Update CMP
Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos



Prueba KTM 1090 Adventure 2017: Aventura para todos

David Navarrete David Navarrete

07/06/2017
KTM Adventure 1090/Prueba  KTM 1090 Portalmotos (17) (768x1024)
La KTM 1090 ADVENTURE pertenece a la reciente gama megatrail de KTM. Sin tapujos, posiblemente la mejor elección que puedas hacer en su segmento.



La gama megatrail de KTM (gama Travel, según la marca) se presentó hace unos meses. Allí, la gran estrella fue la nueva y espectacular 1290, mientras que la también nueva 1090 parecía en principio poco menos que un “restyling” de la anterior y ya muy eficaz 1050. Pero el hombre (y el periodista) se equivoca, y muchas veces se deja llevar por las primeras impresiones.



Prueba KTM 1090 Adventure: igual por fuera, distinta por dentro

La verdad es que, a primera vista, la KTM 1090 Adventure se diferencia muy poco de su hermana anterior 1050. Básicamente, las tienes que distinguir por los grandes gráficos que muestran su cilindrada a los lados del depósito. No obstante, por dentro hay un cambio muy importante, fundamental diría yo: 30 CV extras declarados. Si la anterior 1050 declaraba 95 CV a 6.200 rpm, ahora disfrutamos de 125 CV a 8.500 rpm. Es decir, más caballos y también a más revoluciones, por lo que es evidente que han buscado darle un tacto más deportivo.


Pero esto no es lo más importante, sino que según la ficha técnica declaran haberlo conseguido sin grandes avances ni cambios de cubicaje. De hecho, la 1090 sigue teniendo 1.050 cc reales, con las mismas cotas y muchos datos técnicos similares o iguales. No obstante, ¡esos 30 CV tienen que haber salido de algún sitio! Así, vemos que, con la doble bujía, hay muchos cambios internos que dan pistas de dónde puede haber salido esa ganancia de potencia. Por ejemplo, disminución de ficciones, una gran optimización interior de muchos elementos y, por supuesto, el mágico toque de la electrónica. No obstante, también hay un modelo básicamente igual que la anterior 1050 con 95 CV para que los que tengan el carnet A2 calentito en el bolsillo puedan disfrutar de las excelencias del trail aventura limitándola a 48 CV.



Por supuesto, la estructura de este motor es la característica de la marca austriaca: un gran V2 a 75°. Incorpora todos los detalles técnicos habituales en las KTM como embrague anti rebote servoasistido (increíble lo blando que resulta), un nuevo cambio más suave y más rápido, etcétera. Además, la gran evolución de los complementos y ayudas electrónicas sigue imparable con control de tracción, curvas de potencia… todo de funcionamiento impecable pero además con una gran ventaja respecto alguna de sus rivales: todo está claro y es fácil de regular. A través del gran mando tipo joystick de la piña izquierda, la navegación es sencilla y todo puede verse perfectamente a través de la pantalla central situada a la izquierda del cuadro de mandos como el tacómetro, velocímetro, marcha insertada, etc. Incluso el efectivo sistema de puños calefactables, algo que agradecimos mucho (pero mucho, mucho) durante la presentación y que nos hizo menos falta durante esta prueba.


Básicamente, lo que tenemos es una gran trail ligera, estrecha, manejable, potente y con una carga tecnológica adecuada que nos permite regular todo lo que necesitamos, pero sin excesos para no liarnos más de lo debido.



Prueba KTM 1090 Adventure: Igual por fuera, distinta por dentro

Con lo grande que parece, sorprende lo fácil y asequible que resulta la KTM 1090 si te montas en ella por primera vez. Sin duda, gran parte del mérito lo tienen la estrechez de su motor y chasis, y su peso realmente bajo de 205 kilos, que sube a 230 kg con todos los llenos.


He de reconocer que las KTM me encantan porque, entre otros detalles, puedes notar el cariño y el cuidado de verdaderos motoristas puesto en todos sus detalles, como las bombas Magura, la amortiguación WP o los frenos Brembo con excelentes terminaciones y remates. Además, esa combinación entre el característico color naranja y el negro siempre resulta espectacular.


