Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



KYMCO YAGER GT – Prueba de contacto

Andrea Enzo Andrea Enzo | Director Editorial y Jefe de Pruebas
Andrea Enzo 'esconde' a Óscar González Soria, periodista de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Como dijo Julio Verne, 'si se puede soñar, se puede hacer'.

23/09/2013
Presentación Kymco Yager GT/Presentacion KYMCO YAGER GT
Kymco sigue apostando por los scooter y el Yager GT completar su ya sobresaliente gama. Con motores de 125 y 300 cc, el Kymco Yager goza de una habitabilidad y una agilidad a prueba de urbes. Presentación oficial a la prensa del Kymco Yager GT.





El 61% de las ventas de motos en España pertenecen al segmento de menos de 125 centímetros cúbicos. De las 20 motos más vendidas en España 18 son scooter, sólo la BMW R1200 GS y la Kawasaki Z800 aguantan en los puestos 17 y 18. Ante este panorama, se entiende mucho mejor la apuesta de Kymco, la marca taiwanesa de motos, que teniendo ya varios scooter con cilindradas de 125 y 300 cc, lanza un viejo nuevo modelo, el Yager GT, con unas cualidades y un precio que le aseguran una parte del pastel de ventas en un mercado que ha bajado en el último año otro 14%. Analizamos, tras su presentación a la prensa y una breve prueba de contacto, los argumentos del Kymco Yager GT.


Quizá el nombre de Kymco Yager no te resulte del todo novedoso. Normal: en 2007 Kymco sacaba a la venta en España el Yager GT, con carburación, y en tres años vendió 2.320 unidades. De ahí que hace un momento lo calificáramos de ‘viejo nuevo modelo’. Tres años después de su puesta en barbecho, llega la nueva Kymco Yager GT, una evolución en estética del modelo precedente, pero ahora adaptada a los tiempos que corren, con el mejor suelo plano del segmento y un precio casi imbatible: el Kymco Yager GT de 125 cc, cuesta 2.699 euros con seguro incluido, mientras que el modelo de 300 cc sale por 3.399 euros, también con seguro incluido. El nombre es el mismo, pero todo es nuevo, desde el bastidor hasta las medidas, 2.110 milímetros de largo, 1.270 de alto y 1.470 mm de distancia entre ejes.


La llegada a España del enésimo scooter de Kymco - Like, Agility, Agility City, People S, People GTi, Grand Dink, K-XCT…- se ha hecho esperar un poco debido a las exigencias de los directivos de la marca taiwanesa en nuestro país, que han obligado a modificar diversos componentes para adecuar la moto a las características de nuestro mercado: un asiento más bajo, con un tejido distinto y un suelo plano de más de 28 centímetros de espacio para los pies, así como un espacio en el cofre suficiente para albergar un casco integral, claves de un modelo que, en esta configuración, sólo se venderá en nuestro país.


Urbano, ergonómico, y con el asiento más bajo del segmento (760 milímetros al suelo), el Kymco Yager goza de unos acabados espectaculares viendo el precio de venta. Monta un depósito de combustible de 9 litros bajo el suelo, lo que le ayuda enormemente a ofrecer un centro de gravedad bajísimo. Llanta de 13 pulgadas delante, 12” detrás, y un disco perforado de doble pistón, de 240 milímetros en el eje delantero y de 200 mm en el trasero. Latiguillos, metálicos, calidad ante todo.


El modelo de 125 cc posee 11,8 caballos de potencia a 7.750 revoluciones por minuto, con 10,8 Newton Metro de Par motor a 7.000 rpm. En vez de montar el motor del reciente K-XCT recurre al propulsor del Grand Dink, pero metiéndole la inyección electrónica, siempre con refrigeración líquida, lo mismo que el 300 cc, que entrega 22,8 CV a 7.500 rpm, tiene 22,9 Nm a 6.500 vueltas y también coge la base de la mecánica del Grand Dink de equivalente cubicaje, en este caso, 270 cc reales.


En el diseño se recurre a Leds delante y detrás, con intermitentes integrados y cuadro de mando digital con el tacómetro en analógico e iluminación en tono azul glaciar. El diseño del asiento no ha sido dejado al azar, y su apertura está centralizada en el contacto, exclusivo de nuestro país, lo mismo que la iluminación del cofre por led y el acolchado y tapizado de la superficie exterior. Tiene una guantera a la izquierda de la parte trasera del escudo, con toma de 12 voltios y las estriberas del pasajero se extienden pulsando un botón.


Blanco, Rojo o Gris Magnesio, opciones cromáticos para el último lanzamiento de Kymco, el Yager GT.


UNOS POCOS KILÓMETROS CON EL KYMCO YAGER GT POR BARCELONA


La Ciudad Condal sirvió de buen escenario de pruebas para un scooter que, en la propia Kymco, tiene hermanas que le superan en belleza, y es que el K-XCT que conocimos y probamos hace unos meses nos tiene robado el corazón. Jugando la baza del precio, del espacio y de la habitabilidad, la Yager GT ofrece elementos específicos que pueden hacerte cambiar de opinión y optar por el recién llegado.


