Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



SUZUKI GSR750 - Prueba Moto - Ágil y polivalente

Sergio Hidalgo Sergio Hidalgo
Apasionado de las motos con 20 años de experiencia en rutas, viajes, incursiones a circuito y desplazamientos al trabajo. Monitor de Portalmotos y piloto de la MAC.

21/05/2012
Suzuki GSR 750 con ABS/Vídeo de la Suzuki GSR 750 con ABS
Suzuki siempre encuentra la virtud, y esta se encuentra siempre en el punto justo. Con esta GSR 750 Suzuki pone a la venta una moto muy apetecible para el motero medio, con potencia y ligereza. Prueba de la Suzuki GSR 750... ahora con ABS.

"Ligera como una 600 y potente como una 1000", este es el argumento que durante años ha hecho a más de uno forrar su habitación de pósters que luchan espectaculares fotos de la Suzuki GSX-R750. La pérdida de peso y la ganancia en potencia de las deportivas más agresivas de litro que hay actualmente en el mercado consiguen dejar este argumento algo obsoleto. Pero no deja de ser verdad que un tetracilí­ndrico de 750cc consigue un compromiso muy a tener en cuenta.


Ahora bien, si lo que esperas encontrar al subirte a la GSR es una agresiva streetfighter, una deportiva como la GSX-R 750 que ofrezca una postura de conducción más amigable con tus problemas de cervicales te llevarás una desilusión. La GSR sí monta, como vimos en la prueba que hicimos hace un año, el motor de la GSXR 750 del 2005, pero domado. Le han quitado cerca de 40 C.V con el fin de conseguir un motor más lleno a pocas revoluciones. Desgraciadamente no parece que la mejora sufrida en bajos y medios justifique la pérdida de la patada que tenía en altos.


Y es que, efectivamente hay que acercarse a esta moto con otros ojos, porque como naked para todo resulta una moto muy aconsejable. Ah ¿Y por qué la probamos de nuevo? porque Suzuki la lanza, como ya avisamos en nuestra anterior prueba, con frenada asistida por ABS de úlltima generación, un acierto, no sólo por poder salvarte de un susto sino por la tranquilidad que te da llevarlo en situaciones comprometidas.


Esta Suzuki es una naked amigable, con un motor y chasis orientados a hacer fácil la conducción en ciudad y carreteras de curvas de fin de semana. Completamente aconsejable a usuarios con menos experiencia, pero nunca novatos, claro.


Ciudad


La GSR se encuentra como pez en el agua por ciudad. Tiene un asiento bajo y estrecho, un motor suave al que no hay que llevar subido de vueltas y unos retrovisores pensados para no chocar contra los de ningún coche. Se siente pequeña y juguetona y te verás con una sonrisa en los atascos más crudos. Una muy buena opción si tu moto es tu medio habitual de transporte.


Carretera


Tuve la buena suerte de pilotar esta moto durante una semana entera y la mala  suerte de no pisar suelo seco en ninguno de los siete dí­as que la cogí. Suzuki ha conseguido afinar de tal manera esta moto que no te llevas sorpresas que te obliguen a pasar por un pequeño proceso de adaptación.


El puño del gas es exquisito, no hay retardo alguno al empezar a acelerar. El cambio es de los que mantienen la fama de Suzuki de hacer cambios finos y precisos y el motor es muy lineal, respondiendo con obediencia a los movimientos del puño derecho.


Es una moto predecible y estable. No he tenido oportunidad de buscar los límites de esta GSR (o al menos los más) y me he quedado con un sabor agridulce aparte de con ganas de sacarle algo más de información. Lo que sí­ puedo decir es que es una moto ágil que sugiere diversión a raudales. La horquilla invertida y el amortiguador son regulables en precarga y con un tarado de serie bueno. En las condiciones probadas me transmitieron seguridad, sin movimientos raros en ningún momento. Parte de la culpa también la tendrá el chasis de doble viga de acero que une el conjunto.


La GSR tiende a levantarse al frenar con la moto tumbada (en realidad todas, pero sí­ me parecía algo más sensible en este sentido). Esto puede resultar un problema al entrar en una curva que no sabes que se cierra.... si frenas, porque una opción menos peligrosa en este tipo de situaciones es tumbar más la moto (aunque nuestro cerebro nos diga lo contrario).


