Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos



Prueba a fondo Ducati Scrambler Desert Sled 2017: Scrambler, polvo y barro

David Navarrete David Navarrete

04/07/2017
Ducati Scrambler Desert Sled 2017/Ducati Scrambler Desert Sled Portalmotos Prueba REDUCIDA (13)
La Scrambler Desert Sled es una verdadera evolución de la ya famosa Ducati Scrambler hacia un uso realmente “off road” y sobre todo desértico. No es una enduro, pero…

Con la moda de motos retro y mentales, Ducati comenzó a fabricar las Scrambler hace dos años y que, como muchos sabrán, aprovechaba el nombre de uno de los modelos más exitosos y vendidos de la historia de la marca italiana. 




Efectivamente, las Ducati Scrambler nacieron en los ´70 y fueron un éxito en todo el mundo, pero muy especialmente en nuestro país. De hecho, es bastante fácil ver alguna de ellas todavía rodando y, por supuesto, siendo objeto de la admiración de todos los que las ven. Como anécdota, os diré que hace algo más de un año, en una fiesta de una marca que no debo citar en esta prueba (¡era Triumph, era Triumph!!), vi una Scrambler amarilla y plata aparcada en la puerta. Me acerqué a ella para ver quién tenía ya esa unidad, porque acababan de llegar… y no, no acaba de llegar. Era un modelo del año 1974 perteneciente al padre de un compañero de una revista especializada en motos clásicas, Ángel de la Maza. Cierto que las Ducati de la época necesitaban mucho mantenimiento y cariño, pero viendo aquella veterana Scrambler, te das cuenta de que vale la pena.




Prueba Ducati Scrambler Desert Sled: Espíritu californiano

No es la primera Scrambler con aspiraciones camperas o, mejor dicho, “off road”. Antes de esta Desert Sled estuvo, por ejemplo, la Flat Track o la Urban Enduro, aunque básicamente eran la Scrambler básica con complementos del catálogo oficial de la marca. Estéticamente son preciosas (como todas las Scrambler, realmente), pero básicamente buscan ser modelos para que los “hipster” más modernos y de apariencia más aventurera presumieran mejor en sus urbanizaciones, y poco más.


Ahora Ducati se ha inspirado en las motos que se personalizaban los aficionados en los años 60 y 70 en EE.UU, sobre todo en la zona de California y allá donde hubiera desierto para hacer excursiones con los amigotes a través de las interminables llanuras arenosas. Se cogían las motos de carretera de la época y se preparaban con horquillas más largas y llantas que cogieran mejor unas ruedas de tacos para disfrutar lo máximo posible de esas excursiones. Uno de los argumentos fundamentales era proteger los bajos de los motores, por lo que se fabricaban unas placas metálicas para resbalar o deslizar (sled, en inglés) sobre las piedras o las zonas de arena acumulada y que los bajos del motor no se destrozasen. Lo que aquí llamamos cubrecárter de toda la vida.


Bueno, como ves el nombre del modelo no se ha elegido precisamente al azar... Para este año, esa Urban Enduro desaparece el catálogo y aparece esta Desert Sled que sí tiene varios detalles evolutivos para su uso (muy moderado, pero uso) fuera del asfalto.



Prueba Ducati Scrambler Desert Sled: Cambios

Así, respecto a la base habitual de la Scrambler, se han añadido varios detalles. Para empezar se han reforzado varios elementos, como el chasis, con otros tirantes para reforzar el conjunto y que eventualmente puedan soportar algún salto con su correspondiente y brusco aterrizaje. También el basculante está claramente más reforzado y además se ha alargado 60 mm, haciendo crecer la misma distancia los ejes de esta Desert.


