Update CMP
Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



Kawasaki Versys 1000 - Prueba – Una trail rutera

A.M.Cuervo A.M.Cuervo | Editor y Probador de motos
Aficionado a las motos desde que tengo uso de razón, disfruto de cualquier vehículo de 2 ruedas desde scooter hasta maxiruteras. Piloto ocasional de carreras de velocidad: RACE, Campeonato Castellano-Manchego y MAC.

05/02/2013
Kawasaki Versys 1000/Kawasaki Versys 1000. Prueba Portalmotos.com
La Kawasaki Versys 1000 es una moto muy estudiada. Las trail medias a veces se quedan cortas en rutas largas pero tienen un equilibrio ideal. La Versys 1000 intenta situarse en el punto justo. Prueba a fondo de la Kawasaki Versys 1000.




Con la nueva Kawasaki Versys 1000 queda de manifiesto que el segmento de las trail, que cada vez es más amplio, es uno de los que más están cuidando las marcas, y es que si su buque insignia eran, y para mí siguen siendo sobre todo en fábricas japonesas, las ultradeportivas llamadas RR ahora parece que estamos cambiando de rumbo. Y es que es verdad, no sé si también la edad tendrá algo que ver con esto, yo soy de los que piensan que la moto que posea tiene que cubrir mis exigencias en cuanto a uso diario, viajes y demás... y esto las trail, a diferencia de otros segmentos más viscerales, sí que pueden hacerlo y Kawasaki no iba a dejar este terreno al descubierto... vamos a ello.


Todocamino


Esa creo que es la denominación que mejor le encaja a esta moto, ya sé que algún “purista” dirá que es derivada del mundo de las 4 ruedas, pero creo que es la mejor definición y además completa el segmento trail de la mejor manera. Y es que la Kawasaki Versys 1000cc, y en general las “todocamino”, son motos destinadas a las grandes rutas y al disfrute puro, incluso las englobaría en el término de ruteras por genética. Si bien esta Versys no es una auténtica todoterreno tipo BMW GS o Triumph Tiger 1200cc ya que estas están más preparadas, por ruedas y diseño sobre todo, al campo, este segmento intermedio nos puede dar, nos dará, muchas satisfacciones haciendo kilómetros con asfalto ya que nunca desfallecerá.


La Kawasaki Versys 1000 está dispuesta a ser la moto a seguir de este terreno y no en vano ya viene equipada con todo lo necesario para que puedas disfrutar de tu viaje, lo corto o lo largo ya lo decides tú, y que no tengas que preocuparte por nada más que por el paisaje y el mapa (o GPS) y es que desde Akashi no se han olvidado de nada y han dotado a esta ‘devoramillas’ desde un potente motor, el conocidísimo 4 en línea de Kawasaki descendiente directo del que monta la Z1000 de la misma marca, con 118 CV y un par de 102Nm a 7000 RPM, gestionado electrónicamente por el cerebro del KTRC, pasando por ABS, maletas, gran autonomía... que harán de ella una delicia en ruta.


En ruta


Si hay una cosa que tiene esta moto es que no creo que deje indiferente a nadie es en cuanto a estética, su peculiar faro delantero, unido a una rueda de 17”, las maletas.... es algo a lo que no estamos acostumbrados, yo no me posiciono, ya lo haré más adelante, pero “rara” sí que es. Giro la llave, un poco escondida, y me encuentro en su panel 2 recuadros que me llaman poderosamente la atención en la pantalla, bien por Kawasaki, han montado en esta Versys el sistema de control de tracción KTRC, que consta de 3 curvas de entrega de potencia, además de 2 modos de potencia en sí, este último en modo Low recortará la potencia a unos nada despreciables 98CV según Kawasaki , lo que nos ofrecerá un abanico de posibilidades perfectamente adaptable al terreno que pisemos, y de esto doy buena fe ya que atravesamos, la Versys y yo, días de nieve, lluvia, sol... y sin problema en cuanto a agarre.


Adaptamos el KTRC a nuestro gusto teniendo en cuenta las condiciones y andando. Lo primero que sorprende es que la Versys, y al contrario de los que pueda parecer, es una moto manejable, no por el peso que son sobre los 240 kg declarados, si no porque no es muy alta de asiento y está bien compensada, y esto... se agradece.


Su motor no requiere casi periodo de adaptación si has llevado motos japonesas, es una delicia, tiene una parte media sublime, empuja fuerte y bien y si ponemos al mínimo, o desconectamos, las ayuda electrónicas tendrás que andarte con ojo porque levantar la rueda delantera o deslizar la trasera es un tarea bastante fácil, pero, no te olvides, con el KTRC en buena posición podrás disfrutar de su conducción sin sobresalto alguno y es que esta sistema es de los que más me ha gustado. La horquilla Kayaba de 43mm de nueva generación tiene un tarado de serie bastante cómodo y si bien a la entrada de las curvas a ritmo rápido te recordara sobre lo que vas montado ya que notarás su amplio recorrido, no funciona nada mal en rasgos generales. El amortiguador trasero, recolocado en esta versión y escondido del calor del escape, hace su función bastante mejor que su antecesor y nos ofrece tracción en todo momento sin problema.


