Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos



Kymco People 200S - Prueba Portalmotos

cosmonauta cosmonauta | Probador
Mecánico de profesión, continuo la tradición familiar de las dos ruedas. Prefiero escuchar a aportar mi experiencia, pero sobre todo, disfrutar en grupo de la moto.

17/05/2008
Kymco People 200S - 2008/Kymco People 200S modelo 2008
Un scooter que consume menos que un mechero, acelera como si huyera de algo o de alguien, frena como si se fuera a caer a un barranco, con un precio ajustado y un comfort envidiable. La penaliza el hueco del asiento, las vibraciones y alguna cosa mas. Si estás pensando en comprarte un scooter, no dejes de leer esta prueba, la People es una opción a considerar sin ninguna duda.

Los que tengan niños seguramente habrán visto una película titulada "Vecinos invasores". Se trata de un grupo de animalejos varios que de la noche a la mañana, o más bien después de la hibernación, se encuentran con que le han sustituido su ecosistema por una urbanización. Los animales se ven obligados a robar la comida de los frigoríficos de los hombres para poder sobrevivir, y ahí es cuando aparece el conflicto. Todos los animales comen de todo menos la ardilla, que es tan sumamente nerviosa que no le dejan tomar refrescos de cola ni café.

El plan final de la película consiste en cruzar un jardín lleno de sensores de movimiento y rayos láser que se activan para detectar a los intrusos, en este caso nuestros animales. Pues para hacerlo le dan café a la ardilla para que se pueda cruzar el jardín... y empieza el descojone padre. El mundo se para, la ardilla ve alterado su estado de conciencia y se adentra en el jardín. El animal es tan rápido que aún andando es más rápida que el láser que debe atravesar el jardín.

Pues esa sensación vamos a tener con esta moto, al menos durante los primeros días, hasta que nos acostumbremos.
 
El señor que entre en el concesionario Kymco buscando un vehículo para ir rápidamente del punto A al punto B, lo más seguro es que le aconsejen la People 200S. Esta moto tiene un sistema de distribución del variador que de 0 a 45 km/h hace que se le conceda el título de reina del semáforo, con permiso de las maxiescuters de gran cilindrada. Es una moto muy alta, tan alta que nada más cogerla se me vino a la cabeza la imagen de Audrey Hepburn, aquella actriz norteamericana de origen austríaco que protagonizó Desayuno con diamantes en 1961, porque es alta y delgada, esbelta y preciosa, única y con un estilo propio. Los que ronden el metro sesenta tendrán problemas para llegar al suelo cuando paren en los semáforos a no ser que se bajen del asiento.

El monigote verde del semáforo empezará a parpadear presagiando lo que he descrito de la ardilla. Se apagará el verde y se encenderá el rojo, para indicar que tras unos segundos el disco verde se va a encender. Agárrate. No te confíes en el logotipo de la People 200, que dicho sea de paso, no corresponde con la cilindrada que se esconde bajo los plásticos, pues monta un motopropulsor monocilíndrico de 160 c.c. y que desarrolla 11,6 caballos de vapor. Pensarás que es una cilindrada insuficiente para salir con potencia desde parado, pero si lo haces así, te pasará lo mismo que a mí, te llevarás una sorpresa. El disco verde se enciende y tienes la oportunidad de mostrarle a los sesenta conductores de coche que tienes detrás tuya una de las tantas ventajas que tiene el ir en moto por la ciudad, y más en concreto el ir en una People 200 S.

Le retuerces la oreja y te pasa como a la ardilla, que el mundo se para y sufres de efecto túnel en la visión, porque has sido lanzado. La moto, como todas las escúters, se eleva de ambas ruedas y sale disparada hasta aproximadamente los 45 km/h, donde le cambia el tono del sonido motor y las poleas se distribuyen de forma más gradual dentro de las leyes tradicionales de la física.
 
 

Se nos ha acabado el café.

Continuamos en movimiento y debemos frenar. Pues se ve que el mismo personaje que diseñó el sistema de aceleración cayó en la cuenta que en algún momento la moto debería detenerse, y si es de forma controlada, mejor. Debe ser el mismo personaje porque la efectividad de los frenos es extraordinaria. De hecho, se hace con la yema de los dedos, con sensibilidad y tacto. Ocurre en esta moto que la presión del bombín izquierdo se transmite a través de un manguito metálico, y casualidamente es la rueda trasera la que frena mejor de las dos. Si en algún momento decidimos averiguar cual es el límite de adherencia de los neumáticos, vamos a tener que actuar las manetas con algo más de contundencia, pero sin olvidarnos que nos tenemos que agarrar. Ello es debido a que la People monta los neumáticos de la nueva filosofía de Kymco, con un compuesto de mayor calidad que le confiere a esta escúter de rueda alta una frenada y adherencia increíbles. Sucede que al ser tan alta, tanto que le vamos viendo el techo a todos los coches sin excepción, el tomar las curvas inclinándonos es una sensación distinta, parece que no estás tumbando nada, nunca llegas a ver el suelo de cerca. Y no soy yo solo, porque las huellas en los neumáticos demuestran que nadie hasta el día de hoy ha tumbado más de 30-40 grados. Y todos los que hemos cogido esa moto somos probadores. También hay que alegar a nuestro favor que toda la fuerza de esta moto se ha dedicado a la salida y no a la velocidad punta, la cual no ha superado en ningún momento los 115 km/h de marcador con un 9,4% de error constatado con GPS.
 