El motor arranca con el característico sonido entre grave y metálico de los V2 de KTM. Una vez aprietas el embrague y metes la primera, todo resulta de una facilidad asombrosa, con buenos bajos y medios, y por supuesto muchísimos más respuesta y fuerza según vas cogiendo revoluciones. Bueno… 30 CV más de respuesta y fuerza para ser exactos.



Como buena gran trail, resulta muy cómoda, pero además la ergonomía y la adaptación a cada piloto han sido especialmente estudiadas. Por ejemplo, el manillar puede moverse 10 mm horizontalmente, los reposapiés (con goma desmontable para dejarlos tipo off road) ajustarse en otros 10 y la pantalla subirse o bajarse 25 mm muy fácilmente a mano.


Por otro lado, también resulta muy manejable porque ha evitado el gigantismo que ha sufrido alguna de sus hermanas. Por ejemplo, las llantas tienen unas medidas muy enfocadas a un uso mixto carretera-caminos con 19 pulgadas delante y 17 detrás con sólo 150 de ancho, lo que permite una gran estabilidad rodando en carretera del tipo que sea, con la agilidad que proporciona menos goma.


La respuesta al tacto del acelerador es contundente, pero al mismo tiempo controlable al máximo y jugando con el suave y dosificable embrague si lo necesitas. Por supuesto, el control de tracción y el ABS son desconectable si necesitas adentrarte en zonas sin asfalto, aunque no olvides que básicamente es una trail asfáltica optimizada, no una trail enduro.


Con los distintos kits disponibles puedes equipar a la KTM 1090 para lo que necesites. Por ejemplo, viene preparada para poder fijar las maletas oficiales sin tener que instalar herrajes ni nada. Por cierto, ¡excelentes maletas que pudimos probar durante la presentación! También puedes instalar el kit enduro con ABS, control de tracción y curvas de potencia específicas para “off road”.





Con 125 CV, como te imaginas, las prestaciones están fuera de toda duda. De hecho, hasta hace bien poco la BMW R 1200 GS era la reina del mercado con sólo 110. Así las cosas, aunque llevaras esta KTM 1090 Adventure a plena carga y con pasajero, nunca tendrías la sensación de necesitar los 160 de la 1290 Super Adventure. No obstante, lo que me parece más increíble es como se ha logrado ese aumento de potencia manteniendo un motor suave y dosificable en cualquier circunstancia (bueno, también están las curvas de potencia seleccionables si necesitas más o menos “carácter”) y unos consumos realmente bajos. En nuestra prueba nos mantuvimos por debajo de los 6´5 de media, incluso rodando con carga y a ritmo ligero en algunas zonas complicadas.


Sin duda, la 1090 Adventure es otro gran paso para convencernos de que KTM es una de las marcas más excitantes, divertidas y, como ellos mismos dicen, “Ready To Race” del mercado, pero también logra hacer grandes motos lógicas, polivalentes, manejables y que sirven para todo. Y todo lo hacen bien, muy bien.





DESTACABLE

·Motor

·Tecnología y electrónica

·Chasis y amortiguación


MEJORABLE

·Que no me la pueda comprar ahora mismo

·Cúpula algo más ancha

·Algo alta para l@s más bajit@s



VALORACIONES

Respuesta motor

9,0

Cambio

8,5

Comportamiento en carretera

8

Paso curva

7,5

Confort

8,5

Frenos

8,5

Posición conducción

9

Equipamiento

9,0

Prestaciones

8,5

Consumos

8,5

Nota media

8,5



Ficha Técnica KTM 1090 Adventure 


Motor: V2 a 75°. Cuatro válvulas por cilindro. Refrigeración líquida

Potencia: 125 CV a 8.500 rpm

Alimentación: Inyección electrónica Keihin de 52 mm

Chasis: Multitubular en acero cromomolibdeno

Precio: 12.999 €


Compartir en Facebook Compartir en Delicius