Las tijas también son nuevas, dando 8° más que la versión básica con una horquilla regulable invertida (con lo cual es más resistente a flexiones) fabricada por Kayaba. El amortiguador trasero sigue con su posición lateral, de modo que la accesibilidad a él es más fácil que en otros modelos. También la moto es más alta porque la amortiguación se alarga 200 mm y también sube la altura del asiento hasta los 860 mm, lo que incrementa unos buenos 138 mm respecto a la Scrambler normal.


Y tiene detalles más puramente “off road” como un cubrecárter de aluminio (recuerdo el nombre del modelo…) y unas estriberas dentadas con apoyapies de goma desmontables.


En cuanto al motor, es el ya conocido V2 a 90° refrigerado por aire, clásico de las Ducati, con 803 cm³ y 75 dulces y fantásticamente aprovechables caballos.



Prueba Ducati Scrambler Desert Sled: Fácil y suave

Easy and soft. Fácil y suave, así es como se refiere la documentación de la propia Ducati al tipo de uso “off road” para el que está pensado esta Ducati Scrambler Desert Sled. Desde luego, permite un muy efectivo uso fuera de la carretera, pero nada parecido a trialeras ni zonas endureras complicadas. En cambio, sí que disfruta mucho de caminos anchos, fáciles y accesibles y es perfecta para ligeras excursiones trail de fin de semana


Otra cosa es que te quieras arriesgar a sufrir una caída con una moto tan preciosa y llena de buenos detalles de terminación (como su doble escape corto debajo del motor o el reloj central digital imitando los antiguos tradicionales), como es clásico en todas las Ducati y las Scrambler en especial. Pero no nos engañemos: estamos ante una moto que no se hace pesada debido a su motor y su parte ciclo, pues pesa cerca de 200 kilos en vacío.


Eso sí, su motor es un ejemplo de cómo evolucionar una base veterana hasta hacerla casi perfecta. Con bajos, medios y una tracción casi impecable (aquí también entra el basculante alargado) es, como dice un amigo mío, el encantador. Te enamora desde el primer momento por su dulzura desde abajo, y por supuesto incorpora todos los cambios necesarios para la normativa Euro4. Por otro lado, consume realmente poco, llegando a los 5,5 a los 100 en nuestra prueba.


Eso sí, tal como nos dieron nuestra unidad de pruebas tenía asiento de serie y realmente se quedaba bastante alto para una altura estándar, pero en Ducati no son tontos y sí que tienen distintas alturas, como una 20 mm más baja.


Con sus neumáticos mixtos, en carretera se comportaba bien pero se notaba más flotación de lo normal, mientras que en el uso “soft” en campo, sí que se portaba bien, teniendo en cuenta que no había grandes zonas de barro ni que la tracción fuera especialmente mala.



Prueba Ducati Scrambler Desert Sled: Conclusión

Cuando se tiene una buena base, la verdad es que todo resulta mucho más fácil. En este caso, Ducati diseñó una preciosa y efectiva Scrambler y ha sabido desarrollarla para crear modelos diferentes que cubren estéticamente un mismo público, pero con necesidades variadas. En este caso, el que busque poder disfrutar fuera de la carretera con la estética y el espíritu de las Ducati Scrambler, ya ha encontrado su compañera perfecta. Se llama Ducati Scrambler Desert Sled.



Destacable

·Diseño

·Motor

·Polivalencia y manejabilidad


Mejorable

·Altura de serie algo elevada

·Autonomía

·Posibilidades ruteras



Valoraciones

Respuesta motor

8,5

Cambio

7

Comportamiento en carretera

7,5

Paso curva

7,0

Confort

8,0

Frenos

7,5

Posición conducción

8,0

Equipamiento

8,5

Prestaciones

7,0

Consumos

8,0

Nota media

7,7



Ficha Técnica: Ducati Scrambler Desert Sled

Motor: V2 a 90° refrigerado por aire.

Potencia: 75 CV a 8250 rpm

Alimentación: Inyección electrónica

Chasis: Multitubular

Precio: 11.190 €




Compartir en Facebook Compartir en Delicius