Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



KYMCO LIKE 125 – Prueba Moto - Diseño italiano made in Taiwan

Daniel Bolós Daniel Bolós

17/07/2012
Kymco Like 125/Kymco Like 125. Prueba Portalmotos.com
Kymco Like 125 mezcla bajo coste y estilo italiano. En tiempos en los que está de moda hacer ‘remembers’ de música, cine, etc, Kymco recupera para el Like 125 el estilo italiano de los años dorados del scooter, los años 60. Prueba a fondo.




Este modelo de Kymco, el Kymco Like, en todas sus versiones -hay una versión que cubica 125cc y otra de 50cc-, nos transportará inevitablemente al pasado y nos traerá a la mente aquellas Lambretas y Vespas que vemos en las películas de época y que tanto triunfaron en el país de la pizza y la pasta y fuera de sus fronteras. Ahora tienen una nueva replica, pero esta vez con aires renovados y venida desde el Lejano Oriente con aires vintage y detalles modernos.
 
Desde Kymco han querido dar a este taiwanés tan italiano toda la esencia de la época del scooter y los jerseys a rayas, diseñándolo con líneas redondeadas como marcaban los cánones de la época. Esto lo podemos comprobar ya desde su guardabarros delantero casi redondo hasta su portamatrículas, cogiendo lo mejor de aquellos tiempos pero sin descuidar la tecnología actual, ya que no se han cortado al cambiar los componentes menos agradecidos de aquellos vehículos, tales como sus frenos y suspensiones, y han dotado al Kymco Like 125cc de discos de freno en ambos ejes y doble amortiguador trasero por ejemplo, algo que sin duda y aunque no sea muy vintage, agradecerán sus propietarios en el día a día.
 
Si la primera impresión es la de tener delante de ti un scooter de aquella época, cuando te subes te das cuenta de que Kymco no ha dejado nada al azar, su display retro, el faro cuadrado, su guantera en el escudo y los espejos redondeados y cromados te transportaran a aquellos tiempos sin ninguna duda.
 
Arrancamos…
 
Nos subimos al Kymco Like 125 y nos transportamos al Siglo XXI: su sonido es actual y su facilidad de arranque también, ya que aunque vienen provisto de arranque mecánico, por palanca situada en la parte trasera, que bueno es dar al botón y… listo para rodar.
 
Subiéndonos en él, destacamos que el espacio que tiene el piloto es bajo y bastante justo pero cómodo, el sillín tiene un ancho y mullido correctos y la plataforma es totalmente plana, algo de lo que la marca taiwanesa hace gala en sus modelos y bajo ella se esconde el depósito de combustible, aunque su llenado se hace desde debajo del asiento. Pero lo que para algunos puede parecer una desventaja, por el escaso tamaño de este scooter, es de gran ayuda para otros ya que gracias a sus ruedas de 12 pulgadas y a su escasa distancia al suelo, mover esta moto en parado o entre coches es extremadamente sencillo y no exigirá a su propietario gran experiencia, algo a tener en cuenta sobre todo en modelos que pueden conducirse con el carnet de coche.
 
El motor, al que el ventilador que ayuda a la refrigeración por aire todavía le da todavía más aspecto retro, rinde 9,3 CV declarados por la marca, haciendo posible circular hasta una velocidad no superior a los 100km/h y que tiene un consumo realmente contenido: desde Kymco declaran que es de 3l/100 Km. Está provisto de estárter automático para ayudar al arranque en frío y dotado de catalizador de doble vía en el escape y caja de tranquilizador de gases en admisión para proveer más estabilidad en el llenado de aire. El carburador que alimenta este motor tiene muy fácil acceso para realizar los mantenimientos vía el hueco dejado debajo del asiento, algo que sin duda facilitará estas tareas. No podemos pasar por alto el hecho de que está provisto de un sensor TPS, que indica la posición del acelerador a la centralita, que ayuda en las tareas de quemado del combustible, reduciendo y optimizando el uso del mismo.
 
La agilidad con la que se mueve este italiano de ojos rasgados por la ciudad es digna de elogio. Además, su estabilidad no está muy penalizada como en aquellos scooters de los que importa su estilo; se nota que lo años no pasan en balde y su doble suspensión trasera y su chasis están mejor adaptados que los de aquellos tiempos algo que, sin duda, es de agradecer.
 
