Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos



SUZUKI GSR 750A – Prueba - No te olvides de disfrutar

Daniel Pérez Daniel Pérez

24/06/2015
GSR 750A 2015/Foto SUZUKI GSR 750A 09-2014 (103)
Probamos la Suzuki GSR 750 A, naked que hereda el ADN de la GSX-R manteniendo una admirable combinación de deportividad, elegancia y capacidad de adaptación a casi cualquier escenario. Prueba de la Suzuki GSR 750A.




Suzuki sigue apostando en 2015 por una de sus ‘naked’ más polivalentes, la Suzuki GSR 750. Nos ponemos a los mandos de su versión 750A con ABS, modelo que lo cierto es que apenas presenta novedades técnicas y estéticas respecto a su antecesor. La Suzuki GSR 750 nació en el año 2011, equipando en su corazón el motor de la GSX-R750, eso sí, con algunas modificaciones. Es justo decir que, aún hoy en día, sigue siendo una moto atractiva y actual por su imagen deportiva y agresiva, gracias a la selección de líneas rectas que acaban en afilados vértices, combinación del corte de muchos planos, luces delanteras y luz trasera de led integrada en el colín, muy bien adaptadas a su estilo deportivo. Por todo ello, la Suzuki GSR 750 se ha ganado a pulso seguir siendo una de las naked más deseables.


Suzuki dio en el clavo desde un principio con este modelo y hoy sigue sacando fruto, aunque sus argumentos no pueden reducir, ni mucho menos, simplemente a su acertada línea estética. Sin duda, esta moto tiene el espíritu que cualquiera buscaría en una naked. Tiene potencia y entrega de par -divertida para el fin de semana- a la vez que suavidad -utilitaria para el día a día-. Es capaz de llevarte suavemente en cualquier circunstancia en la ciudad, guardando su lado más salvaje para la carretera. Si nos encontramos con curvas, ‘jugará’ con ellas con total naturalidad, sintiéndose en los tramos zigzagueantes en su verdadero ‘hábitat’ natural.


Nos subimos a la Suzuki GSR 750A


Sinceramente, lo primero que sentimos al ver esta moto es atracción. Nos seducen sus dimensiones, muy controladas en cuanto a longitud total y distancia entre ejes. Toda una invitación a montarte para ver cómo se adapta nuestro cuerpo a este chasis y esperar expectante el momento de arranque del motor, una vez engranada la primera marcha.


Encima de ella te sientes grande, tanto por su tamaño como por cómo cae tu cuerpo sobre ella, y estas deseando ver cómo de manejable es. Sientes la conexión establecida con la moto en las formas que te ofrecen su depósito de combustible, la posición de las estriberas, el asiento, que te invita a una posición inclinada, y el manillar, un poco rebajado. Desde nuestro punto de vista, todo está donde tiene que estar.


Un cuadro de instrumentos en el que podemos ver el cuentarrevoluciones analógico y el resto de parámetros en formato digital, como velocidad, marcha seleccionada, temperatura de agua, reloj y odómetro.


En los primeros momentos de circulación por ciudad nos hace sentir muy a gusto, ya que nos transmite mucha suavidad de funcionamiento en cuanto a aceleración, en cortes de gas bruscos, utilización de los cambios y frenado, huyendo además en todo momento de cualquier tipo de vibración.


El sonido delicado y muy afinado al escuchar el ralentí del motor. Progresamos por la ciudad sin ningún tipo de dificultad, viendo incluso que se hace muy fácil de manejar entre el denso tráfico de la ciudad, durante los cambios de carril y entre los coches. A pesar de sus 211kg, cuenta con un radio de giro muy bueno.


La moto está empujada por un motor de 749 c.c., 106 CV, 4 cilindros e inyección electrónica, con mucho bagaje ya que se trata de la versión adaptada del propulsor que equipaba la GSX-R750. Cuenta con algunos retoques de diseño en cuanto al árbol de levas y las toberas de admisión y escape, consiguiendo un motor muy bien equilibrado, potente a la vez que suave y elástico. Ofrece una entrega de potencia y aceleración constante, sin tirones, en bajo y medio régimen hasta 8-9.000 rpm, incluso cuando cortas gas bruscamente, lo cual hace que sea muy natural y adecuada para poder circular con ella tanto por la ciudad adaptándose al vaivén del tráfico y maniobras urbanas, como cuando abordamos tramos de asfalto más revirados.


