Update CMP
Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



KAWASAKI NINJA ZX6R - Prueba a fondo

Simón Saura Simón Saura
Cuenta con 35 años de experiencia en el mundo de la moto y ha sido Director de la Escuela de Conducción Deportiva Ducati. Una figura que va a aportar a la Escuela Mutua-Portalmotos mucha actividad.

09/12/2013
Kawasaki Ninja ZX6R/KAWASAKI NINJA ZX6R - Prueba a fondo
Kawasaki Ninja ZX6R. Todos firmes. Si te quieres sentir piloto de carreras, pero con responsabilidad y sabiendo lo que te juegas, la Kawasaki Ninja ZX6R, cumplirá sobradamente tus expectativas. Prueba de la Kawasaki Ninja ZX6R, 137 CV de carreras.




Quiero dejar bien claro que con esta entrada no estoy para nada incitando al personal a jugarse la vida y el carné por la carretera, nada de eso... porque también hay circuitos, y muchos, en donde por relativamente poco dinero se puede rodar al ritmo que cada uno quiera. Pero con esta Kawasaki no todo acaba aquí. Esta sensacional moto es también una máquina ideal que puede servir para aprender a conducir de forma deportiva. No es para iniciarse. Aunque, como he comentado, la curva de potencia de la Kawasaki ZX6R permite circular a muy poca velocidad con mucha suavidad, es una moto que si le enroscas el acelerador corre de verdad y sube hasta 14.000 vueltas y cabalga con 137 CV… y con una aceleración tremenda. … ¿quién da más?


Y puede que yo sea un fan de las deportivas verdes, pero esta Ninja es la actual campeona del mundo de Supersport y es la referencia dentro de las motos de mercado y de la categoría. Es cierto que las motos de competición son otra historia en cuanto a prestaciones, pero también lo es que el rendimiento de sus motores frenos y demás componentes de fricción duran muy poco. Así que esta, Ninja “de calle” se ha adaptado perfectamente a las necesidades de un vehículo homologado. Para ello se ha remodelado totalmente el modelo del 2009. Se ha modernizado con una estética endiabladamente deportiva y actual se montan suspensiones de mejor calidad y se ha incrementado la cilindrada hasta los 636 cc… pero sobretodo, ha mejorado en suavidad a medio régimen sin perder en absoluto la estirada final tan salvaje que tiene, un tema que le hace ganar en muchos enteros como moto de calle.


Un dato importante a tener en cuenta en esta Kawasaki ZX6R es el KTRC (Kawasaki Traction Control) los tres modos posibles para seleccionar el tipo de potencia que nos interesa, y el control de tracción made in Kawa, también con tres posibilidades. Y la verdad es que la combinación de estas dos gestiones, funcionan de maravilla. Hacía unos pocos meses que no pruebo una moto deportiva en su más pura esencia, y no puedo calibrar en dónde están las otras marcas. Pero el control de tracción Kawa es el mejor que he probado hasta la fecha. Cuando entra, no lo hace de forma tan salvaje como otros, que te dejan medio tirado al salir de las curvas .Este actúa lo justo para sentir como derrapa la moto pero con la confianza de que no vas a salir por los aires. Es una sensación excitante, porque es tan suave que me daba la impresión que era yo quien lo controlaba todo. Es decir, es una moto que te hace sentir piloto de verdad.


El embrague antirrebote es una de los avances más efectivos y que menos se nota de las motos de última generación. Si la conducción es deportiva, lo único que el piloto se da cuenta es que la acción de bajar marchas y entrar en la curva es, con esta moto, fácil. Lejos quedan aquellas apuradas de frenada en que la rueda trasera va dando saltos y no hay manera de meter la moto.


Por otro lado, la gran ventaja de esta Kawasaki ZX6R, es que si se quiere, es dócil, agradable y también permite una conducción tranquila y suave a poca velocidad. El tacto del acelerador es muy preciso, más –si cabe- que con la versión anterior de la Ninja. Esto es gracias a un nuevo diseño de los inyectores, que pulverizan mejor la gasolina. Influye también aquí el sistema de doble mariposa del acelerador. Normalmente las motos deportivas utilizan una gran mariposa, que cuando se abre el acelerador “ a saco”, da una entrega de potencia bestial y que hacen trabajar de lo lindo a todos los controles. Las dos mariposas por inyector y cilindro que presenta Kawasaki funcionan controladas una primera directamente por el acelerador (por tanto por el piloto) y otra por la centralita electrónica ECU. De esta forma la respuesta es mucho más lineal, lo que convierte a esta bestia en una moto también dócil y utilizable por carretera abierta. También hay unos conductos nuevos para la admisión que mejoran las prestaciones a medio y alto régimen, y doble inyector, que funcionan según el rango de revoluciones en que estamos trabajando.


Luego, como buena moto de calle que es, y para facilitar la conducción, esta Kawa Ninja dispone de diferentes indicadores. Uno es el indicador “ECO”. Son tres circunferencias pequeñitas que aparecen de vez en cuando en el panel de control digital. Teóricamente sirve como indicador de que se tiene una conducción de consumo reducido. Por tanto, cuando no aparecen, podría significar que se está gastando más gasolina de la estrictamente necesaria. A la hora de la verdad, mantener el indicador encendido todo el rato es casi imposible. Cuando abres un pelín el acelerador, el icono se apaga.


La parte ciclo de esta moto es una maravilla. El chasis de aluminio tiene una estructura sencilla y pero muy robusta. Es perimetral y el motor queda colgado. La mezcla de las cotas de este bastidor, junto con el avance, hacen una moto tremendamente ágil en los cambios de apoyo, y que permite rectificar a media curva. En mi carretera favorita de 15 km de curvas y más curvas enlazadas, me daba cuenta que esta es una moto en que la transición de la frenada y meter la moto con ganas en la curva, es muy, pero que muy rápida y fácil. Por carretera hay que poner un poco de conciencia, ya que fácilmente se consigue un ángulo de inclinación bastante alto. La combinación del basculante rígido y la distancia entre ejes de 1.395 mm combina perfectamente agilidad y precisión.


Al principio encontré un poco dura la suspensión trasera, y salía rebotando un poco. En circuito hubiera sido la bomba, pero para carretera abierta, aconsejo suavizar un poco los ajustes, para notar como se comprime bien el amortiguador trasero. Además, ahora en invierno que los neumáticos no acaban de coger temperatura, una suspensión un poquito más blanda da más feeling al piloto.


La horquilla delantera es también genial. Tiene muchas posibilidades de reglaje entre las tres vías, precarga, extensión e hidráulico, y es fácil de manipularlas desde arriba. Hay también a gusto del consumidor, aunque no está demás, recordar que las suspensiones tienen que estar equilibradas entre los dos trenes.


La frenada de la Kawasaki Ninja ZX6R es, como ya va siendo habitual en todas las motos deportivas actuales, excepcional. Con el diseño de pinzas monoblock Nissin, bomba radial y maneta regulable, da un tacto suave y a la vez preciso. Los discos delanteros son lobulados y de 310 mm.


La verdad es que esta moto me ha enamorado. Es la deportiva ideal para todo uso por carretera y en circuito. Si es cara o barata, dependerá de cada bolsillo. Yo sólo puedo añadir que el pecio de 12.500€ incluye el ABS, lo pagaría encantado para esta moto.

Compartir en Facebook Compartir en Delicius