La frenada también es suave, por un lado, y con una potencia humilde pero sin complejos teniendo en cuenta el sector en el que se mueve (Kawasaki Z750, Yamaha FZ8), tanto por precio como por componentes montados. La GSR está equipada con dos discos delanteros de 310 mm mordidos por pinzas flotantes de dos pistones y un disco trasero de 240 mm y pinza también flotante de un pistón.


Pero eso sí­, los frenos vienen acompañados por ABS, que no hará que la GSR frene mejor pero sí nos salvara de algún susto, sobre todo si la usamos mucho por ciudad. Y como digo arriba nos dará tranquilidad. Cuando usas la moto a diario al final te encuentras más de un día, frenando encima de un paso de cebra mojado, o encima del aceite de los autobuses de un carril-bus, con hielo en los arcenes, o incluso quitando los copos de nieve que caen sobre la visera del casco.


Autopista


Aerodinámicamente está tan bien diseñada como todas las naked, pero por lo menos es estable y el motor se deja exprimir sin rechistar. Respetando las velocidades permitidas se va a gusto, con una posición que resulta cómoda y en la que encontramos todos los mandos en su sitio. El que no encontrarás los mandos en su sitio, o al menos unas asas, es el pasajero. Y es que la estética del agresivo colí­n diseñado para la GSR se resentirá. Sin embargo sí se ha dejado espacio para guardar un antirrobo en forma de U debajo del asiento.


Tiene un consumo a ritmos medios de unos 7 litros a los cien y una autonomí­a de unos 200 Kilómetros hasta el encendido del piloto de la reserva.


Suzuki ofrece una bolsa sobredepósito y otra para el colín como accesorios y una cúpula que nos ayudará en viajes largos. Y si queremos darle un aspecto más agresivo podremos ponerle una tapa al colí­n y diversos adhesivos y tapas de aspecto de fibra de carbono, además de una quilla.


La GSR 750 se descubre como una moto muy fácil de conducir, ideal para el día a día y con rasgos deportivos. Si no nos dejamos engañar por su estética agresiva, motor proveniente de la GSXR750 y los videos de Stunt que encontramos en la red la encontraremos como una moto muy recomendable como moto polivalente (ganadora en su sector el año pasado en más de una revista inglesa).


Además ahora, con ABS.


Sergio Hidalgo


Con la mano en el corazón

Suave y fácil de conducir, ideal para jugar con ella en carreteras de curvas y colarse entre los coches en ciudad.


Una moto para...

...gente que usa la moto para ir al trabajo y disfruta de salidas de fin de semana por la sierra.


KILÓMETROS PRUEBA - 350 Kms


PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autoví­a) 50%-45%-5%


Ficha Técnica Suzuki GSR750

Cilindrada: 749 cc

Potencia: 106 CV a 10.000 rpm

Motor: 4 cilindros en línea y 4 tiempos, DOHC

Diámetro por carrera: 72 mm x 46 mm

Refrigeración: Liquida

Par Motor: 81 Nm a 9.000 rpm

Alimentación/combustible: Inyección electrónica

Cambio: 6 marchas

Transmisión: Cadena sellada

Chasis: Tubo de acero de doble viga


Dimensiones:

Longitud total: 2.115 mm

Distancia entre ejes: 1.450 mm

Ancho total: 785 mm

Altura del asiento: 815 mm

Peso en vacío (declarado): 215 Kgs, 211 sin ABS

Depósito de combustible: 17.5 l.


Suspensiones:

Delantera: Horquilla telescópica invertida, muelle helicoidal, amortiguación de aceite, precarga ajustable

Trasera: Tipo de enlace, muelle helicoidal, amortiguación de aceite, precarga ajustable.


Neumáticos:

Delante: 120 / 70 ZR 17

Detrás: 180 / 55 ZR 17


Frenos:

Delante: Doble disco.

Detrás: Disco de 240mm.


Datos de interés:

Aceleración: N.D.

Velocidad máxima: + de 200 km/h

Autonomía: +/- 200 Kms hasta encendido de reserva.

Consumo / 100 kms: Alrededor de 7 litros por carretera.


Bien

Agilidad en curvas.


Menos Bien

Frenada.

Falta de patada en la zona alta del cuentavueltas (para algunos una ventaja, para otros una desventaja)


Precio: 8.199 euros‚ con ABS

Compartir en Facebook Compartir en Delicius