Revista » Reportajes


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

El Mundial de SBK tendrá un reglamento próximo al de Superstock

JPdelaTorre JPdelaTorre

14/07/2017
El Mundial de SBK tendrá un reglamento próximo al de Superstock
El Mundial de SBK se prepara para próximos e inmediatos cambios. Todo indica que la incorporación de la centralita única se hará realidad en 2018, pero también cambiará su reglamentación, que será más básica.


Carmelo Ezpeleta asegura que no basta con la centralita única. Hay necesidad de cambiar las reglas de juego en el Mundial de SBK. El campeonato para motos de producción sigue teniendo un enorme atractivo y resulta muy apreciado entre los aficionados, y los fabricantes lo consideran como un elemento esencial como escaparate de sus productos. Sin embargo, esta temporada está quedando en evidencia la necesidad de actualizar su reglamentación e introducir cambios para conseguir hacer la competición más atractiva, porque en determinados momentos ha resultado bastante monótona.


Melandri (33) salió mal y eso dio una oportunidad a los otros pilotos.



Uno de los mayores problemas es que el número de aspirantes al podio o a la victoria es muy reducido: sólo los equipos oficiales de Kawasaki y Ducati, mientras que las otras marcas y las escuderías privadas ven que sus aspiraciones a un buen resultado son muy limitadas y dependen en gran medida de un fallo de los cuatro hombres de cabeza, Rea, Sykes, Davies y Melandri. Sólo en dos de 16 carreras disputadas hasta ahora ha habido otros dos nombres en el podio, y uno de ellos, Leon Haslam, era un “wild card”, en Donington Park.


Después de la monótona segunda carrera de Laguna Seca, en algunos foros se levanta la voz contra la pérdida de atractivo del campeonato, pero no conviene perder la perspectiva. La primera carrera resultó interesante, con la llegada de Davies sobre las Kawasaki y su espectacular pilotaje. Y en la anterior cita, Misano, hubo emoción hasta la última curva. Por eso, no conviene dejarse llevar por la última impresión. No obstante, dentro del campeonato hay preocupación por la gran diferencia entre los líderes y el resto de los equipos. Genesio Bevilacqua, patrón del Althea Racing, se cuestiona su continuidad en el Mundial. Finaliza contrato con BMW y no descarta ir al BSB o intentar la aventura en el Mundial de Moto3. Y no es el único.


Xavi Forés, quinto en las dos carreras de Laguna Seca, logró lo máximo a lo que puede aspirar un privado en SBK.

Centralita única

La Comisión de SBK estudió la cuestión de la centralita única en Montmeló, y está en discusión incorporarla al campeonato en 2018. El debate es intenso y se espera que se tomen decisiones muy pronto. La gran pregunta es saber cuál sería la centralita elegida. Algunos equipos, como Honda y Yamaha, sugieren que se emplee la ECU utilizada en el BSB, desarrollada por MoTeC. Algunos experimentan por su cuenta. Honda, que en el Mundial de SBK emplea electrónica Cosworth, va a usar centralitas Magneti Marelli en sus CBR1000RR de las 8 Horas de Suzuka.


Bevilacqua, una voz sólida dentro del campeonato, con amplia experiencia en diferentes marcas, ya que su escudería ganó el título con Carlos Checa en Ducati, y ha corrido con Aprilia y BMW, considera que la ECU única no es la solución. Cree que lo que se necesita es modificar el reglamento, y que la ECU debe ser optativa para el equipo, porque así considera que sí se conseguiría equilibrar las fuerzas.


No obstante, no todo depende de la electrónica ni la reglamentación. La base de partida de una moto es esencial. Suzuki tiene una nueva GSX-R 1000 R que es, a decir de todos, una excelente moto a nivel básico, pero a la hora de rendir al más alto nivel no consigue ser suficientemente efectiva. Yukio Kagayama trabaja para Suzuki intentando afinar la moto, participando en diferentes campeonatos, y mientras tanto el fabricante japonés es la única gran marca que sigue sin tener presencia en el Mundial. Es cierto que lidera en MotoAmerica de la mano de Toni Elías y Roger Lee Hayden, pero ahí no están Kawasaki ni Ducati, y en el BSB tampoco destacan: Kawasaki y Ducati también controlan la situación.


Yamaha, BMW y Honda, además de Aprilia y MV Agusta, no tienen opciones frente a Kawasaki y Ducati.


Ezpeleta quiere reglamento Superstock

El consejero delegado de Dorna Sports, Carmelo Ezpeleta, también se ha pronunciado sobre la situación del Mundial de SBK y el camino que ha de seguir. Y ha recalcado una vez más la necesidad de que se recupere la esencia de la competición, que la base del campeonato vuelva a ser las motos derivadas de producción, regresando a la idea original de 1988.


“Actualmente las Superbike son más prototipos que motos de producción”, recalcó Ezpeleta en unas declaraciones a los medios británicos. “En el pasado, Superbike fue concebido como un campeonato que quería competir con MotoGP, pero eso no funcionó. No puedes competir con MotoGP. Hay que volver a la idea original, insiste Ezpeleta.


¿Y cómo se consigue eso? Según el CEO de Dorna, no sólo hay que recurrir a la centralita única, que es una aportación positiva pero no es la única solución. Es algo más complejo, y lo primero es que todos los equipos estén de acuerdo en incorporar el reglamento Superstock 1000 a las Superbike. Y sólo después llegaría la centralita única.




Compartir en Facebook Compartir en Delicius