Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



KYMCO K-XCT 125i y 300i con ABS – Presentación y Prueba

Andrea Enzo Andrea Enzo | Director Editorial y Jefe de Pruebas
Andrea Enzo 'esconde' a Óscar González Soria, periodista de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Como dijo Julio Verne, 'si se puede soñar, se puede hacer'.

30/10/2014
K-XCT 125i ABS y 300i ABS/Kymco K-XCT 125i ABS y 300i ABS - Spot
Kymco tiene la maquinaria a plena producción y no la va a parar. El líder del mercado en scooter mejora la gama del K-XCT con la introducción del ABS a precios muy interesantes. Te contamos todo sobre el Kymco K-XCT 125i ABS y K-XCT 300i ABS.




Kymco sabe leer el mercado de la moto como nadie, y de la mano de su Director de Marketing en España, Carlos Wang, pocos secretos escapan a la planificación de la marca en nuestro país. Fruto de todo ello, es la llegada de dos nuevos modelos, el Kymco K-XCT 125i ABS y el Kymco K-XCT 300i ABS, dos scooter ya conocidos por todos, que ahora incorporan el sistema de frenada ABS de última generación elaborado por Bosch específicamente para moto, y que traen como regalo el novedoso color que entra en gama, el rojo núcleo de las fotos, que será una seña identificativa inequívoca del modelo con ABS. Está disponible también en otros tres colores, como el exitoso blanco puro, gris compacto y azul sintetizado, pero este rojo sólo lo equiparán los modelos con ABS.


Los precios de los nuevos K-XCT ABS son 3.599 €uros el 125i y 4.440 €uros el 300i, una diferencia desólo 400 y 450 €uros, respecto a sus versiones base sin el sistema de frenada del que hablamos. La comercialización arranca este mes de noviembre y, además, incluye Seguro Gratis con Cobertura de Robo durante el primer año.


El mercado de la moto en España está subiendo en torno al 19% en este año. Kymco es la segunda marca del mercado en número de ventas, primera en el segmento del scooter, y es que de cada 3 motos que se venden en España, 2, son scooter. Con estas premisas, cada lanzamiento de la marca asiática da en la diana, y esta vez no va a ser menos. El segmento GTS es uno de los más golosos, con scooters de corte deportivo con un diseño muy logrado. Desde la jubilación del modelo Bet and Win, Kymco ha sabido adaptarse a la realidad y sobre todo, lograr ventas de su modelo K-XCT sin canibalizar en exceso a la exitosa Súper Dink, líder absoluta de ventas.


Con los mismos motores, llega la nueva Kymco K-XCT en las cilindradas de 125 y 300 cc con la incorporación del ABS. La clave es su estética deportiva, muy agresiva, el ABS9 de Bosch, un nuevo bastidor y pequeños cambios en puntos muy definidos de la moto para optimizar aún más su rendimiento. En el caso de la 125 cc nos vamos a 14,5 caballos de potencia a 9.000 rpm y 12 Newton Metro de Par Motor, mientras que en el 300 cc la cifra sube a 28 caballos a 7.750 rpm y un Par Motor de 30,1 Nm.


El diseño italiano de Arkena Studio está detrás de cada una de sus líneas y aristas. Es algo más diez centímetros más corta que la Super Dink, con lo que ganamos mucho en agilidad y maniobras en parado. Se ha recalibrado la suspensión delantera y la trasera confía en un doble amortiguador hidráulico de 93 milímetros de recorrido. El cuadro de instrumentación es enteramente digital con retroiluminación en azul glaciar y Kymco anuncia un ciclo de revisiones cada 5.000 kms. Las ópticas delanteras funcionan con Led, y en la trasera 20 diodos de led forman la luz roja. Cofre de 40,7 litros, para un casco integral y algo más, también con luz led de cortesía.


Los usuarios de las Kymco K-XCT con ABS también agradecerán la toma de corriente de 12v en la guantera izquierda, con la que fuimos recargando durante toda la mañana, sin ir más lejos, nuestro propio Smartphone. Si llueve, tranquilos, que la guantera es estanca.


La introducción del ABS en la gama K-XCT va a suponer un refuerzo extra para este modelo. Sirva el ejemplo de los porcentajes de la Súper Dink: en la versión 125 la mitad de las ventas son ya con ABS, mientras que en la cilindrada de 300 cc, supera el 90%.


