Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



SUZUKI INTRUDER C800C – Prueba – Una ‘custom’ con carácter para hacer disfrutar

Daniel Pérez Daniel Pérez

29/07/2015
Intruder C800C/Suzuki Intruder C800C - Prueba
Ponemos a prueba la Suzuki Intruder C800C, una cruiser o custom de estética americana que destaca por su originalidad y por priorizar comodidad y suavidad de conducción. Carácter y disfrute a los mandos de esta Suzuki Intruder C800.




Ya la estás viendo. No te quepa duda de que, con este Suzuki Intruder C800C, no pasaras desapercibido. Estamos ante el modelo cruiser o custom de Suzuki que se lleva la palma a la hora de atraer miradas por la calle.


Por fuera, observamos la cantidad de componentes en cromado, incluyendo sus imponentes y largos tubos de escape, el acierto en la pintura y su diseño de formas redondeadas en todos los carenados exteriores, destacando el detalle de acabado de los guardabarros delantero y trasero. En líneas generales, creemos que el conjunto habla de cómo Suzuki ha trabajado para conseguir y ofrecer un producto de imagen y diferenciador.


Si lo combinamos con un motor de sonido caracterizado y ronroneante, la transmisión de vibraciones a través de unas grandes plataformas, una caja de velocidades y cambios con la suavidad que caracteriza a Suzuki, sus dimensiones, alargada y voluminosa para la búsqueda de un confort, altura de conducción muy baja, el manillar muy ancho, posicionado a una altura neutra para alturas normales y terminado hacia atrás para llevarlo justo a las manos del conductor, hacen que esta custom se alce como un producto muy muy logrado.


Nos subimos a la Suzuki INTRUDER C800C


Recogemos esta INTRUDER en la ciudad. De primeras, nos llama la atención su enorme asiento de conductor, muy confortable, un panel de instrumentos mezcla entra retro y digital sobre el depósito de combustible, con los datos en formato analógico para la velocidad y en formato digital para indicador de marcha, nivel de combustible y odómetro.


Es al montarnos cuando nos percatamos de veras de sus dimensiones, de dos metros y medio con un peso de aproximadamente 270 kg, lo que esperamos repercutirá en una mayor dificultado, a priori, para movernos por según qué calles y entre el tráfico. Pero también es cierto que una vez que nos hacemos a la idea, de sus dimensiones, sobre todo por su longitud, y de sus reacciones, entendemos que no se trata de una moto para pelear por la ciudad contra el tráfico, sino más bien, para dejarnos llevar y disfrutar, para pasear por la calles. Aunque es cierto que dependiendo de qué maniobra se nos antoje, puede ser un hándicap, también debemos decir que mientras que no tengamos que hacer ninguna maniobra fuera de lo normal, esta SUZUKI INTRUDER se mueve con ligereza gracias a la capacidad y suavidad de su motor, que nos permite aceleraciones considerables en ciudad y un cambio de marchas tan suave que no tiene nada que envidiar nada a otras motos más urbanas. Además, su manillar se encuentra en una posición muy cómoda, cayendo sin pedirlo a una posición natural de brazos y manos, aunque un poco abierto como para pensárselo bien antes de pasar entre los coches tanto en marcha como a semáforo cerrado.


Después de un buen rato por la ciudad conseguimos afianzarnos rápidamente con sus dimensiones, características y os aseguro que es muy fácil disfrutar, sintiendo el ambiente de la ciudad, balanceando por sus avenidas anchas, gracias a la suavidad y seguridad de posición que nos transmite en todo momento, llamando la atención de otros conductores y peatones en los semáforos.


Salimos a carretera de autopista, y es aquí donde realmente empezamos a disfrutar de todo lo que esta moto puede ofrecernos, sin poner un pie en el suelo. Y nunca mejor dicho porque la SUZUKI INTRUDER C800C nos ofrece unas plataformas de apoyo para los pies muy grandes en las cuales podemos apoyar perfectamente las botas para descansar, así como seleccionar fácilmente el cambio de marcha tanto en las bieletas delantera como en la trasera adicional a tal efecto, en su plataforma izquierda. Intentamos coger velocidad de crucero, cambiando marchas de una manera suave, pero es el motor bi-cilíndrico en V a 45º, de 805 cc y 52 CV, de inyección electrónica refrigerado por agua, con el radiador bien disimulado con el chasis, el que nos indica clara y rápidamente con sonido y vibraciones que estamos hablando de entre 100 y 120 km/h. Este motor incorpora el sistema de Suzuki de segunda válvula de mariposa en la admisión con control electrónico y doble bujía por cilindro, lo que ayuda a obtener unas aceleraciones suaves y progresivas en regímenes bajos y medios, empezando a notar las vibraciones si mantenemos regímenes altos.


