Update CMP
Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos



Nueva BMW S1000RR – Profundos cambios para seguir líder

Andrea Enzo Andrea Enzo | Director Editorial y Jefe de Pruebas
Andrea Enzo 'esconde' a Óscar González Soria, periodista de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Como dijo Julio Verne, 'si se puede soñar, se puede hacer'.

26/11/2014
Presentacion BMW S1000RR 2015/BMW S1000RR 2015 info6
La BMW S1000RR recibe la primera actualización seria desde que salió al mercado en diciembre de 2009. Quédate con las claves. Tiene 7 CV más, hasta llegar a los 199 y aligera 4 kilos, quedando en 204. Pero debajo del carenado esconde muchos cambios…




Aunque aparentemente la nueva BMW S1000RR sea prácticamente igual al modelo que sustituye, la nueva supersport de la marca alemana cambia casi hasta el último tornillo para intentar seguir liderando un segmento que, por desgracia, no vende tanto como hace unos años. En los 10 primeros meses se han vendido 246 unidades súper deportivas, de las que 44 son de la S1000RR y 29 son HP4. De cara a 2015, BMW ha fusionado lo mejor de ambas motos para hacer la que se supone es la moto definitiva… hasta que salga la próxima evolución, claro. Se pone a la venta el 2 de enero de 2015 y por desgracia la central de BMW en Alemania aún no ha anunciado los precios oficiales para España, aunque si sumas unos cientos de euros a los 16.400 de la actual, no andarás nada desencaminado.


El perfil de cliente de esta moto está más que claro, ya que sólo el piloto amateur que pisa circuitos a menudo para tandas y sale a curvear un fin de semana sí y otro también encaja en una moto exigente con su ‘rider’, al que siempre va a pedir que le retuerza la oreja hasta decir basta.


Para la nueva BMW S1000RR se ha buscado más aceleración, agilidad, potencia, tracción, seguridad y equipamiento, aunque, como siempre, si lo quieres todo, tendrás que rascarte el bolsillo. Viene bastante equipada de serie pero si quieres sacar el máximo partido tendrás que completar a base de euros para pagar la mejor tecnología de calle que se puede aplicar a los circuitos.


En el diseño se sigue apostando por los faros asimétricos, aunque se han cambiado de lado para identificar el modelo con respecto al anterior. BMW sigue confiando para la BMW S1000RR en un diseño de punta de flecha, en una línea imaginaria que desciende desde el colín hasta los faros, que reciben entre ellos una mayor entrada de aire. El colín es más estrecho y puntiagudo, el escape es nuevo, más ligero y estrecho, y ahora cuenta con una doble salida. En este apartado solamente se han rebajado tres kilos de peso. En los laterales, de nuevo asimétricos, también las branquias reciben un nuevo diseño. El depósito también es de nueva factura, con la parte superior hundida para poder encajar el casco y ganar en aerodinámica.


En el apartado de tecnología es donde más se notan las mejoras, ya que incorpora o puede incorporar, previo paga, una cantidad de dispositivos y elementos que la ponen, prácticamente, a nivel de competición.


El motor incorpora nueva culata, escape, cárter… elementos importantes para llegar a los 199 caballos de potencia. DTC, Launch Control, Limitador de Pitlane… argumentos de lujo para una moto de calle con la que puedes disfrutar de lo lindo en circuito. El chasis se ha mejorada para lograr que el piloto tenga más feeling delante principalmente, pero también detrás.


En cuanto a modos de conducción, tres son de serie, Rain, Sport y Race, dos más se pueden adquirir para optimizar aún más el rendimiento de la BMW S1000RR. Asistente de cambio, puños calefactados… hasta control de crucero en una supersport… BMW, definitivamente, ha tirado la casa por la ventana. Los tres modos de conducción que vienen de serie, Rain, Sport y Race comparten casi la misma potencia. En el modo Rain la potencia se reduce, je, a 187 caballos, pero en BMW aseguran que se han mejorado tanto los controles de tracción y estabilidad que no necesitan bajar más la potencia. La curva de entrega de potencia en este modo también se dulcifica algo para que no entren todos los caballos de golpe. Previo pago, puedes adquirir los modos Slick y User. El primero de ellos es el más radical de todo, sólo para circuito, y el User permite poner todo lo configurable a tu gusto, pudiendo mezclar elementos de Race y de Rain, por poner un ejemplo. Potencia, aceleración, ABS, ASC, DTC, DDC… todo es configurable a nuestro antojo, incluso el grado de permisividad para que la rueda delantera se delante, o incluso la trasera. Espectacular.


La lista de mejoras es interminable. Se ha optimizado la curva de par, más lineal y sin ningún altibajo. La BMW S1000RR mejora el sistema de aspiración, apuesta por el acelerador electrónico, modifica el escape para incrementar el par a bajo régimen, con un sonido más profundo y ronco. Para que os hagáis una idea, el 0 a 100 km/h lo hace en 3,1 segundos y el 0 a 200 km/h en 7,3. Canela fina. Ahora puedes subir y bajar de marcha sin apretar el embrague (sistema opcional). También, de una manera muy fácil, sólo aflojando y apretando un tornillo, puedes variar el cambio, haciendo que la primera entre para abajo y el resto para arriba como en las de calle, o primera para arriba y resto para abajo como, por ejemplo, en MotoGP.


El chasis se retoca ligerísimamente, pero los logros son notables. La dirección es cinco grados más cerrada, el avance se reduce 1,5 milímetros y la distancia entre ejes crece 8 milímetros. La suspensión es la misma, pero cambian ligeramente los reglajes. El Control Dinámico de la Suspensión (DDC) no viene de serie, sólo en opción. Ahora hay hasta 15 puntos de retoque para la suspensión, de más blanda a más dura o viceversa. Se puede hacer incluso en marcha, aunque no es una maniobra fácil.


El ABS es semi integral. Si se activa la maneta del freno delantero, también actúa sobre el ABS trasero. Si se actúa en el pedal del freno posterior, no afecta al delantero. Además, tiene varias etapas de funcionamiento según el modo de conducción que tengamos seleccionado en ese momento. También, previo pago, puedes contar con un Launch Control, que te garantiza la máxima tracción en la rueda trasera en la salida. Te mantiene el régimen en 8-9.000 vueltas y sólo te encargas de ser fino con el embrague en el primer momento, pudiendo dar gas hasta romperte la muñeca después que el control de tracción y el dispositivo de salida hará lo demás para optimizar tu arrancada. Este dispositivo solo está disponible asociado a los modos Slick o User, y su funcionamiento está limitado a tres veces cada media hora porque se recalienta un poco todo el sistema.


Si todo lo que has leído te ha convencido, dos datos más. Los colores disponibles son Rojo y blanco, Blanco y azul y Negro tormenta metalizado. El Precio ya hemos dicho que aún es una incógnita y lo que es una certeza es que antes de que acabe el año ya tendremos la prueba de este misil tierra-tierra para que tengas unas de las primeras informaciones de primera mano de una moto que promete sensaciones de las de verdad.


Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net




Compartir en Facebook Compartir en Delicius