Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



KTM 1290 Súper Duke R – Prueba - Mucho carácter

José Montalvo José Montalvo 'Sito' | Probador

11/06/2014
1290 Super Duke R/KTM 1290 Super Duke R - Prueba Portalmotos
KTM rompe moldes con la 1290 Súper Duke R. Es una de las Street Fighther más radicales del panorama, y para ello KTM actualiza uno de los motores más potentes de la gama con una relación peso/potencia de ensueño. Prueba a fondo KTM 1290 Súper Duke R.




Está claro que KTM ha desarrollado un proyecto que se sale de lo establecido, sobre todo si hablamos de la que está cayendo y la corriente que arrastra el mercado español. Con esta KTM 1290 Súper Duke R presenta una motocicleta sin ningún tipo de complejo, donde la minimalista estética y el impresionante y nuevo propulsor Lc8 destacan por encima del resto del conjunto.


En cuanto a la estética de la KTM 1290 Súper Duke R, son cuatro los atributos más destacados y que le marcan su denotado carácter: su acertada óptica delantera que transcurre por debajo de lo habitual, la forma del depósito de líneas frías y rectas, el afilado colín de pequeñas dimensiones y el nuevo basculante mono brazo, utilizado por primera vez y en exclusiva para este modelo por la marca austriaca.


El panel de control de la KTM 1290 Súper Duke R, a pesar de su reducido tamaño, alberga una gran cantidad de información. El panel consta de una pequeña pantalla digital y una esfera analógica, donde incluye el tacómetro y a su vez otra pequeña pantalla digital. En la primera pantalla encontramos información acerca de los dos cuentas parciales, totales, información sobre la configuración de los diferentes mapas motor, control de tracción, ABS... En la pantalla alojada al lado del cuentarrevoluciones, disponemos de información acerca del velocímetro, marcha engranada, nivel de carburante, temperatura del motor, reloj horario...


Si hablamos del alma de la moto no puede ser otro que el propulsor que impulsa esta KTM 1290 Súper Duke R. Está sustentado sobre la base del RC8 pero ha aumentado su cilindrada hasta los 1301cc, retocado elementos como el cigüeñal y aumentado el diámetro y la carrera de los cilindros. Sigue montando la misma configuración de dos cilindros en V a75º de refrigeración líquida y 8v que rinde la friolera de 180 CV. Cuenta con embrague antirrebote denominado PASC de accionamiento hidráulico. Como no podía ser de otra manera, cuenta con control de tracción y tres diferentes mapas de motor: Rain, Street y Sport.


En la parte ciclo, encontramos un chasis multitubular en acero al cromo-molibdeno, soportado en la zona delantera por una horquilla invertida WP de 48mm multirregulable y en la zaga lo hace un monoamortiguador Wp, también regulable en extensión y precarga. Cuenta a su vez con amortiguador de dirección, montado para filtrar parte de las reacciones emitidas por las sacudidas del propulsor. En el apartado de frenos encontramos un impecable equipo para la rueda delantera formado por dos discos de 320mm mordidos por pinzas Brembo de cuatro pistones, mientras que para la rueda trasera se sustenta en un único disco y pinza de doble pistón. Monta ABS Bosh 9ME Combined de serie. También tenéis la posibilidad de hacer más exclusiva esta KTM, con el equipamiento opcional Racing del que dispone.


Ya hemos dado un repaso a priori a todos los datos técnicos que incluyen esta musculosa KTM 1290 Súper Duke R. Tras alabar el trabajo de los de Mattighofen, ya va siendo hora de dar cuenta a esta impresionante montura y saber de primera mano de que está hecha.


¡Al ataque!


Tal y como hemos visto todos en imágenes, la KTM 1290 Súper Duke R en la realidad no defrauda. Tiene la misma presencia agresiva, compacta, contundente y trasgresora, de la que no puedes dejar de contemplar. Su diseño, sin duda, es el esfuerzo de un largo y estudiado trabajo de diseño. Como intentaba explicar al principio del artículo, el faro que se asemeja a la aerodinámica cabeza de una hormiga, se sitúa a la altura del eje de dirección.


El afilado colín, que bastante recortado ahora sí apenas llega a la mitad de la rueda trasera, necesitando un extra en la zona del porta matrículas para dar cobertura al resto del neumático. Y hablando de rueda, con el nuevo basculante monobrazo, la zaga cobra protagonismo, junto al escape de nueva factura. También el depósito de 18 litros de capacidad alberga un conjunto de duras líneas, que con el escueto carenado, ayudan a aportar esa imagen tan impactante de la que hablábamos. En definitiva, ¿cómo puede decir tanto con tan poco?


