Revista » Reportajes


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

MotoGP dará espacio a las motos eléctricas en 2019

JPdelaTorre JPdelaTorre

16/03/2017
MotoGP dará espacio a las motos eléctricas en 2019
La movilidad eléctrica es un hecho imparable, y Dorna, el promotor de MotoGP, quiere estar listo para recibirla. En 2019 podría incluir cinco carreras en su calendario de MotoGP.


Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna Sports, promotor del Campeonato del Mundo de MotoGP, ha revelado en el diario As, que MotoGP se plantea incluir carreras de motos eléctricas en el calendario de MotoGP en 2019. Aunque se trata de un proyecto al que todavía le queda camino por recorrer, la idea está muy desarrollada. Según Ezpeleta, se trataría de un calendario de cinco carreras que no formarían parte de un campeonato, sino que se integrarían en MotoGP a modo de complemento. Incluso se animó a desvelar que la primera carrera se podría llevar a cabo en Jerez, en 2019.


No sería la primera vez que las motos eléctricas se asoman a un Gran Premio, ya que hace unos años las motos del campeonato e-Power de la FIM y el TTXGP estuvieron presentes en Laguna Seca e Indianápolis.



Ezpeleta reveló muchos detalles que confirman que Dorna se ha tomado en serio el proyecto, como es el hecho de buscar una compañía del sector que se involucre instalando estaciones fotovoltaicas en los circuitos para generar energía limpia. Porque sería absurdo querer hacer gala de un compromiso medioambiental, mientras suenan de fondo generadores diésel que recargan las baterías…


Otro detalle importante revelado por Ezpeleta es que se plantean que cada equipo de MotoGP gestione una moto, así como los cuatro equipos de Moto2 más potentes. En total sería una parrilla de 18 pilotos. Y ya hay dos fabricantes de motos eléctricas interesados en el proyecto. No cabe duda que el ejemplo de la Fórmula E automovilística, que poco a poco gana espacio y apoyos, ha calado hondo, y Dorna no quiere dejar pasar la oportunidad.




Eléctricas e híbridas en resistencia


Anticipándose al proyecto de Dorna, el Mundial de Resistencia va a incorporar motos eléctricas e híbridas para el campeonato 2017-2018, que empezará en el próximo mes de septiembre con el Bol d’Or. Estas motos estarán presentes en la clase Open, una de las tres que componen el Mundial de Resistencia. Es la categoría motociclista que disfruta del reglamento más libre, ya que está abierto a motos no homologadas para producción, o motos de producción con modificaciones, tanto en motor como parte ciclo. Entre otras cosas, permite utilizar chasis artesanales, y sistemas de admisión no atmosféricos (turbo o compresor) para motores tricilíndricos de 800 cc y bicilíndricos de 1.000 cc, y tetracilíndricos de serie de 1.000 cc y tricilíndricos de 1.200 cc.


De esta forma, la movilidad alternativa al motor de combustión interna se abre paso en la competición. Además, también hay otros proyectos en marcha orientados a las motos eléctricas, que podrían entrar en escena en 2018. Se trata de la iniciativa de Francesco Pileri, que va a fabricar 50 motos eléctricas para competir en Moto3 en el CIV, el campeonato italiano, y que también podrían tener su hueco en el FIM CEV, dado que se está estudiando la forma en la que el reglamento permitiría la entrada de motos eléctricas en esta categoría.



El cortocircuito de la FIM e-Power

Las carreras de motos eléctricas no son nada nuevo. Arrancaron en 2009 con el TTXGP, disputado en el Tourist Trophy. Posteriormente la carrera pasó a denominarse Zero TT, y se sigue disputando de forma ininterrumpida y con bastante éxito, a pesar de que la inscripción no es excesivamente numerosa. Pero el hecho de que entre los inscritos figuren algunos de los pilotos míticos de la Isla de Man, como John McGuinness, Michael Rutter o Bruce Anstey, que han ganado la carrera en varias ocasiones, permite que se siga disputando y que goce de un reconocido prestigio.


Las prestaciones de las motos eléctricas en el TT son verdaderamente impresionantes. Anstey, ganador en 2016, se impuso a una media de 118,416 mph (190,572 km/h) con la Mugen, aunque el año anterior McGuinness, con la misma moto, marcó 119,279 mph (191,961 km/h). Lejos quedan las cifras del primer TTXGP, de 2009, cuando Rob Barber (Agni) ganó a una media de sólo 87,434 mph (140,711 km/h)…




La Federación Internacional de Motociclismo (FIM) tiene presente desde hace mucho tiempo la importancia de desarrollar competiciones de motos eléctricas, y en 2010 puso en marcha el FIM e-Power, un campeonato dedicado a este tipo de motos. A pesar del gran interés de la federación y la amplia promoción que se le quiso dar, fue un absoluto fracaso. Integrado en el Mundial de Resistencia, se alió en 2011 con el campeonato TTXGP, que en 2010 había roto con el Tourist Trophy desarrollado su serie de manera independiente en Estados Unidos. El proyecto de combinar ambos campeonatos no funcionó.


En 2013 se creó la Copa Mundial FIM e-Road Racing, con ocho carreras en Europa y Norteamérica, y una final mundial en Asia. Sólo se disputaron seis pruebas y no hubo final mundial. Desde entonces, las carreras de motos eléctricas permanecen abandonadas a su suerte, y sólo el Zero TT resiste el paso del tiempo.





Compartir en Facebook Compartir en Delicius