Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



KTM 990 SUPER DUKE R – Prueba Moto - Deportividad salvaje

Borja Lamana Borja Lamana | Editor y probador de motos
Montando en moto desde los 4 años, participante en el campeonato de España de motocros durante 6 temporadas resaltando un subcampeonato de España alevín. Recientemente 2º puesto en el madrileño y campeón del V open Motorrad.

24/09/2012
KTM Duke 990 R/KTM Duke 990 R. Prueba Portalmotos.com
KTM tiene su lado bestia, y la nueva KTM 990 Super Duke R es, posiblemente, la naked más salvaje del panorama motero, con su potente motor V2 LC8, y un chasis manejable y preciso. Prueba a fondo de la KTM 990 Super Duke R.




El diseño de la KTM 990 Super Duke R es pura deportividad camuflada bajo una apariencia naked. El manillares alto y la posición general es cómoda aunque no debemos olvidarnos de que no se trata de una moto rutera y al cabo de unos pocos kilómetros notaremos las inclemencias de esta superdeportiva”, la Super Duke R permite un uso bastante versátil pero su terreno natural son las curvas o incluso el circuito donde podrá ser exprimida sin contemplaciones.
 
El reparto de pesos en esta KTM 990 Super Duke R está muy logrado y el nuevo ángulo de la dirección de esta versión R la dota de aun más agilidad. El motor es potente y empuja desde muy abajo, sus frenos y suspensiones pata negra no permiten excesivas concesiones y exigen ser llevados con mucha determinación y confianza.
 

Por partes:
 
Chasis y basculante: El chasis multitubular pintado en color naranja, como no podía ser de otra forma, se fabrica en tubo de acero al cromo-molibdeno con parte trasera desmontable.
 
En esta versión R el ángulo de dirección es algo mayor que en la Super Duke y el avance algo menor dotándola de una mayor agilidad y maniobrabilidad. El basculante de 575mm proporciona una gran capacidad de agarre mecánico en aceleración pero deja la moto algo suelta en la parte trasera en las apuradas más salvajes.
 
Suspensiones: La horquilla invertida WP de 48mm con tratamiento antifricción y el monoamortiguador también WP articulado directamente anclado al basculante son de la más alta calidad, tiene muchísimas opciones de reglaje para conseguir una perfecta adaptación al estilo de pilotaje de cada uno, con el magnífico chasis hacen que el conjunto sea sobresaliente.
 
Frenos: Brembo monoblock de cuatro pistones son los frenos con los que viene dotada esta SuperDuke R con anclaje radial y bomba también radial que actuando sobre discos flotantes de 320 mm dotan a la moto de una frenada extremadamente potente sin perder un ápice de tacto.


Motor: El motor bicilíndrico LC8 de KTM en esta versión R es pura deportividad, lo mejor sin duda son los excepcionales bajos permitiendo una aceleración absolutamente sobresaliente sin vacío alguno en el motor hasta la parte más alta del cuentarrevoluciones. Los caballos extras respecto a la versión básica y su peso hacen que esté un puntito por encima del resto de motos de su categoría. Es sin lugar a dudas, la moto más agresiva de este segmento y eso es gracias a la evolución del V2 LC8 que la dota de un empuje progresivo y eficaz pero tremendamente agresivo en la entrega.
 
¡A fondo!
 

Al subirnos a la 990 Super Duke R nos damos cuenta de que se trata de una moto alta (850 mm de altura al suelo). La posición de conducción tiende a llevarnos hacia delante cargando mucho peso en la parte delantera. La postura de conducción es cómoda, heredada de sus orígenes “off road”, con un manillar ancho y alto pero que no deja de invitarnos a una conducción agresiva, sin titubeos ni ningún miramiento. La moto es versátil y se mueve como pez en el agua casi en cualquier terreno pero sus orígenes hacen que destaque sobre todo en las salidas de fin de semana por las carreteras más reviradas o incluso en algún circuito.
 
Encontramos ideal la postura para practicar una conducción tanto relajada como deportiva. Las estriberas permiten a las piernas adoptar una posición muy natural y poco flexionada y rozarlas con el suelo en la calle resulta casi misión imposible -cuando tengamos oportunidad de probarla en circuito veremos si la cosa cambia-.
 
Rodando a la velocidad que nos permite su escasa protección aerodinámica (entre 140-160 km/h) la Super Duke va como la seda, pero su motor parece pedirnos más y aunque en algunos momentos pude ver velocidades bastante altas en el marcador sin duda este no es su terreno natural.
 
El propulsor es una maravilla, funciona suave y redondo cuando nos movemos en torno a las 5.000 rpm pero se convierte en un tiro cuando nos movemos en la parte más alta de cuentarrevoluciones. En esta KTM Super Duke R todo gira en torno al motor V2 LC8 de 999cc que alcanza los 125 CV. Para conseguir esta cifra el motor gira 900 rpm más que en su versión estándar anterior. Su menor cilindrada hacen que no sea la más potente del sector Streetfighter pero su gran agilidad juega a su favor no echando en falta esos caballos de menos.
 