Al salir a carretera abierta es cuando realmente damos rienda suelta y podemos apreciar sus regímenes medio y alto, por encima de las 8-9.000 rpm, que nos parece simplemente espectacular. Abrimos sin miedo el gas en puntuales adelantamientos para constatar cómo de rápido es capaz de aumentar la velocidad esta GSR. Brillante. Aunque es llegando a otro de los hábitats naturales de esta naked, la carretera de curvas, cuando realmente empezamos a sentir una y otra vez ese régimen medio y alto. No tardamos mucho en aprender a sacarle el máximo partido, comenzando a enlazar a derecha e izquierda tratando de salir de cada curva lo más rápido posible y alternando aceleración y frenado. La moto nos devuelve una respuesta muy noble, fácil, sin tirones, con cambios rapidísimos y con un empuje constante y una buena retención durante la bajada.


En equilibrio perfecto con este motor tenemos una caja de cambios de 6 velocidades, que además de estar muy bien relacionada y permitir alargar los cambios, destaca tanto por la suavidad de su funcionamiento (de lo más destacable), como por su comodidad y precisión. Amén del embrague por cable, que aunque tiene un recorrido muy corto, facilita enormemente los cambios rápidos, muy útiles según qué situaciones. Asimismo, el cuadro de instrumentos se encarga de mostrarnos de forma precisa la indicación digital de la marcha engranada.


En las constantes aceleraciones y frenadas -tanto subiendo como bajando-, comprobamos que los frenos, para nada holgados, se compensan muy bien con la rigidez y equilibrio de su bastidor. Este es de acero, y junto con el tarado de las suspensiones -muy bueno de serie, de doble horquilla invertida delantera e hidráulica con muelle trasera-, hacen que seamos capaces de meter la moto a nuestro antojo en los distintos tipos de curvas y velocidades que probamos.


Después de una sesión de pruebas en la que tuvimos la oportunidad de probar esta Suzuki GSR 750 en distintos lugares desde la ciudad hasta una carretera de montaña, no nos cabe otro pensamiento que el reafirmarnos en la capacidad de esta moto para hacer que no nos olvidemos de lo que es disfrutar de una salida de fin de semana, al mismo tiempo que contar con una moto polivalente para el día a día.


Lo bueno

Motor elástico y progresivo en todos los regímenes.

Comportamiento dinámico y sport.

Suavidad de conducción y agilidad.

Polivalencia ciudad-carretera abierta-carretera montaña

Calidad-Precio


Lo menos bueno

Asiento pasajero muy estrecho y elevado con ausencia de asideros.

Estética no renovada respecto a años anteriores

Freno trasero justo


DATOS DE INTERÉS


PVP: desde 8.399 €uros

Consumo prueba Mixto: 7.4 l/100km

Kilómetros de la prueba: 290 km


RIVALES


KAWASAKI Z 800e ABS

Yamaha MT-07

KTM 690 DUKE

APRILIA Shiver 750

BMW F 800 R


FICHA TÉCNICA SUZUKI GSR 750A


Motor


Tipo

Motor de cuatro tiempos, 4 cilindros, refrigerado por agua, DOHC doble árbol de levas, un árbol de equilibrado

Diámetro x carrera

72 mm x 46 mm

Cilindrada

749 cm3

Potencia Nominal

106 CV a 12.000 rpm

Par máximo

Nm a rpm

Relación de compresión

12.5 : 1

Control de la mezcla y gestión del motor

Inyección electrónica

Control de emisiones

EURO III

Prestaciones y Consumo


Velocidad máxima

km/h

Consumo por 100 km a velocidad constante de 90 km/h

l

Consumo por 100 km a velocidad constante de 120 km/h

l

Tipo de combustible

Gasolina sin plomo, 95-98

Sistema eléctrico


Alternador


Batería


Tren de rodaje


Embrague


Caja de cambios

Seis velocidades de toma constante

Transmisión

Cadena

Chasis y frenos


Chasis

Bastidor de acero

Rueda y suspensión delanteras

Horquilla telescópica invertida ajustable en precarga

Rueda y suspensión traseras

Por bieletas, amortiguación hidráulica, muelle helicoidal, ajustable en precarga

Recorrido de las suspensiones delantera / trasera

102 mm / mm

Distancia entre ejes

1.450 mm

Avance

97 mm

Ángulo de la dirección

23.45°

Llantas

De aluminio fundido

Llanta delantera

17"

Llanta trasera

17"

Neumático delantero

120/70 17”

Neumático trasero

180/55 17”

Freno delantero

Doble disco de 310 mm de diámetro, de doble pistón

Freno trasero

Un disco de 240 mm de diámetro, de doble pistón

ABS

ABS

Dimensiones y pesos


Longitud

2.115 mm

Anchura (con retrovisores)

785 mm

Altura

1.060 mm

Altura del asiento

815 mm

Longitud del arco de paso

1.450 mm

Peso con el depósito lleno 213 kg

Capacidad del depósito

17.5 l




Texto y fotografía:

DANIEL PÉREZ




Compartir en Facebook Compartir en Delicius