Es a estas velocidades donde vemos lo mejor de ella, apurando la cuarta marcha y metiendo la quinta para relajar el motor. En seguida vemos lo que es sentir el viento tanto en las piernas, que nos hacen apretarnos contra el depósito, así como en torso y cabeza, ya que la falta de protección contra éste es evidente, pero quien dijo “aire” cuando elegimos una custom. Aun así, siempre tenemos la posibilidad de montar pantallas por accesorios si es el gusto. A estas velocidades sientes las vibraciones emanadas desde su ronroneante motor y transmitidas por su bastidor, llegando a hacerse muy evidentes a regímenes altos de motor o a velocidades por encima de 120 km/h, en el manillar, pero sobre todo en las plataformas de apoyo de los pies.


Nos adentramos por carreteras convencionales, donde su propio límite de velocidad nos hace ir a un régimen óptimo para esta moto. Es en este tipo de carretera donde podemos sacar lo mejor de esta SUZUKI INTRUDER C800C, podemos sentir perfectamente la posición baja de conducción, enlazando curvas con una estabilidad muy buena en curvas más o menos abiertas, pero pidiéndonos atención en curvas cerradas que nos obligan a buscar el compromiso con la velocidad. Sus frenos equipados con disco de pinza de doble pistón en la parte delantera y de tambor de gran diámetro en la parte trasera son más que suficientes, aunque puede que el freno de tambor trasero sea un poco justo en respuesta, sobre todo si vamos acompañados.


El motor suena en su régimen óptimo, su cambio y la transmisión cardan nos proporcionan una sensación de agarre y tracción al curvear, pero no podemos recrearnos ya que las plataformas de los pies, en seguida nos recuerdan su altura baja llegando a rozar si apuramos la tumbada.


Después de andar muchos kilómetros por carretera convencional, podemos decir que no acusamos ningún esfuerzo sobre nuestro tronco y piernas, a pesar de nuestra baja posición de conducción, sino que más bien lo estamos pasando muy bien bailando en las curvas, con una moto ideal para este tipo de carreteras. En cuanto a la suspensión, tanto delantera de dos horquillas como trasera, la configuración absorbe perfectamente el peso del conductor contra las imperfecciones de la carretera e incluso si por descuido olvidas frenar ante alguno de los badenes al cruzar una población urbana.


CON LA MANO EN EL CORAZÓN


Después de la sesión de pruebas nos queda muy claro que si buscas algo diferente y cómodo dentro del estilo custom o cruiser, para disfrutar de pasear en moto, esta puede ser tu alternativa.


Lo bueno


Estética custom muy lograda

Posición de conducción

Suavidad de cambios


Lo menos bueno


Vibraciones a altas revoluciones o velocidades

Protección contra el viento a altas velocidades

Sus tubos de escape cuando están calientes, quedan al alcance del acompañante.

Freno de tambor trasero


DATOS DE INTERÉS


PVP: desde 9.000 euros

Consumo prueba Mixto: 5.3 l/100km

Kilómetros de la prueba: 300 km


FICHA TÉCNICA SUZUKI INTRUDER C800C


Motor


Tipo

Motor bicilíndrico, V-twin a 45º, 4 tiempos, refrigerado por agua, SOHC

Diámetro x carrera

83.0 mm x 74.4 mm

Cilindrada

805 cm3

Potencia Nominal

52 CV

Relación de compresión

9.4 : 1

Control de la mezcla y gestión del motor

Inyección electrónica

Control de emisiones

EURO III

Prestaciones y Consumo


Tipo de combustible

Gasolina sin plomo 95-98

Sistema eléctrico


Tren de rodaje


Caja de cambios

Cinco velocidades de toma constante

Transmisión

Cardán

Chasis y frenos


Chasis

Doble cuna en acero

Rueda y suspensión delanteras

Telescópica, amortiguación hidráulica

Rueda y suspensión traseras

Amortiguación hidráulica, precarga de muelle ajustable en 7 posiciones

Recorrido de las suspensiones delantera / trasera

140 mm / 105 mm

Distancia entre ejes

1.450 mm

Avance

141 mm

Ángulo de la dirección

33.2 °

Llantas

De aluminio

Llanta delantera

16"

Llanta trasera

15"

Neumático delantero

130/90-16M/C 67H

Neumático trasero

170/80-15M/C 77H

Freno delantero

Doble disco de 300 mm de diámetro, de doble pistón

Freno trasero

Tambor de 180 mm de diámetro

ABS


Dimensiones y pesos


Longitud

2.500 mm

Anchura (con retrovisores)

700 mm

Altura

1.110 mm

Altura del asiento

700 mm

Longitud del arco de paso

1.655 mm

Peso con el depósito lleno 277 kg

Capacidad del depósito

17.5 l





Texto: DANIEL PÉREZ


Fotografía: DANIEL PÉREZ



Compartir en Facebook Compartir en Delicius