gustos.


Su cuadro de instrumentos es sencillo pero bastante completo y de muy fácil visualización. Con una toma frontal de 12v muy útil para acoplar el GPS o cargar el móvil. Su protagonista es el cuentavueltas analógico, el cual está acompañado de 2 displays. En uno nos marca la marcha engranada y la velocidad y en el otro el resto de la información del ordenador de a bordo, temperatura exterior, posición del control de tracción, nivel de combustible, hora, consumo promedio y consumo instantáneo, autonomía, voltaje de baterías, etc. Todo ello gobernado con el mando de tres botones de la piña izquierda.



Suzuki nos ofrece de serie para su V Strom 1000 el ABS y el Control de tracción y tras ello un amplio catálogo de accesorios, entre ellos tenemos: asientos de diferentes alturas, puños calefactables, cubre manetas, barras protectoras, cubre quillas, pantalla touring, bolsa cubre depósito, cubre cadenas, caballete central, lámparas frontales e intermitentes tipo LED o el equipo de maletas. Todo lo necesario para hacer aún más rutera esta maxi trail.


Conclusiones


La V Strom 1000 es una moto con la que encuentras muy rápido la confianza, fácil de pilotar, intuitiva y transmitiendo desde el primer minuto muy buenas sensaciones. Con una parte ciclo bastante buena. Sin alardes tecnológicos pero suficientes. Muy polivalente, con un motor que te ofrece una mezcla de las virtudes de un 800cc y las prestaciones de los 1200cc que equipan parte de sus rivales.


Podría decir que la V Strom no es la mejor maxi trail en nada en concreto, pero su conjunto es tan equilibrado que adquiere un gran compromiso en todas las facetas haciendo de ella una apuesta segura con una gran calidad/precio. Una maxi trail con algunas carencias propias de su contenido precio pero con la que podrías dar la vuelta al mundo. Que no rechaza ningún terreno y que más gusta cuanto más ruedas con ella.


Destinada a cualquier público dada su polivalencia y que cumplirá sobradamente con las expectativas creadas.


PROS


· Relación calidad/precio

· Par motor

· Maniobrabilidad


MEJORABLE


· Estética

· Electrónica


VALORACIONES


· Respuesta motor 8,5

· Transmisión 7,5

· Maniobrabilidad 8,2

· Conducción 8,2

· Ciudad 8,2

· Curvas 8,4

· Autovia 7,8

· Pasajero 8,0

· Frenos 7,6

· Comodidad 8,0

· Equipamiento 7,0


· Nota media 8,0


RIVALES


BMW R 1200 CS

Kawasaki Versys 1000

KTM 1050 Adventure

HONDA Crosstourer DCT

DUCATI MULTISTRADA 1200 S

BMW S 1000 XR

HONDA África Twin

Yamaha Súper Tenere 1200


DATOS DE INTERÉS


PVP: desde 12.499 €

Consumo: 4,8 l/100km

Autonomía: 350 km + reserva


FICHA TECNICA SUZUKI V STROM 1000 ABS


Motor


  • Tipo de motor: Cuatro tiempos, refrigeración líquida, DOHC, 2 cilindros en V a 90º
  • Diámetro x carrera: 100.0 mm x66.0 mm
  • Cilindrada: 1037 cc
  • Potencia: 100 CV a 8000 rpm
  • Par motor: 10,5 kg a 4000 rpm
  • Refrigeración líquida
  • Encendido: Electrónico Digital CDI
  • Relación de compresión: 11,3:1
  • Alimentación: Inyección
  • Sistema de arranque: Eléctrico
  • Caja de cambios: 6 velocidades toma constante


Ciclo


  • Chasis doble viga de aluminio
  • Ángulo de lanzamiento: 25.3 º
  • Avance: 109 mm
  • Basculante: En aluminio
  • Suspensión delantera: Horquilla telescópica hidráulica invertida
  • Diámetro barras: 43 mm
  • Recorrido: 160 mm
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador con bieletas
  • Recorrido: 0 mm
  • Reglajes: Precarga muelle
  • Freno delantero: Doble disco 310mm
  • Anclaje pinza: Radial
  • Nº pistones: 4
  • Freno trasero: Disco 260mm
  • Neumático delantero: 110 /80 - 19
  • Neumático trasero: 150/70-17


Dimensiones


  • Longitud total:2.285 mm
  • Ancho total: 865 mm
  • Altura total: 1.410 mm
  • Distancia entre ejes: 1.555mm
  • Altura desde el suelo: 165 mm
  • Altura del asiento:850 mm
  • Peso en orden de marcha*:228 kg
  • Depósito de gasolina: 20 l



Compartir en Facebook Compartir en Delicius