Revista » Reportajes


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Ducati y el motor V4, más allá de la Apollo y la Desmosedici RR

JPdelaTorre JPdelaTorre

09/08/2017
Ducati y el motor V4, más allá de la Apollo y la Desmosedici RR
La presentación de la Ducati 1299 Panigale R Final Edition el mes pasado en Laguna Seca, marca el final de una era para el fabricante italiano, que comenzará en 2018 la producción en serie de su nueva V4.

Tal vez ningún otro fabricante de motocicletas haya ligado su nombre tan estrechamente a un motor como Ducati lo ha hecho con su bicilíndrico deportivo. Hoy estamos aquí para celebrar su historia, como también estamos en la cima de una nueva era en la que nuestro sistema desmodrómico se empleará en una nueva generación de motores V4 derivados de su amplia experiencia en MotoGP”, anunciaba Claudio Domenicali, consejero delegado de Ducati Motor Holding, en la presentación de la Ducati 1299 Panigale R Final Edition en Laguna Seca, aprovechando la parada del Mundial de SBK en territorio norteamericano, uno de los principales mercados del fabricante italiano.


La Ducati 1299 Panigale R Final Edition luce la decoración tricolore de la primera Ducati 851. Todo es tremendamente simbólico. Marco Lucchinelli ganó la Batalla de las Twins en 1986 con la Ducati 750 F1, con esa misma decoración. Aquel fue el último motor refrigerado por aire y con carburadores, herencia histórica del ingeniero Fabio Taglioni. En 1987 apareció la 851, diseñada por Massimo Bordi, la primera Ducati con inyección electrónica, refrigeración líquida y cuatro válvulas, la moto que habría de cambiar la historia de la marca.


Por eso, a la hora de abrir una nueva era en Ducati con la futura llegada del motor V4, todavía en fase de desarrollo dinámico, se ha querido vincular el origen y el final del bicilíndrico a esa imagen, la misma que lucio la Ducati 851 en su lanzamiento, con su decoración tricolore. Ese motor inicio una larga saga: 851, 888, 916, 996, 998, 999, 1098, 1198, y finalmente la Panigale 1199 y 1299, y con ella Ducati se convirtió en un mito en el Mundial de SBK. De hecho, la 851 en manos de Lucchinelli gano la primera carrera de la historia de SBK. Y con la conseguida por Davies en Laguna Seca el pasado 8 de julio, son 334 triunfos los logrados por Ducati y su bicilíndrico.


Ducati Apollo


La primera Ducati V4 fue esta mastodontica Apollo, pensada para el mercado norteamericano.

Sin embargo, el futuro V4 de superbike no es el primer motor Ducati con esa configuración. Curiosamente, la primera V4 de Ducati fue un prototipo que nunca vio la luz. Se trato de la Apollo, un encargo del importador norteamericano de Ducati en Estados Unidos, los hermanos Berliner, que en 1964 encomendaron al departamento técnico una moto con la que hacer frente en el mercado norteamericano a Harley-Davidson.


El objetivo de los Berliner era poder ofrecer la moto a la policía norteamericana, y así se diseñó una moto de aspecto mastodóntico, totalmente ajena a los cánones del gusto europeo, y se concibió un motor V4 que pudiera ofrecer una gran potencia. Tenia un motor V4 a 90º de 1.257 c.c. (84,5 x 56 mm), refrigerador por aire, con cuatro grandes carburadores Dell’Orto, y una potencia de 80 CV a 6.000 rpm, con la opción de desarrollar una versión Sport de 100 CV, potencia absolutamente desmesurada para aquella época.


Sólo llegaron a fabricarse dos unidades, y en las pruebas se mostró casi inconducible. Ademas, surgió otro problema: no había neumáticos que fueran capaces de aguantar semejante peso y potencia. Se decidió rebajar la potencia hasta los 65 CV, y montar neumáticos Pirelli 5 x 16. Pero aquella mole, de 270 kilos de peso, no convenció a nadie.


Ducati Desmosedici


El motor de la Desmosedici estaba derivado completamente de la MotoGP de carreras.


Cuando Ducati entró en el Mundial de MotoGP en 2003, lo hizo conservando sus mas importantes señas de identidad: la distribución desmodrómica y el bastidor multitubular de acero, pero diseñó un motor V4 que rompía con su tradición bicilíndrica. Era la Ducati Desmosedici, una excepción, porque se trataba de una moto de carreras, pero en 2007 lanzó una edición matriculable de la Desmosedici GP06, con su motor V4 a 90º y una cilindrada de 989 c.c. Aquella moto era básicamente una MotoGP matriculada.


Se dulcificaron algunas cotas del chasis, pero compartía la misma geometría de la moto de carreras. Su motor giraba a 14.200 rpm, y contaba con un kit de escape para circuito, que combinado con una modificacion en la electrónica de la moto le permitía pasar de los 188 a los 200 CV para su uso en circuito. Teniendo en cuenta su reducido peso, sólo 171 kilos, eran unas cifras impresionantes. Incluso Bridgestone desarrollo unos neumáticos especiales para Desmosedici RR, con una medida 200/55-16, totalmente inusual.


El nivel de acabados era el que cabia esperar de una moto de edición limitada que estaba a la venta por algo más de 68.000 euros. La producción se inicio en octubre de 2007 y concluyoó en diciembre de 2008. Hasta la llegada de la futura V4, cuyo denominación sigue siendo un secreto, habrá que conformarse con esta especialísima versión de la Panigale: 209 CV, 179 kilos de peso –¡sólo 11 más que la versión de carreras!-, un par motor de 14,5 kgm a 9.000 rpm, y toda la electrónica imaginable, y por un precio de unos 45.000 euros. Se espera para este otoño, y su venta para 2018, aunque la versión de carreras no saltará a pista hasta 2019.


La Ducati Desmosedici RR fue la primera V4 de Ducati que se comercializo, aunque fue una edicion limitada.


Compartir en Facebook Compartir en Delicius