Revista » Reportajes


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Las motos más rápidas del mundo / Portalmotos

Fede Asensio Fede Asensio

16/12/2016
Las motos más rápidas del mundo / Portalmotos
Aunque resulta tabú hoy en día, no sólo hablar, sino casi imaginarlo, mirando el catálogo hay varias motos en la actualidad capaces de superar la barrera de los 300 km/h.


El pasado mes de julio, Kenan Sofuoglu, el piloto más exitoso de la historia en el Campeonato del Mundo de Supersport con cinco títulos en su haber, fue capaz de alcanzar los 400 km/h con una Kawasaki H2R. El piloto turco lo consiguió en menos de 30 segundos y llevó a cabo esta proeza en el nuevo puente Osman Gazi que une Estambul con Izmirla, con una longitud de 3 kilómetros, lo que lo convierte en el cuarto puente colgante más largo del mundo.

 

Su logro no dejó a nadie indiferente y menos con una moto que está al alcance de cualquier mortal. Bueno, de aquél que la pueda pagar. Esa proeza alimentó nuestra curiosidad y tiramos de hemeroteca para saber qué motos son actualmente capaces de alcanzar los 300 km/h. Y no tardamos en averiguar que hace casi dos décadas que los fabricantes mostraron especial interés en superar esta sorprendente barrera. Honda, con su CBR1100XX, fue la primera en romperla, aunque la reina de la velocidad por excelencia desde 1999 fue la Suzuki Hayabusa que, gracias a su diseño, siempre ha buscado romper los récords establecidos.




 

Este estatus lo ha tenido durante mucho tiempo, ya que las “fast bikes” han pasado por momentos en los que no han sido tan bien recibidas como lo eran en los años 90. De hecho, con la entrada del nuevo milenio, hubo un pacto entre fabricantes japoneses en el que limitaron a 300 km/h la velocidad máxima real.

 

Sin embargo, Kawasaki siempre ha ido en busca de alcanzar nuevas cotas con motos como la ZX-10, la ZZR 1100 o la ZZR 1400, su buque insignia. Pero el lanzamiento en 2015 de las Ninja H2 y H2R –la misma con la que Kenan Sofuoglu voló-, ambas propulsadas por un motor con compresor, llamó la atención. Veamos qué motos de producción capaces de plantarle cara. Conozcamos las motos más rápidas del mundo.

 

 


BMW S1000RR




 

193 caballos para 204 kilos. Con estas cifras se presentó la versión de calle de la BMW S 1000 RR, sin duda alguna, una de las motos más esperadas y que más expectación ha levantado en los últimos años. Mientras que el anterior récord estaba en casi los 309 km/h, en los BUB Speed Trials (las pruebas de velocidad que se celebran en la laguna salada de Bonneville), la nueva BMW S1000RR dio varias pasadas registrando una velocidad máxima de 316,10 km/h.


 

Ducati 1199 Panigale R

 




Con un precio cercano a los 35.000 euros, la Ducati 1199 Panigale R no es una moto para todo el mundo, pero es única entre las motos deportivas. Desarrollada para competir en circuito, su aspecto sencillo (pura esencia italiana) ya emociona, pero además, algunas de sus características son excepcionales, como sus 195 CV para apenas 188 kg, que le permiten dar una relación peso/potencia estratosférica, inferior a 1 kg/CV. Se han alcanzado velocidades por encima de los 310 km/h reales.

 


Kawasaki Ninja H2R





 

Kawasaki siempre se ha salido por la tangente en el sector de las dos ruedas, y las novedosas H2 y H2R con motores sobrealimentados por compresor volumétrico son una muestra más. Con la Kawasaki Ninja H2R, la firma japonesa ha creado una moto capaz de ofrecer 326 CV con el Ram Air soplando a tope. Para hacernos una idea, una MotoGP entrega unos 260 CV. Es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 357 km/h y, como era de esperar, no está homologada para circular por la calle. Aunque su hermana H2, de “solo” 200 CV, sí.

 


MTT Turbine Superbike Y2K




 

El fabricante de turbinas de alto rendimiento Marine Turbine Technologies es el responsable de esta locura. Oficialmente tiene un Récord Guinness como la moto de producción más potente del mundo gracias a su motor de turbina Rolls-Royce 250-C20 que entrega una potencia de 320 CV y que le permite alcanzar los 365 km/h. Desde que se lanzó en el año 2000, solo se sacan a la venta cinco unidades al año por 150.000 dólares (133.000 euros).

 


MV Agusta F4 R312



 


Otra máquina de producción en serie que te deja helado es esta belleza italiana que te lleva hasta los 312 km/h. Ser una factoría pequeña y artesanal ha permitido a la marca de Varese encontrar soluciones técnicas muy personales, y la calidad se encuentra en todas y cada una de las piezas que componen la R312. Sobre la base montada de la F4 1000 se ha buscado un mayor rendimiento a través de la culata, nuevas válvulas de titanio y con su característica distribución en posición radial.

 


MV Augusta F4 1000 RR




 

La F4 ha sido desde su aparición el máximo exponente de los modelos deportivos de MV Agusta y, además, el estandarte de la marca gracias a las líneas de Massimo Tamburini y a sus prestaciones. La F4 RR es la moto más moderna y efectiva que ha salido de la fábrica de Varese. Su propulsor entrega una potencia de 183 CV y es capaz de alcanzar los 308 km/h de velocidad máxima. No solo tiene esa esencia que hace especiales a las motos italianas, también dispone de la tecnología más actual en forma de una completa electrónica.

 


Suzuki Hayabusa GSX-1200R



 

De entre las “fast bikes”, la Hayabusa es probablemente la más célebre y famosa. Su primer modelo fue creado para ser la moto más rápida del planeta, con un motor potente y una aerodinámica muy estudiada. El primer modelo que vio la luz era capaz de alcanzar los 318 km/h con una potencia máxima de 194 CV. Durante mucho tiempo lo fue y, desde entonces, ha ido evolucionando sobre esa base, pero actualizada con ligeros cambios estéticos, mayor cilindrada, potencia y ayudas electrónicas, pero siempre limitada.





Compartir en Facebook Compartir en Delicius