Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos



Presentación Harley-Davidson 2013 – Hard Candy Custom – El 110 Aniversario más colorista

Andrea Enzo Andrea Enzo | Director Editorial y Jefe de Pruebas
Andrea Enzo 'esconde' a Óscar González Soria, periodista de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Como dijo Julio Verne, 'si se puede soñar, se puede hacer'.

01/10/2012
Harley-Davidson Gama 2013/Harley-Davidson Hard Candy 2013
¿Menos duros, más chulos o más modernos? Cada cuál que opine, pero está claro que la nueva gama de colores de Harley-Davidson para 2013 no va a dejar indiferente a nadie. ¡Llega a la vieja escuela el movimiento Hard Candy Custom!


Harley Davidson no para. El 110 aniversario de la marca de Milwaukee no va a pasar desapercibido para los seguidores de una histórica compañía como Harley, sobre todo tras comprobar en la presentación a la prensa española del movimiento Hard Candy Custom que, de los ocho medios de comunicación especializados presentes, cada uno tenía una opinión completamente distinta. Desde los escandalizados puristas hasta los plumillas amantes de los nuevos valores de la old school. Desde los que lo han visto todo, o eso creen, y piensan que a los de Harley se les ha ido la pinza, hasta el más veterano que piensa en tiempos pasados siempre como mejores, mientras el brillo de los ojos le delata deseando deslizarse hasta la eternidad en una de esas motos con llamativos depósitos con pintura Metal Flake que no podrá dejar indiferente a nadie.


Ante esta diatriba, lo mejor es exponer con la mayor asepsia posible las novedades de la mítica marca de motos para 2013, y dejar que cada uno saque su propia conclusión.

En cualquier caso, Harley-Davidson va a seguir siendo Harley-Davidson. Las diferentes y múltiples historias y experiencias que se entrelazan hasta construir una urdimbre casi atávica no van a cambiar de la noche a la mañana por un poco de purpurina. Pero seguro que ampliará variedad de usuarios. La idea es que Harley no tiene por qué ser negro, oscuro, tipo duro sí o sí. Dentro de Harley caben muchos tipos de usuarios, y los colores vistosos son un terreno que por ahora las motos americanas apenas habían transitado.


Los colores Hard Candy están inspirados de la línea estética que reinaba en la California de finales de los años 60 y principio de los 70. Rojos, verdes, dorados… todos ellos siguiendo la tendencia de la pintura Metal Flake, un acabado cromado brillante, con elegantes detalles en los accesorios, equipamiento e indumentaria, que mezclar aire contemporáneo y nostalgia casi a partes iguales. Hasta 16 nuevos acabados en pintura ‘big flake’ están presentes de manera original, sin necesidad de pasar por taller tras comprar tu Harley. El Hard Candy Big Red Flake ya se ha estrenado en Sportster y Seventy-Two. En 2013 podremos ver también los colores Lucky Green y Coloma Gold. Al menos uno de estos colores estará disponible esta próxima temporada en las Seventy-Two, Street Bob, Softail Deluxe y Forty-Eight.


Hablemos de técnica y tecnología en cuanto a pintura: los tres colores Hard Candy Custom se elaboran aplicando láminas tintadas siete veces más grandes que las habituales, siempre sobre una base de color negro. Luego se cubre la lámina con varias capas de Clear Coat, se lija manualmente y el resultado es extraordinario. La CVO Breakout, por poner un ejemplo, recibe hasta ¡21 capas de pintura! Además del color, Harley complementa este movimiento estético con todo tipo de accesorios genuinos, como asientos, bolsas de basculande de un solo lado, manillares, arcos de respaldo… así como camisetas con el logo y cascos.


Harleys 2013 Harleys 2013


110 ANIVERSARIO


Son diversas las novedades de Harley para 2013 en buena parte de sus modelos. El esfuerzo corresponde también al 110 aniversario de la marca, que pretende dar exclusividad a su oferta con pequeños cambios en ediciones especiales con numeración de serie, distintivos conmemorativos y unidades contadas para cada modelo, aunque en general serán unos pocos centenares para la península. XL 1200 Custom Anniversary, Super Glide Custom Anniversary, Fat Boy Special Anniversary, Heritage Softail Classic Anniversary, Road King Anniversary, Ultra Classic Electric Limited son las afortunadas, además de la CVO Breakout, nuevo modelo que la convierte en la más accesible, limitada a 300 unidades.