Tucano Urbano
Juan Arcos, el probador se viste con el modelo Shorty Cotton de Tucano Urbano. Se trata de ropa de verano fabricada en algodón prensado, ropa fresca pero con protecciones y apropiada para uso cotidiano.
Cosmonauta vestido con tucano Urbano Cosmonauta vestido con tucano Urbano
La moto en estos momentos, durante la tumbada, necesita de un trazado y un estado de calzada perfectos porque sufre de una torsión del chasis enorme, tanto que algún momento hemos pensado que iba a entrar en resonancia, esos bruscos vaivenes que hace la moto justo antes de lanzar al piloto por los aires.

No tiene velocidad punta, efectivamente, pero la que tiene la mantiene. Llega a ella y ya haga viento en contra o una pendiente, la People va a variar por muy poco la velocidad. Por lo tanto, los trayectos interurbanos medios largos no son el medio para la que ha sido diseñada.

Respecto al viento, vamos a acometer las sacudidas de las ráfagas de viento debido a que posee el cuerpo de Audrey Hepburn como he dicho al principio y el peso de una 125 c.c. Pero las motos de hoy en día han sido diseñadas para rodar, y en estos casos lo que no debemos hacer es actuar contra el viento mediante el manillar. Deja a la moto sola que ella sabe lo que tiene que hacer. Tú pon sólo el punto de destino, el resto lo hace ella.
 
La posición de conducción es enormemente libre, sin forzar postura, con una zona para los pies amplia y plana por si queremos transportar algún objeto pesado en ella, incluyendo para tal fin un gancho a la altura la guantera. Es ésta última un habitáculo ingenioso que nos es muy útil a todos los que necesitamos acreditación para entrar en el trabajo: paras, giras la llave y se abre la portezuela, te acreditas y a seguir funcionando.
 
El asiento es enorme pero no es indicio para pensar que debajo exista un igual de grande espacio para guardar el equipaje, en el que existe un enchufe de mechero para conectar el cargador del móvil y que éste vaya cargando mientras nos desplazamos por la ciudad. Aunque parezca que lo tiene, la forma del asiento no nos obliga a una posición determinada a la hora de conducir. De hecho parecerá que siempre estamos al borde del mismo. El pasajero tiene para hacernos compañía un espacio que parece un sillón-sofá, con unos estribos tipo lengüeta escamoteables para dejar descansar los pies. Dichos estribos nos molestarán en contadas ocasiones cuando queramos maniobrar a muy poca velocidad, esas ocasiones en las que apoyamos los pies en el suelo para hacer giros en redondo entre los coches o salir del sitio de la acera donde hemos estacionado la moto.
 

En el apartado de la iluminación, la moto nos engaña. Si vamos con las de cruce en carretera abierta echaremos en falta una iluminación más potente y nos preguntaremos como es que con dos bombillas halógenas H4 como dos soles no hay más espacio iluminado. La respuesta la sabremos cuando pongamos las luces de carretera. Al ser una moto completamente urbanita que de hecho supera a penas los 100 km/h, se supone que vamos a circular casi siempre por calles de pueblos y ciudades con farolas y buena iluminación entre coches y otros vehículos que también proyectan sus haces de luz sobre la calzada y a los que no nos interesa molestar con nuestros focos. En este caso la iluminación es la justa. Para cuando salgamos a la carretera en noches cerradas, ponemos las luces de carretera y ¡oh!, se hizo la luz. Vamos, como la noche y el día, nunca mejor dicho.

Además, esta Kymco tiene un regulador de intensidad de corriente para que al ralentí las bombillas no consuman de batería, de forma que iluminan marcadamente menos, como si entraran en modo stand-by para que en cuanto aceleremos lo más mínimo vuelvan a cobrar vida. Del mismo modo, el botón de ráfagas está incrustado en el mismo selector de luces de carretera.

Sin salir del tema de la iluminación, el dispositivo trasero es un elemento distintivo de esta moto. Totalmente transparente, enorme, bonito y de sistema diodos led con una capacidad de iluminación superior a las convencionales bombillas de posición y freno. Mirada desde atrás, corresponde al concepto moderno del tunning.
 