Si de agilidad y movernos por la ciudad hablamos, no podemos dejar de lado su gran capacidad de carga, el Kymco Like 125cc viene ya de serie con un baúl trasero con capacidad para un casco integral y nos servirá también de respaldo al pasajero. Podemos decir que sin ser de la mejor calidad existente en el mercado, complementa perfectamente a la guantera de la que viene provisto en el escudo, con toma de corriente interior para cargar tu movil, gps... y al que también le han añadido una percha exterior para colgar bolsas o paquetes voluminosos, así como al hueco dejado debajo del asiento, con capacidad para un casco tipo jet, por lo que ya no hay excusas para ir a cualquier sitio y dejar este scooter aparcado en casa que por sitio no va a ser…
 
En cuanto al acabado podemos decir que está bastante bien conseguido, los plásticos, por mucho que se parezca a las Vespas y Lambrettas aquí la “chapa” no tiene cabida, están bien diseñados y encajan perfectamente, las ruedas y faro trasero tiene un aire moderno y las tomas de aire situadas a altura de los reposapiés escamoteables del pasajero le dan un toque moderno dentro de sus clásicas y redondeadas líneas, y todo esto por un precio bastante asequible, 1.899 euros.
 
Algo que no nos gustó nada, y que también es traído de Italia hasta donde yo sabemos, es el plegado automático de la pata de cabra, algo que, aun pensado y destinado a ayudar en su recogida, no nos parece la mejor solución, incluso podemos decir que dificulta en exceso el trabajo de extenderla debido a su muelle de recogida. Nosotros, de hecho no la usamos y no la echamos en falta, ya que subirlo al caballete es una tarea realmente sencilla y bastante más segura. Por poner otra pega a este taiwanés vintage, otra cosa a mejorar sería la apertura del asiento, que hace que tengas que tener girada la llave en el momento de levantar el asiento, algo que puede dificultar la apertura del mismo si vas cargado o con una mano ocupada.
 
En resumen…
 
El Kymco Like 125cc ha traído aires clásicos pero renovados a la ciudad. Su línea redondeada y de estilo sesentero seguro que no dejara indiferente a nadie. Su precio y consumos reducidos unido a su gran facilidad de conducción harán de este scooter una opción muy válida para desplazarse por la urbe y que podrá satisfacer las necesidades de los no iniciados, con carnet de moto o de coche, en este mundo tanto como para los amantes de la moda y del estilo vintage tan vigente en estos tiempos.
 
BIEN
 

Capacidad de carga

Diseño

Frenos
 
MENOS BIEN:
 

Pata de cabra

Apertura del asiento
 
Kilometros de la prueba: 210 km
 
Consumo medio: 3l/100 km
 
FICHA TÉCNICA KYMCO LIKE 125
 

Cilindrada: 124,6 cc

Motor: Monocilíndrico 4 tiempos, 2 válvulas, SOHC

Diámetro por carrera: 52,4 mm x 57,8 mm

Refrigeración: Ventilación forzada

Potencia: 6,9 kW a 7.750 rpm

Par Motor: 9,1 Nm a 7.000 rpm

Alimentación/combustible: Carburador

Arranque: Motor eléctrico y pedal

Cambio: Variador continuo

Embrague: Centrífugo automático

Transmisión: Correa trapezoidal

Chasis: Tubular abierto

Basculante: Grupo motopropulsor oscilante
 

Dimensiones:

Longitud total: 1.925 mm

Distancia entre ejes: 1.325 mm

Ancho total: 690 mm

Altura del asiento: 790 mm

Peso en vacío (declarado): 121 kg

Depósito de combustible: 7,5 l
 

Suspensiones:

Delantera: Horquilla telescópica hidraúlica de 85 mm

Trasera: Doble amortiguador hidráulico regulable 75 mm
 

Neumáticos:

Delante: 120/70x12”

Detrás: 130/70x12”
 

Frenos:

Delante: Disco, Ø 220 mm

Detrás: Disco, Ø 200 mm
 
PRECIO: 1.899 euros
 
Alberto Martín ‘Cuervo’
 
Compartir en Facebook Compartir en Delicius