Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



Quadro Qooder: Un scooter diferente

Fede Asensio Fede Asensio

13/06/2018
QOODER QUADRO 2018/QOODER QUADRO 2018
Quadro ha lanzado un nuevo scooter de cuatro ruedas, el Qooder, con el que ofrece una alternativa segura y fácil de conducir con el carné de coche.



La marca suiza lanzó al mercado el Quadro4, un vehículo innovador, muy seguro y fácil de conducir al contar con dos ejes pivotantes que permiten la máxima inclinación sin caerte. Y se puede conducir con el carné de coche.


Ahora, dos años después lanza un nuevo modelo de estas características, el Qooder. Una evolución sobre el mismo concepto que ofrece una clara mejora en todos los apartados para hacerlo aún más manejable y seguro.



Quadro Vehicles, fundada en 2010

¿Quién fabrica el Qooder? La empresa Quadro Vehicles fue fundada en 2010, con su sede central en Vacallo, Suiza. Una empresa especializada en la fabricación de vehículos de 3 y 4 ruedas con ejes dotados del sistema hidroneumático (HDS) patentado por la marca para la movilidad urbana.


Todos sus productos son diseñados en Europa y son distribuidos en más de 20 países, principalmente en nuestro continente, siendo España, Italia y Francia sus principales mercados. Este año, a finales, tienen previsto introducirse en el mercado asiático. De hecho tiene una joint-venture con el fabricante taiwanés SYM, con el que han desarrollado un vehículo de tres ruedas bajo la marca Nuvion, que verá la luz el próximo año y que será de menores dimensiones y dotado de un motor de cilindrada más baja.



El sistema de inclinación hidráulica HTS

Tecnología propia, desarrollada en el centro de Suiza y diferente a la que aplican otras marcas. El sistema HTS permite la inclinación de todas las ruedas mientras se mantienen en contacto con el suelo. Para ello, el HTS, el sistema de inclinación hidráulico de Quadro, dispone de dos cilindros –en cuyo interior hay aceite y aire- conectados a una unidad central que actúa como amortiguador, apoyándose en un brazo de aluminio.


Un sistema que aplica también al eje trasero en el Qooder, que no es considerado sin embargo como un cuadriciclo, sino como un triciclo con ruedas gemelas detrás. Un eje que es más estrecho que el delantero para poder ofrecer la agilidad necesaria y acercar al Qooder a la conducción y las sensaciones de un scooter pero con la capacidad para lograr una máxima inclinación si no se superan los altos límites que permite. Una conducción segura, con su bajo centro de gravedad y que supone un plus en este aspecto cuando rodamos en firmes mojados y de poca adherencia.


La tracción como es lógico, va al eje trasero de forma independiente para cada rueda, conectando cada una mediante una correa y disponiendo de un diferencial central entre ambas.



A los mandos del Qooder

La calidad visual y el tacto de todos los mandos es bueno, como el acabado general del Qooder, aunque con detalles mejorables. La instrumentación cuenta con dos clásicas esferas analógicas mientras en el centro dispone de un ordenador de a bordo con una pantalla digital que aglutina mucha información.


El mando central de las llaves controla varias funciones que tendremos que descubrir antes de ponernos en marcha y, que a nuestro parecer, resulta algo engorroso como en su antecesor. Lo primero, para abrir la parte posterior del asiento que da acceso a un hueco no demasiado generoso, pero sí práctico y en el que cabría un casco tipo jet –cuenta con un par de pequeñas pero prácticas guanteras delante, con toma de 12V y un puerto USB -. Luego nos sentamos sobre un asiento cómodo y de adecuado mullido y buscamos la posición que libere la palanca del freno de mano que se abate sobre el lateral de la carrocería y se enrasa perfectamente sobre ésta. Giramos una vez más la llave, esta vez para arrancar y liberamos en la izquierda la palanca de bloqueo de la inclinación. De esta manera, podemos dejar aparcado el Qooder en una cuesta con pendiente e inclinación, con la seguridad de que no se va a caer ni desplazar y sin necesitar de un caballete.



Los primeros metros los utilizamos para adaptarnos a su conducción y a testar la inclinación que necesitamos para girar. Sencillo, enseguida te transmite total confianza, más después de unos metros en que el aceite de los cilindros coge temperatura y no ofrece más resistencia de la necesaria.


Negociamos las rotondas con confianza desde el principio, inclinando más y más sin problema, hasta donde pongamos el límite. En los cambios de dirección no es tan ágil como una moto obviamente y se nota su peso y la arquitectura del tren delantero. Sobre buen firme, resulta muy cómodo, con una posición óptima de conducción, pero la suspensión resulta algo seca con las irregularidades del asfalto, lo que se hace más evidente al ir inclinados, ya que repercute sobre el manillar. Una cuestión de confort y que también nos ocurre con los scooter de tres ruedas, pero que no menoscaba las buenas sensaciones generales y la confianza que transmite dinámicamente. Un activo que debe suponer un plus cuando circulemos sobre asfalto mojado o con poca adherencia.




Qooder: un motor a la altura

El motor del Quadro Qooder es nuevo, de mayor cilindrada que el de su antecesor. Es un monocilíndrico con culata de cuatro válvulas y 400 cc que rinde 32 CV a 7.000 rpm, con 38,5 Nm a 5.000 rpm de par máximo. Un propulsor homologado como Euro 4, con un tacto agradable y muy voluntarioso desde abajo para ofrecer una buena aceleración, con menos resbalamiento del variador que en su antecesor.


Aunque su escenario natural será la ciudad, para salir a carretera se mueve sin problema en cruceros de 120 km/h -con una pantalla graduable en altura que ofrece buena protección al aire-, lo que nos permitirá circular con seguridad. Y si queremos un poco de diversión en carreteras viradas tendremos en el Qooder un buen compañero.


Es posible que más adelante se comercialice una versión más potente, con 500 cc de cilindrada. Pero lo que parece seguro es que en el primer trimestre del año próximo Quadro lanzará una variante eléctrica. Un scooter que está desarrollando en conjunto con una compañía americana, cuyo propulsor ofrecerá una potencia equivalente a 80 CV, pensando en el mercado americano.



Qooder: Ya a la venta

El nuevo Qooder ya se ha puesto a la venta a un precio de 11.629 euros, pero hasta el 30 de junio está disponible con una oferta de lanzamiento de 10.999 euros, IVA incluido.







Compartir en Facebook Compartir en Delicius