Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos



Prueba Kawasaki Z650 2017 – Fragancia de Ninja

David Navarrete David Navarrete

03/08/2017
Z650 2017/Prueba Kawasaki Z650 Portalmotos RED (14)
La Kawasaki Z650 es uno de los grandes descubrimientos de esta temporada. ¿Coger el motor de las “tranquilas” ER para impulsar toda una streetfighter Z es buena idea? Veamos…




La familia Z ha sido el gran bastión de las ventas de Kawasaki en los últimos años. La verdad es que no es tan reciente, porque las primeras Z de la nueva generación (podríamos remontarnos al historia de las legendarias Z de los `70, pero eso es otra historia) aparecieron hace ya casi 15 años en 750 y 1000 cm³. Con una estética arrasadora y unas líneas afiladas mismas, Kawasaki logró unas naked deportivas con un equipamiento muy básico, lo que lograba un excelente precio de venta, y que lograron seducir a miles de compradores en todo el mundo. En aquel tiempo, la marca llegaba a España a través de Derbi, que ya no pasaba un buen momento económico, por lo que su penetración en el mercado fue mucho menor que en otros países como Alemania o Francia que además tenían un especial cariño a las naked deportivas. No obstante, a partir del 2007 Kawasaki ya entró como importador directo y su principal arma para abrir esa nueva etapa fue una moto nueva, excelente y barata que se llamó ER6. Con un bicilíndrico paralelo de unos 72 CV lograba potencia suficiente, su diseño era impactante y novedoso y la moto demostró ser polivalente y con una mecánica indestructible. Por lo tanto, fue todo un éxito.


No obstante, con el tiempo la gran reina el mercado fue su hermana de 4 cilindros Z 750, que hace unos cuatro años subió a 800 y este 2017 a 900, cuya prueba que editamos hace unos meses puedes leer aquí.


Lógicamente, la teoría de los chicos de Kawasaki es “”si juntamos dos éxitos, ¿qué conseguimos?”


KAWASAKI Z650 2017: UN SUPERÉXITO



Pues eso es lo que quieren conseguir, un superéxito combinando la estética agresiva de una Z con la diversión y facilidad de pilotaje de una ER. Con esta Z 650 también se busca captar mucho público que se siente atraído por la afilada estética Street Fighter, pero que normalmente no tiene experiencia en llevar motos potentes o de, digamos, carácter deportivo.


Bueno, pues este “experimento genético” resulta sorprendente. Primero, porque el bicilíndricos de la ER (bueno, y también usado en las Versys o las Vulcan, pero no nos despistemos) produce ahora menos CV. Concretamente, unos 4 menos. ¿Una naked deportiva con menos potencia que una naked normal?¿Y cuál es el motivo?


Bueno, ya os hemos hablado mil veces de los esfuerzos que han tenido que hacer las marcas para conseguir que sus motores pasen la famosa homologación Euro4, que entre otras muchas cosas exige una reducción de ciertas emisiones y que redunda en mayor catalización y reducción de potencia. En este caso, tenemos 68 CV frente a los 72 anteriores, pero de eso ya hablaremos más tarde.


En cuanto al chasis, es totalmente nuevo. Es un tubular de acero de tubo redondo (¡pintado de verde!) que engancha el motor por arriba y tiene una estética muy de naked sport clásica, al estilo de las antiguas Ducati Monster por ejemplo. Desde luego, incluso sin probarlo ya pensamos que su funcionamiento sería mucho mejor que el anterior, al igual que pasaba con el de la nueva Z 900 aunque en ese caso si difería mucho del antiguo “espina central” de la Z 800.



Por otro lado, la moto es bastante corta y sobre todo baja, fundamental para seducir esa hornada de nuevos motoristas de la que hablamos al principio: enamorados de las naked deportivas pero que muchos casos no tienen experiencia (ni/o altura) para asientos elevados. Así, el asiento está a 790 mm del suelo, pero es que además la moto pesa 187 kilos en orden de marcha. Es decir, es corta, estrecha y ligera. ¡Ya hubiera querido yo esta Z 650 cuando empecé a montar en moto!


KAWASAKI Z650 2017: ¡vamoZ que nos vamoZ!