Si hablamos de precios, la subida del IVA ha producido pequeños reajustes. La Street Bob, ahora con aspecto más robusto y cambios en tren motor, abrazaderas triples y guardabarros trasero recortado con matrícula de fijación lateral, se queda en 14.350, más 400 si quieres montar el ABS opcional. Las nuevas XL 1200CA y XL 1200CB irrumpen con fuerza. La primera, de inspiración Nascar, sale por 12.500 euros, mientras que la segura, en negro mate (Blacked out), es más asequible, 12.200 euros. La Street Glide también sufre un cambio de consideración, recibiendo una nueva suspensión trasera que acallará alguna crítica de la anterior. Monta ahora la de la Street Glide CVO, por 25.600 euros. Los matices no acaban aquí, ya que la familia Dyna y las Fat Bob reciben el motor de 103 pulgadas. La CVO Road King recibe accesorios que ahora son de serie como el parabrisas ventilado y el sistema de audio potenciado, todo por un precio de 36.350 euros.


Con estos pequeños cambios introducidos aquí y allá en toda la gama, Harley-Davidson España y Portugal espera mantenerse en 2013 en las 2.000 unidades vendidas que se facturarán, de seguir el ritmo, en este 2012. Lejos quedan las 2.600 unidades de 2011, pero la crisis no respeta ni jerarquías, ni añejas y sabrosas historias como las de Harley-Davidson.


CON LAS HARLEY-DAVIDSON 2013 EN RUTA POR TOSSA DE MAR Y ALREDEDORES


Con once motos a nuestra disposición, todas de distinto credo, raza y condición, Harley-Davidson nos facilitó la práctica totalidad de novedades para la gama 2013. No llegó en ningún caso a la centena de kilómetros, pero a sorbos cortos pudimos saborear el alcohol añejo que corre por la venas de estas damas de hierro de sangre guerrera y pulso firme. Sportster XL1200 CA, Sportster XL1200 CB, Forty-Eight, Softail Deluxe y Electra Glide Ultra pasaron por las manos del que escribe para comprobar de primera mano que la historia de una leyenda también se puede escribir con tinta de colores.


Las XL 1200 Custom CA y CB son idénticas, salvo por la pintura, y la rueda delantera, (radios en la B). El depósito policromado de la A contrasta con el negro mate de la B. En ambos casos el manillar algo más elevado de lo normal responden a los cánones clásicos de esta Sportster. Ambas son ideales para curvear, manejables, estables, básicas y a la vez puras. Con un precio ajustado puedes estar orgulloso de su manejo en ciudad, agilidad y su imponente presencia, con un peso siempre contenido. Las vibraciones son cosa del pasado, no es necesario ser un leñador canadiense para apretar el embrague, y la suavidad preside todo el conjunto, siempre con información limitada, con un escueto display.


A los mandos de la Softail Deluxe, en un verde que no pasa inadvertido gracias a la estética Hard Candy, notamos como la nostalgia nos traspasa. Hay que ser muy amante de lo retro para apreciar en toda su plenitud sus inmensos guardabarros y las bandas blancas de los neumáticos. Más baja que las Sportster, blanda, y con un amplio asiento, se nota más pesada y menos ágil que las XL1200, aunque su pisada y su aplomo no dejand indiferente a nadie. Grandes plataformas para los pies, sonido inconfundible y cromados para poner una tienda definan el placentero rodar aderezado con las inherentes vibraciones de una genuina HD.


Harleys 2013Tras la Softail Deluxe y su verde irreverente, momento para la Forty-Eight en un precioso dorado también fruto del Hard Candy. Desde ya te digo que si alguna vez tengo una Harley de mi propiedad, es muy probable que sea una de estas. Puede que incluso en este color. Cuesta acostumbrarse a la posición de los retrovisores, pero en unos pocos kilómetros los tendrás controlados. Larga, bajita, cómoda, ágil como ninguna, serpentea como la mejor. La enorme rueda delantera invitaría a pensar que por momentos pudiera ser inestable, pero olvídate. El equilibrio es increíble, la ligereza, impensable, la suspensión, exquisita. La miro con deseo mientras casi me obligan a rotar y encaramarme a la Electra Glide Ultra.


En parado, la Electra Glide Ultra es un horror. Es imposible de mover. O casi. Quizá unos meses de gimnasio me capacitarían para ello, pero con 78 kilos dentro de 1,80 metros no me da para moverla hacia atrás, por ejemplo. Sin embargo, una vez en marcha, sorprende. Parece increíble la facilidad de manejo. Es larga, muy larga, te obliga a estirarte para accionar freno y cambio de marchas, pero el tacto es exquisito. Fue la única, sin embargo, en la que tuve problemas para encontrar el punto muerto a la primera. Te obliga a anticipar, a prever, a frenar antes por precaución, pero no te hace falta hacer muchos kilómetros para sentirte parte de ella. Protege al cien por cien, el nuevo equipo de música es brutal y puedes llevar toda una vida en sus tres cofres. El poderío tampoco falta a la cita. Potencia suficiente para no echar de menos ni un solo caballo. No hay carretera lo suficientemente larga que pueda con ella. Si alguna vez tengo que hacer la Ruta 66 y no tengo un Camaro a mano, querida amiga, serás la elegida.


Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net

Compartir en Facebook Compartir en Delicius