En las marchas más cortas hay que tener un especial cuidado con el gas, la primera es algo corta desde mi punto de vista y tanto en primera como en segunda será difícil mantener la rueda delantera en el suelo.
 

Diversión asegurada
 
Con la KTM 990 Super Duke R la diversión está asegurada en todo momento; llegas a una curva lenta de segunda velocidad, apuras la frenada y notas los pequeños “rebotes” de la rueda trasera, llegándola incluso a cruzar un poco en la entrada, buscas el momento de máxima inclinación y nada más levantarla y si eres valiente podrás abrir gas a fondo notando con casi toda seguridad que la rueda delantera empieza a elevarse. Después de varios días con la moto se aprende a que con ella esto es simplemente habitual y si eres habilidoso y no te da miedo podrás engranar 3ª e incluso 4ª con la rueda levantada.
 
En esta versión de pruebas eché en falta unos neumáticos algo más blandos y más racing, ya que aunque en varias de las salidas conseguí meterles temperatura no acababan de darme la confianza que necesito para ir un poco más cómodo. Al abrir gas con la moto un poco inclinada la rueda trasera tendía a deslizar en algunas ocasiones llevándome algún que otro aviso.
 
En esta versión R como accesorio de serie disponemos de un formidable amortiguador de dirección WP cuyo anclaje queda escondido tras la pipa de la dirección.
 
La ligereza de la SuperDuke es su mejor baza pese al generoso depósito de 18,5 litros. Con un recorrido de suspensiones algo largo para una moto concebida exclusivamente para ir por carretera, esto no proporciona ni la más mínima sensación de inestabilidad, tan solo notamos cierta imprecisión al abordar curvas de media velocidad. En la versión R el monoamortiguador está modificado para reducir el lanzamiento y ganar agilidad. La suspensión trasera mantiene el sistema PDS que tanto ha defendido KTM históricamente ya que en sus versiones 2012 de enduro y Mx por fin han introducido el sistema tradicional con bieletas.
 
En definitiva, si no buscas tranquilidad cuando sales en moto y eres un adicto a las sensaciones fuertes, la nueva KTM 990 Super Duke R es tu moto.
 

Con la mano en el corazón
 

Totalmente salvaje, su chasis multitubular es muy ágil y su comportamiento es muy preciso, eso sí, no permite dudas y exige ser llevada con mucha determinación.
 

Una moto para…
 
…pilotos experimentados, su motor, suspensiones y su chasis no permiten dudas y tampoco dan excesivas concesiones, se debe ser valiente para llevar esta moto a su límite.
 

KILÓMETROS PRUEBA – 750 kms.
 
PORCENTAJE (Carretera/Autovía/circuito) 80%-20%-0%
 

FICHA TÉCNICA KTM SUPERDUKE 990 R

Cilindrada: 999 cc.

Potencia: 92 kW (125 CV)

Motor: 2 cilindros en V a 75º

Diámetro por carrera: 101 mm

Refrigeración: Líquida

Par Motor: 10,2 a 7.000 rpm.

Alimentación/combustible: Equipo de encendido con regulación electrónica sin contactos, ajuste digital del encendido Keihin inyección electrónica

Arranque: Eléctrico

Cambio: 6 velocidades

Embrague: Multidisco en baño de aceite con mando hidráulico

Transmisión: Cadena dentada

Chasis: Multitubular en acero al cromo molibdeno, pintado al polvo

Basculante: Aluminio 7020
 

Dimensiones:

Longitud total: n.d.

Distancia entre ejes: n.d.

Ancho total: n.d.

Altura del asiento: 850 mm

Peso en vacío (declarado): 186 kg

Depósito de combustible: 18,5 l.
 

Suspensiones:

Delantera: Horquilla invertida WP de 48/135 mm, multiajustable

Trasera: Monoamortiguador WP directo al basculante de 150 mm, multiajustable
 

Neumáticos:

Delante: 120/70x17”

Detrás: 180/55x17”
 

Frenos:

Delante: 2 Discos de 320 mm. con pinzas Brembo de 4 pistones con anclaje radial.

Detrás: 1 Disco 240 mm
 

Datos de interés:

Aceleración: n.d

Velocidad máxima: 235 kmh.

Autonomía: n.d.

Consumo / 100 kms: n.d
 

Bien

Agilidad

Motor

Posición

Componentes
 

Menos Bien

Embrague en reducciones.

Falta de ABS desconectable opcional

Altura asiento

Poco permisiva
 

Precio: 11.899 €
 
Borja Lamana
 
Compartir en Facebook Compartir en Delicius