El motor habrá perdido potencia, pero desde luego lo primero que notas es que tiene un tacto absolutamente excepcional desde el arranque. Suena absolutamente redondo desde la ralentí, simplemente perfecto. Se nota que los chicos de Kawasaki han trabajado mucho, pero que mucho, mucho en la electrónica, la admisión y la alimentación del motor. Personalmente os diré que este motor, especialmente las primeras unidades, no me gustaba nada, porque prometía (y conseguía, realmente) unos consumos ridículos que apenas sobrepasaba los 4 l, pero a cambio de no tener nada de empuje ni fuerza en bajos y medios. De repente, te encontrabas montado sobre una suave naked, pero exprimiendo el motor como si estuvieses sobre una 50 cm³ de Ángel Nieto para tener empuje. Sin embargo, ahora es todo lo contrario. Desde luego, proporciona menos caballos, pero tu sensación es la contraria porque consigues tracción incluso en alguna marcha más larga la que te piensas rodando tranquilamente a medio régimen sin ningún problema.



Esto, junto con las excelencias del nuevo chasis y la ligereza y compacidad de la nueva Z 650, consigues una verdadera mata gigantes en zonas mínimamente reviradas. Y digo mínimamente porque con casi 70 CV a 8000 rpm tampoco estás ante una moto especialmente lenta ni falta de caballos, pero desde luego si mucho más poderosa y musculosa en casi cualquier régimen que sus antecesoras. Por supuesto, no hay que olvidar los consumos, por lo que el trabajo en el motor, además de lograr mejorar la curva de potencia, se mantienen unos consumos en la que fácilmente te mantiene sobre los 5 l incluso exprimiendo el tacómetro.


Eso sí, el buen precio final se consigue, entre otras cosas, por equipar la electrónica justa. Ni control de tracción, ni conexión por Bluetooth ni cosas de esas. Simplemente un ABS que funciona bien y poco más, y no le hace falta más.



KAWASAKI Z650 2017: MÁS CAMBIOS


Por otro lado, tanto la horquilla convencional como el amortiguador son sencillos, pero realmente eficaces por, entre otras cosas, los pocos aprietos en que le pone el progresivo motor (no “comprime” el amortiguador en aceleraciones) y la ligereza general. Por cierto, frente al amortiguador trasero lateral tan característico de las ER, ahora está en una posición central y además con bieletas, lo que le confiere mejor progresividad… que se nota cuando ruedas rápido. Eso si, la accesibilidad para regularlo es bastante más complicada que antes.


El cuadro central de nuevo diseño me parece perfecto por su disposición, completo y agradable, aunque la luz del sol a veces no te deja verlo bien. Por otro lado, detalles como las manetas regulables, los enganches en los reposapiés traseros para enganchar pulpos, la altura al suelo o un buen hueco bajo el asiento trasero - que te permite transportar cosas que todo motorista llevamos como anti robos, la cartera, incluso el móvil, etc.- hacen de ella una moto especialmente agradable.


Puedo decir que es una de las motos con lo que más he disfrutado los últimos tiempos, que me ha servido para más cosas y que jamás, en ningún momento, he echado básicamente nada en falta, ni siquiera potencia a pesar de sus 4 caballos menos. Además, nuestra unidad de pruebas incorporaba preciosos elementos de la preparación “sport” desarrollados por la propia marca, como el precioso escape Akrapovic con salida de carbono o los tacos laterales.


La Z 650 es un perfecto ejemplo de evolución que los chicos de Kawasaki han desarrollado de manera impecable.


DESTACABLE


·Facilidad de pilotaje

·Nuevo chasis y amortiguación

·Relación calidad - precio


MEJORABLE


·Algo más de potencia

·Frenos mejorables

·Asiento bajo para los más altos


VALORACIONES


Respuesta motor

8,5

Cambio

8,0

Comportamiento en carretera

8,0

Paso curva

8,5

Confort

7,5

Frenos

7,5

Posición conducción

8,0

Equipamiento

7,5

Prestaciones

7,5

Consumos

9,0

Nota media

8,0


Kawasaki Z650 2017 – Breve ficha Técnica


Motor: bicilíndrico paralelo 650 cm³

Potencia: 68 CV 8. 000 rpm

Chasis: tubular de acero redondo


Precio: 6. 960 €



Compartir en Facebook Compartir en Delicius