Comenzamos a desplazarnos y a parte del embriagador sonido de su escape, esta versión montaba un Akrapovic que tienen como opción en Kawasaki por solo 152€, distinguimos unos ruidos que vienen de su parte delantera y es que el “salpicadero” que han diseñado para ocultar “vergüenzas” y cables tiene demasiado plástico y las unidades de pruebas se quejan como las que más, pero eso es algo que sin duda subsanaran en Kawasaki sin problema, ya que creo que será un problema puntual de esta unidad.


Según pasan los kilómetros la Versys 1000 demuestra que debajo de esas maletas esconde un carácter deportivo, además le viene de familia, y eso se nota. El conjunto te permite, e incluso invita, a mantener cruceros altos en casi cualquier asfalto, y si bien de las suspensiones ya comentamos que aguantan sin sobresaltos un ritmo alegre, sin pasarnos tampoco ya que su recorrido es bastante amplio, el chasis y frenos ponen lo demás y es que a estos últimos no les verás desfallecer en ningún momento y si a eso le sumas que además está dotada, como no podía ser de otra manera, de sistema ABS nos quitará un peso de encima en caso de emergencia y nos permitirá disfrutar de la ruta elegida de un modo un poco más relajado.


En cuanto a capacidad de carga y de hacer kilómetros sobre ella, pues... por dónde empezar y es que esta Kawasaki Versys 1000cc carga con lo que le eches, tanto en temas personales, incluye 3 maletas de gran capacidad, como en carburante, 21 litros con un consumo medio 7,8l/100 km, no tendrás problema en llevarte y llevártela donde sea, ¡eh, yo lo haría! Y te aseguro que no me voy con cualquiera...


Al hilo del tema del carburante se incluye un modo ECO en la pantalla, que informa al piloto de cuando estás haciendo una conducción eficiente pero a mí, no sé si era por los ajustes en la centralita por el cambio de escape, supongo que sí, me fue prácticamente imposible conducirla de esta manera, solo aparecía en deceleraciones y algún que otro tramo por autovía pero poco más. Digno de mención es la facilidad de lectura y acceso a sus opciones del “centro de mandos”, que además nos ofrecerá una completísima información tipo 2 parciales de kilómetros recorridos, distancia restante con el combustible que tenemos, consumo actual y medio, temperatura... sólo eché en falta la información de marcha engranada que, a parte que la competencia lo monta, en motores con tanto par es muy de agradecer ya que a veces te pierdes un poco.


¿Y las sensaciones?


Pues debo decir que conducirla es un placer, aquí sí que ya me estoy posicionando, y es que sin haber sido una de las mejores semanas para probar motos y menos tipo ruteras, hemos hecho bastantes kilómetros juntos , desde 15ºC a -5ºC, con sol, nieve, lluvia... y eso solo quiere decir una cosa, y es que la Kawasaki Versys 1000cc es muy cómoda y versátil, ayuda a su piloto en la conducción complicada, cuida (cubre) perfectamente al mismo y aunque aparentemente parezca lo contrario su cúpula, regulable, y su pequeño carenado muy bien diseñado hace que el aire y el agua solo se estrelle contra tus hombros, y si a eso le sumas la capacidad de sus maletas, y su gran comodidad para piloto y pasajero... pues debo decir que me parece una moto original y muy bonita.


Por hacer una reseña al campo, la verdad es que la probé bastante poco en este terreno, si estás buscando una moto trail pura... esta no es la tuya, su rueda de 17” delantera la penaliza en exceso en este terreno y... ¡que ese no es su hábitat! vale para entrar en algún camino pero poco más. En cambio si buscas una moto para disfrutar de kilómetros, ya sea por una autopistas como por una comarcal, nacional o cualquier otro tipo de terreno la Kawasaki Versys 1000cc es una moto que deberías valorar, en Kawasaki ya lo han hecho y es que ellos la tasan a partir de 12.999 € aunque la que probamos, maletas y escape incluidos, sale por unos 14.300€.


Lo bueno: Motor, comodidad, versatilidad.


Lo menos bueno: Ausencia caballete central, plásticos delanteros.


Kilómetros de la prueba: 700 km


Consumo medio: 7,8l /100Km


Porcentaje: (Ciudad-carretera-autovía) 10/50/40%


A. M. CUERVO

Compartir en Facebook Compartir en Delicius