Update CMP
Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame


Yamaha Super Tenere XT 1200Z - Segunda opinión - OffRoad

moriwoki moriwoki
Moriwoki, apodo que lleva más tres décadas con Tomás Pérez: Novelista, ex piloto de raids, de enduro, de vespas..., piloto actual de la Mac90. Más de 40 años subido en una moto, corriendo y viajando.

Segunda opinión de la Yamaha Super Tenere XT1200Z

La leyenda comenzó a forjarse hace más de siete lustros sobre las arenas marcianas de un desierto con tres acentos; allí tomó vida por primera vez una nueva forma de concebir la aventura, una nueva manera de sumergirse en una carrera, un nuevo estilo de sentir la moto: El Ténéré.

Cuando apareció en el mercado la primera Súper Ténéré, allá por los finales de los ochenta, muchos nos echamos las manos a la cabeza al imaginar aquel monstruo de dos cilindros y nada menos que 750 c.c. abordando sin complejos una trocha o un sendero. ¿Qué puedo decir ahora con todo lo que después se nos ha venido encima?

La nueva Yamaha Súper Ténéré 1200 guarda el formato y la arquitectura de aquella primera 750, que no sólo mantengo perfectamente en mi memoria, sino que todavía veo alguna unidad atravesando la gran urbe, tan lejos de su originario desierto. Me han encargado que describa su comportamiento fuera de la carretera en un breve espacio y tras una escueta toma de contacto sobre la tierra y las piedras.

Para empezar diré que la moto se siente cómoda y natural al conducirla de pie, su ergonomía acoge tus manos y tus brazos en una posición eminentemente relajada. Pero antes de continuar hagámonos una pregunta para situarnos mejor en el lugar que ocupa esta moto en el mercado de las maxi-trail:
¿Cuáles son las dos referencias, los dos extremos, con los que se enfrenta esta máxima expresión de las Ténérés?
Tan obvio como la sobriedad alemana perpetuada a lo largo de tres décadas en un lado, como la brutalidad extrema contenida dentro de un diseño italiano y dominada por la sofisticación electrónica.

Podríamos decir que con sus 120 CV la Yamaha se aproxima al término medio entre ambas. El brío de su motor bicilíndrico en paralelo y la templanza de un sencillo réquiem digital modelando su curva de par y de potencia. Aventaja en agilidad a la BMW por su evidente diferencia de anchura y supera en los caminos pedregosos a la Ducati gracias a su llanta delantera de 19 pulgadas montada sobre radios y a su horquilla, podríamos decir de cross tratándose de una maxitrail, con 190 mm de recorrido.
Sin embargo y a pesar de mostrar esa ventaja a la hora de pasar sobre regueros transversales o piedras angulosas, no lo es tal a la hora de adentrarse por los senderos más angostos, donde la estrechez del Testatettra en ele de la Ducati gana la partida, dotando a la Multistrada de una soltura que no muestra la Yamaha, ni mucho menos el bóxer de BMW.

Esta Súper Ténéré 1200 pasa por los caminos irregulares, rotos a veces por la lluvia y sembrados de cantos puntiagudos, con una fluidez que puede llegar a hacerla divertida si disponemos de un mínimo margen en los lados de esos caminos. La geometría de esta moto, por otra parte, facilita una notable frenada yendo de pie y echando el cuerpo hacia atrás, apoyada en el buen agarre que ofrecen, guardando el equilibrio tierra-asfalto, los Bridgstone Battle Wing BW-501; aunque siendo intervenida, eso sí, por el conservador criterio con que se ha programado el ABS.
Demasiado intrusivo, a mi modo de ver, para cualquiera que tenga una mínima experiencia off road.

Por su parte, el control de tracción poco o nada permite aplicar los principios fundamentales de la conducción fuera del asfalto y parece estar más bien orientado, como el ABS, hacia el incauto rutero que se aventure a entrar por la tierra sin mover un solo músculo de la postura que traía en la autopista que acaba de abandonar.

Concluyendo, podemos decir que las cualidades fuera de carretera de esta Súper Ténéré 1200 permiten a su piloto hacer algo más que una incursión por las pistas de tierra, llegando a divertirnos si contamos con ciertas aptitudes off road, desde luego, si se desconecta el control de tracción y si además se dispone de cierto espacio en los márgenes del camino o sendero a la hora de abrir gas con decisión sobre la tierra.

Texto: Tomás Pérez

Compartir en Facebook Compartir en Delicius