Antes de subirnos a la moto, observamos numerosos detalles, la mayoría agradables, aunque la estética no es el fuerte de este scooter. Diseño más oriental que europeo delata el origen de una Kymco Yager GT que, al menos, llega a España con características muy acordes con las necesidades del cliente tipo de este tipo de vehículos. El manillar nos parece que está situado bastante alto, no llega a ser una ‘cuelgamonos’ de Harley Davidson, pero ya piensas en ello, con lo cual, se dice todo. Nos gusta que la bisagra de plástico de la guantera sea fuerte, firme, que no sea ‘plasticurrio’, como en tantos otros modelos. Tampoco falta el gancho para llevar bolsas. La boca de la gasolina está casi a los pies, y es necesaria la llave para abrir la tapa del depósito.


El cuadro de mandos es muy completo. En todo el día encontramos la manera de poner a cero el trip, por lo que intuitivo no es, aunque seguro que en el manual de instrucciones se puede ver cómo realizar la operación. Los espejos son estrechos pero fácilmente regulables y la visión es clara y nítida, no vibran en marcha. La parte trasera no es lo que más nos gusta de la moto, y en estas estamos cuando observamos la principal característica para diferenciar el modelo de 125 del de 300 cc, y es que el tubo de escape es distinto, no sólo en las formas, sino que el 125 sólo tiene una abertura de salida de gases, por dos el de 300.


Por desgracia, a la presentación, llevamos un casco jet, por lo que no pudimos comprobar de primera mano si el casco integral cabe en el cofre como nos dicen en la marca. Sólo uno de los compañeros de la prensa tenía algún problemilla para cerrar el cofre, los demás, lo hacían sin problemas.


Para el primer paseo elegimos una 125 en gris magnesio. Nos sorprende la ergonomía. Parece que vas en la moto como ‘sentado a la mesa’, y me recuerda no sin nostalgia mi Yamaha Active 80 de principios de los 90, un hierro considerable pero con una habitabilidad brutal, con mucho espacio para los pies, manillar un puntito alto y una facilidad de uso casi de vespino, siguiendo con los recuerdos de finales de los 80 y principios de los 90.


Avanzamos a duras penas por la urbe y nos damos cuenta de la agilidad del Yager GT. De motor no anda sobrado, lejos del brillante propulsor que anima el K-XCT de similar cilindrada, pero tampoco es el último en los semáforos. ‘Calentando’ neumáticos nos damos cuenta de lo fácil que es inclinar, de lo dócil e intuitiva que es, de lo obediente a la más leve insinuación del manillar. De las más ágiles y manejables que he probado nunca, palabra. En alguna recta vemos 85 kilómetros por hora en el marcador digital, no da tiempo a ver el tope, pero nos preguntamos si llega algo más allá, pues se la nota ya en los últimos estertores de fuerza.


El tacto de los frenos es muy bueno, tiene una mordida espectacular, sorprendente para los precios en los que nos movemos con esta Yager GT. Quizá vibra un pelín en parado, es poco, pero se nota más aún cuando luego te subes a las 300, mucho más redonda a todos los niveles. La vibración no se siente en puños o manillar, sino más bien debajo de tus posaderas. Pero nada preocupante, te lo aseguro. Sorprende el ruidito de los intermitentes cuando están activados: parecen una base rítmica que está esperando que entre la guitarra o el saxo.


Después de una interminable sesión de fotos, en la que nos damos cuenta de muchas más cosas, como por ejemplo, que el cuentarrevoluciones no tiene zona roja o que la luz de día la componen seis luces led, nos subimos a una 300 cc de color blanco, y aquí sonreímos aún más que antes. La ergonomía y las medidas son iguales, el espacio para los pies es increíble, pero es que ahora, además, la salida es fulgurante y la punta es mayor. Por desgracia esta vez no disponemos de espacio suficiente para ver cuánto pasa de 100 kilómetros por hora, pero se la siente mucho más llena en potencia, y eso que el peso apenas se nota que aumenta, y la manejabilidad y maniobrabilidad es igual de sorprendente que antes, más aún si cabe, por el aumento de cilindrada.


Más viva, más decidida, más dinámica aún, si el carnet no es un problema, y no te ahogas cada vez que el mes tiene un dos como primer dígito, la diferencia de precio no es excusa para gozar y disfrutar aún más con una Kymco Yager GT, a mi juicio, mucho más equilibrada que la 125, que adolece de pegada y de falta de potencia, pese a ser plenamente conscientes de que es una 125. Nos encanta el asiento de doble altura, fenomenal para el pasajero, que goza de mucho espacio y se coscará de todo, y por supuesto para el piloto, que va como un señor y el leve escalón entre piloto y paquete conlleva un pequeño ‘reposalumbares’ que te arregla la vida de manera perfecta mientras dure el trayecto. Chapeau.


En definitiva, y a falta de la próxima prueba a fondo, Kymco ofrece una nueva solución, otra más, al tráfico diario en la urbe, con desplazamientos confortables y económicos totalmente garantizados. Tal y como está el patio últimamente, si no tienes un scooter de 125 para evitar los ‘atascuzos’ de cada mañana, es porque no quieres…



Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net



Compartir en Facebook Compartir en Delicius