CON LA KYMCO K-XTC 125i ABS y K-XTC 300i POR LA PROVINCIA DE MADRID


El departamento de Prensa y Comunicación de Kymco preparó con mucho mimo para la prensa especializada una jornada de contacto con las nuevas motos que no dejó indiferente a nadie, y desde aquí queremos agradecer la atención y disposición de todo el departamento, así como el propio Carlos Wang y su equipo, siempre al pie del cañón, dispuesto a contestar todas y cada una de nuestras preguntas.


Un total de 80 kilómetros, primero con la 125, la segunda parte a lomos de la 300, y una buena ración de reportaje gráfico, fueron los ingredientes básicos de una toma de contacto que nos ha servido muy mucho para establecer un paradigma a la hora de evaluar las capacidades y aptitudes de estos scooter que, ahora, llevan, además, un extra de seguridad con la incorporación del sistema de frenado ABS.


Como siempre cuando nos acercamos a un nuevo modelo, antes de dar gas, nos gusta dar un par de vueltas alrededor y estudiar líneas y formas. En este caso, ya es un modelo conocido y probado al que se le ha añadido el ABS amén de pequeños matices, por lo que amén de ratificar las sensaciones ya anunciadas, admiramos con cierto placer, todo hay que decirlo, el nuevo color elegido por Kymco para Europa para sus modelos K-XCT con ABS, y no podemos menos que aplaudir por haber conseguido y elegido un color tan bonito. Nos encanta.


La estética ya está vista y analizada en la prueba de la Kymco K-XCT 300i realizada hace poco más de un año por uno de nuestros probadores. Afilada, deportiva, dinámica, con unas líneas que aseguran sensaciones muy deportivas, aunque se trate de una 125 en uno de los casos. La cúpula es una obra de arte, más estética que práctica como luego veremos, pero eso no quita que cada elemento de la moto está encaminado para resaltar y ensalzar un carácter racing que es mucho más evidente en la K-XCT de 300 que en la de 125, como no puede ser de otra manera.


Revisamos antes de arrancar el hueco bajo el asiento, que sigue iluminado con una luz led que apreciarás en garajes o noches cerradas con pocos puntos de luz a mano. Una pena que no quepan dos cascos, aunque uno no sea integral, pero si buscas más practicidad el catálogo de Kymco seguro que te puede dar alguna idea que no sea este K-XCT. También destaca la guantera y su toma de corriente para cargar el móvil o conectar el GPS. No hace falta estar con el motor arrancado o en movimiento. Con la llave en On, ya se produce la carga del terminal, y tal y como están hoy en día los smartphones, cuyas baterías cada vez duran menos, será algo que utilizarás muy a menudo. Además, en Kymco nos aseguran que es un compartimento estanco y que no entra nada de agua, y de momento, no tenemos razón para no creerles. Lástima de una pequeña cerradura para poder dejar el móvil cargando dentro mientras tomas un refrigerio donde sea. La tapa de la boca de carga de gasolina, entre los pies, sí va con llave, por eso no nos preocupamos.


Después de todos estos pensamientos en voz alta, metemos la llave, damos al botón, y la 125 ronronea preparada para el primer asalto. En el marcador, 500 kilómetros justos, recién terminado el rodaje, apta, presta y dispuesta para someterse a nuestro juicio. En parado es muy manejable, con pata de cabra y caballete a nuestra disposición en función de cómo queramos asegurarla en parado. En marcha, esa batalla algo más corta de lo habitual y el amplio radio de giro nos proporciona una agilidad fantástica, lo que asegura en el tráfico urbano una especial movilidad que te librará de muchos embotellamientos salvando la situación escapando entre coches sin problema por muy poco espacio que haya.


Los retrovisores no serán un problema. Quizá puede parecer que son pequeños, pero son fáciles de regular y la visión que ofrecen es muy notable. Además, se ha estudiado muy bien la posición y la sujeción, porque en dos unidades probadas no vibraban en absoluto.


La aceleración está acorde con lo que se espera de una 125. Siempre somos los primeros en el semáforo de turno, y las amortiguaciones empiezan a parecernos demasiado firmes para los baches y los badenes habituales en las grandes ciudades, aunque luego en carretera abierta veremos que el compromiso es excelente, ya que se necesita esa dureza que ahora igual nos asusta un poco para mantener siempre la moto en el sitio y rodar con fluidez y seguridad, aún tumbado, cuando el marcador te dice que vas a más de 100 km/hora.