La People posee un imponente frontal con una cúpula azulada que nos salvaguardará valiosamente del viento y la lluvia. Siempre que estés en movimiento, apenas te mojarás. Eso sí, como he dicho antes, el viento nos va a zarandear debido a la gran relación superficie aerodinámica-peso-altura que esta escúter de Kymco tiene.
 
Un detalle que nos indica definitivamente que esta moto está concebida para el mundo de la ciudad son los intermitentes. Emiten un sonido cuando son accionados igual que el de los coches, de forma que sabremos siempre, además de ver el testigo parpadeando en el panel, que tenemos la intermitencia accionada. El selector es de tipo digital de apariencia tradicional pero que no consiste en el típico sistema de palanca con ganchos y bornes.
 

Rodando por la ciudad es una culebrilla. Gracias a la geometría del sistema horquilla-manillar no notaremos ninguna reticencia de la moto a virar, ya sea cual sea la velocidad a la que circulemos. Es una moto que si no fuera porque tiene el acelerador donde todas las motos, podríamos llevarla sin manos. Hay ocasiones en la que debes decirle que deje de torcer, porque parece que se va a morder la cola ella misma. La anchura del manillar no es demasiado estrecho, pero al ser tan alta salvamos todos los retrovisores incluidos los de los grandes todoterreno de lujo. Los espejos ensanchan el tren delantero pero de igual forma que el manillar, no tendremos problemas.

Es en estas ocasiones cuando descubrimos que ir en moto por la ciudad no tiene precio, y si te dicen que te vas a ahorrar un pastón en gasolina y que llegarás allá donde tu imaginación quiera por el módico precio de 2.600 euros nos acordaremos del lema del Media Markt, yo no soy tonto.
 
 

Y ahora vamos con lo que no nos ha gustado.

No nos ha gustado el hueco para el casco de debajo del asiento. Eso no se llama hueco, se llama bolsa para las canicas. En algún sitio he leído que sólo cabe un casco jet y pequeñito. Pues ni eso. De acuerdo que es un mal endémico de las escúters de rueda alta, pero tampoco deberían haberlo hecho tan pequeño.
 
Como lo es el depósito de combustible. No voy a decir aún la capacidad para no asustar al lector y que sepa éste antes de nada que con un depósito se pueden hacer 150 km interurbanos a tope de gas y unos 180-200 a velocidades absurdas, perdón, a 50 km/h que es lo que indican las señales urbanas. Ahora que ya está usted vacunado, lo voy a decir: 6 litros. Dirás, bueno, teniendo indicación de nivel de combustible, no pasa nada grave. Vale, lo tiene, aceptamos barco como animal acuático. Pero lo que no aceptamos es que todo el reloj es para indicar la reserva.
 

Me explico. El reloj siempre marca Full a partir de los 3 litros de gasolina, y no empezará a bajar hasta que nos queden unos 20 km de autonomía, en cuyo caso bajará rápidamente hasta llegar al arco rojo de la reserva. Por lo tanto, es un reloj indicador de reserva de combustible.

La moto vibra. Vibra como un avión de la Segunda Guerra Mundial. Vibra tanto que la matrícula parece que se va a desprender en cualquier momento y si accionamos la maneta del freno trasero, las vibraciones se traspasarán a todo el conjunto posterior y nos entrarán cosquillas por la misma zona por la que amargan los pepinos.
 
Vibra, pero sólo en parado. En cuanto aceleremos, además de pararse el mundo como en la fábula de la ardilla, desaparecen las vibraciones y el sonido. Es una moto tan sumamente silenciosa y sin ningún nivel de vibración en orden de marcha, que puede pasar por una moto eléctrica.
 
Lo de Kymco en materia de consumo y contaminación no tiene nombre, y eso que en Asia no existen las normas antipolución que tenemos en Europa.
 
Pero lo de esta moto es impresionante, ojala y mi coche consumiera lo que la People, hace años que hubiera pagado mi hipoteca.
 


Vestuario de la prueba
Todas las pruebas se realizan con vestuario adecuado para el uso de la moto. Nuestros sponsors son empresas reconocidas y con productos de calidad.
  • Cascos: Lem - Cascos con una excepcional relación precio/calidad. Asequibles a todos los bolsillos.
  • Monos de cuero: Racing Boutique - Importador de vestuario y accesorios para el motorista, productos recomendados.
  • Vestuario urbano: Tucano Urbano - Vestirse con ropa "normal" y adecuada para ir en moto es posible con este fabricante.
  • Guantes : Nosolomoto - Importador de vestuario y accesorios, precios sin competencia.
  • Botas: Motokeros - Tu tienda en Galicia e Internet, primeras marcas y sin pagar de más.
  • La seguridad se la encargamos a Luma, empresa conocida por todos y de reconocido prestigio.

 

Compartir en Facebook Compartir en Delicius