Una vez pegado bien el repaso a su agraciada estética, me dispongo a subirme y ponerme a los mandos de esta KTM 1290 Súper Duke R. Una vez acomodado, como es costumbre, comienzo a enredar con los mandos y a configurar los sistemas electrónicos y adecuarlos a mi conducción. Comenzamos en modo Sport. Una vez puesto al día con respecto a los gadgets, arrancamos...


El sonido del propulsor no deja a nadie indiferente, su sonido es el esperado, el de un buen bicilíndrico de pata negra. Engranamos la primera, de corto recorrido y que apenas emite sonido. La KTM sale con suavidad y a pocos metros cubrimos el periodo de adaptación. Mi 1,90 metros no resulta damnificado por tan compactas medidas. El asiento bajo, las estriberas no tan altas y la cómoda y ancha posición del manillar, me ayudaron a aclimatarme rápidamente.


Nuestras andanzas comienzan por suelo urbano, donde esta impresionante KTM 1290 Súper Duke R se comporta a las mil maravillas. Su agilidad, contenido tamaño y contundente empuje, hace que atravesar el entramado de la urbe se convierta en pan comido. El único pero en este ámbito, lo encontramos en el escaso ángulo de giro.


Una vez comprobados los atributos de esta hormiga atómica bajo el régimen urbano, nos dirigimos a carretera abierta. Ya en la vía de servicio, comenzamos a enlazar marchas con determinación, gracias a la rapidez y precisión del cambio y la sonrisa que se dibujaba en mi cara, me hacía recordar viejos tiempos.


El propulsor se muestra dócil y suave, pero cuando giramos el mando del gas con determinación y sobrepasamos las 4.000 rpm, la cosa cambia y a bastante mejor. Las suspensiones no se comportaron de manera rigurosa con las irregularidades del asfalto, siendo correctas a lo largo del trazado. Como buena Súper Naked, el pero en este ámbito lo encontramos en la protección aerodinámica. Aunque es curioso, aun dándote el aire de lleno en el pecho, tenías que estar muy pendiente del velocímetro, porque a la mínima de cambio tenías que soltar el mando del gas.


Llegamos a zona de carreteras viradas, donde pude disfrutar de lo lindo con esta KTM 1290 Súper Duke R. El comportamiento fue sublime. Deja claro cuál es el campo de batalla de este “Rocín”. Los sistemas de seguridad me dejaron llevarla con cierta libertad, dejándome deslizar sutilmente la rueda trasera a la salida de alguna curva y levantar unos centímetros la rueda delantera en las aceleraciones más determinantes.


El equipo de frenada cumple ampliamente con las expectativas. Aunque sí es cierto que encontré un pequeño pero en curvas con el firme irregular, en el que la dirección se volvía imprecisa y algo nerviosa. Seguramente con buen reglaje de las suspensiones, sea suficiente para corregir este pequeño detalle.


Con la mano en el corazón


Esta carismática KTM 1290 Súper Duke R, lo tiene todo para hacer de tu día a día un lugar más divertido y un incombustible remanente de adrenalina. Pero el mejor lugar para sacarle todo el potencial a este misil es sin duda el circuito, que según cómo andan las cosas...


Lo bueno


Propulsor

Estética

Electrónica


Lo Menos bueno


Comportamiento tren delantero.


PVP


Autonomía: 260 Km

Consumo: 5,8 l/100km

Kms de la prueba: 990 km


PVP: 15.500 €uros


Ficha Técnica KTM 1290 Súper Duke R


Motor: 2 cilindros, 4 tiempos, disposición en V a 75°

Tipo de motor: Refrigeración Liquida

Cilindrada: 1.301 cc

Diámetro x Carrera: 108 mm x 61 mm

Potencia máxima: 132 kW (180 CV) a 8.870 rev/min

Cambio: Cambio de garras de 6 velocidades

Lubricación: Lubricación por circulación a presión con 3 bombas de rotor

Embrague: PASC Embrague Antihopping / accionamiento hidráulico


Parte Ciclo


Chasis: Bastidor de tubo de celosía formado por tubos de acero al cromo-molibdeno, con recubrimiento polvo

Manillar: Aluminio Ø 28/22 mm

Ángulo de dirección: 65,1°

Suspensión delantera: WP-USD Diametro 48 mm

Suspensión trasera: WP-Monoshock

Freno delantero: Freno de dos discos de 320mm con pinzas Brembo de cuatro pistones y anclaje radial

Freno trasero: Freno de disco con pinza de freno de dos émbolos. Equipo de frenos Bosch 9ME Combined-ABS

Cadena: X-Ring 5/8 x 5/16"


Cotas


Distancia entre ejes: 1.482 ± 12 mm

Altura libre al suelo: 140 mm

Altura del asiento: 835 mm

Peso en orden de marcha: 189 kg

Capacidad del depósito: 18 l gasolina súper sin plomo (95 octanos /RON 95 /PON91)



Texto: José Montalvo


Fotografía: Félix Gómez


Compartir en Facebook Compartir en Delicius