En un buen puñado de kilómetros por autovía, llegamos a ver en el cuadro de mandos los 120 km/h, aunque los logramos aprovechando una pequeña bajada, lo reconocemos. En recta sin ayudas orográficas solemos movernos en torno a 115 km/h. La aceleración hasta ese punto no es vertiginosa, pero al menos no tiene grandes baches de potencia, cosa que se agradece.


No es difícil acoplarse de manera aerodinámica a la moto, aunque encontramos pequeños detalles a mejorar. Ya hemos dicho que la cúpula se queda corta, pero es que no tapa ni los hombros, en ninguna de las dos cilindradas, ya que la cúpula es igual. El aire impacta en casco y hombros de manera irremediable. Si mides 1,80 metros, echarás de menos un par de centímetros más para situar los pies en la plataforma. Además, el resalto del asiento para separar piloto y pasajero no ayuda en estos casos, ya que se tiene a echar el culo para atrás, y este reborde para sujetar un poco la parte baja de los riñones, te impide deslizar el trasero hacia atrás y bajar el cuerpo unos centímetros. Este detalle, que es fantástica si estar en el 1,70 metros, poco más, para los de 1,80 o más nos resulta poco práctico, la verdad. Y mira que el asiento es cómodo, con el punto de dureza y comodidad justa.


Cambiamos de moto a mitad de recorrido, y comparado con el 125 el 300i ABS nos parece un avión. Pero es que nos lo parecería igual aunque hubiéramos acabado de bajar de una 400. Acelera mucho más, y puedes pasar de 140 km/h de marcador sin ningún tipo de problema y de manera más rápida de lo que puedas pensar. El peso, un poco superior, apenas se nota, y te garantizo que tanto una como otra tumban de manera intuitiva y fluida, sin necesidad de que seas el mejor piloto del mundial. Neumáticas y suspensiones te ofrecen mucha seguridad y confianza desde el minuto 1 y no es lo habitual, pero en apenas unos kilómetros ya sentías el scooter como tuyo de toda la vida. Un detalle a valorar y tener muy en cuenta.


En el cuadro de instrumentos están los mismos elementos que en la 125, la velocidad en grandes números digitales, con el cuentarrevoluciones también digital en el costado izquierdo. En la parte de la derecha, la capacidad del depósito de combustible, la temperatura y los diferentes testigos. Hemos echado en falta el dato del consumo medio, con lo que no te podemos decir nada hasta que hagamos la prueba del vehículo de manera más extensa. Entre esos testigos, no falta el del ABS, por supuesto, que se activa en cuanto pasas los 6 km/h.


Para el final hemos dejado la frenada y, francamente, está calibrada de manera exquisita. El ABS está disponible apretando tanto la maneta izquierda como la derecha. Notas perfectamente cuando entra en funcionamiento porque notarás unas pulsaciones en la maneta. El ABS está tan afinado que espera casi hasta el momento en el que vas a bloquear la rueda para entrar en funcionamiento, y lo hace con una dulzura y una suavidad al nivel de la capacidad de frenada y mordida de los discos. Sinceramente, una agradable experiencia comprobar cómo un scooter de 125 puede contar con estos eficaces sistemas de seguridad capaces de salvar muchas vidas, evitando caídas que se pueden evitar y por un sobreprecio con respecto a la versión sin ABS que nos parece casi obligada adquirir la opción que se ha presentado en esta ocasión.


Poco más que añadir en este primer contacto. Con la Kymco K-XCT 300i ABS el extrarradio no tendrá límites, e incluso te plantearás escapadas interprovinciales sin problemas, ya que se pueden mantener cruceros elevados sin más problema que el viento en tu casco y hombros. La 125 es escurridiza, ágil, muy interesante para las grandes y pequeñas urbes… y contar con un ABS a tiro de dedo en ambas ruedas son cosas en las que hay que pensar a la hora de adquirir un scooter. Con carnet de coche la 125, de moto la 300, Kymco ofrece seguridad y estética para el día a día en un envoltorio de lo más moderno. ¡Tomamos nota!


Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net



Compartir en Facebook Compartir en Delicius