Update CMP
Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



HUSQVARNA SMR630 - Prueba Moto – Rabiosamente divertida

Floren Floren | Colaborador habitual
Más de 35 años en moto, fundador de Portalmotos y otros proyectos similares, probador de motos durante mucho tiempo, las grandes rutas son mi pasión. Me gustan todas las motos y hablar con transparencia.

28/11/2011
Husqvarna SMR 630/Husqvarna SMR 630
La Husqvarna SMR 630 es uno de los máximos exponentes de la marca adquirida por el Grupo BMW. La tradición Husqvarna con el saber hacer BMW dan forma a una supermotard casi impecable. Prueba de la Husqvarna SMR630.




  Con el recuerdo aún fresco de la prueba de la KTM 690 SMC y un cúmulo de sensaciones que pasarán tiempo en mi interior para mi regocijo y agradeciendo a los dioses por esta bendita profesión. He de confesar que probar otra bestia de un solo cilindro, esta vez de la marca Husqvarna, en concreto la SMR630, ha supuesto para mí la posibilidad de hilar más fino y poder contaros cosas que antes sencillamente me eran imposible en este tipo de motos, supermotard, con las que mi contacto había sido más bien escueto y cuando probé alguna, fue siempre de forma breve y sin poder profundizar en el comportamiento y virtudes de estas motos de origen Off Road modificadas para su uso en el asfalto.

 
Husqvarna, esas suecas rubias y de ojos azules
 

   Fundada en 1689 con un criterio claro desde sus inicios: la calidad. Husqvarna fabricaba armas y bicicletas y en 1903 se mete en la aventura de fabricar motocicletas. El chasis era de fabricación propia y similar a sus prestigiosos cuadros de bicicletas, y el motor era de origen belga. Curiosamente sus primeras motocicletas eran orientadas al uso en asfalto y aptas para competiciones pero es en 1909 cuando presenta un modelo bicilíndrico en V de 548 cc con tres marchas, que terminó de asentar la marca en el mercado.


 
   En 1916 gana su primera carrera y es en 1919 cuando empiezan a fabricar sus propios motores. Pero sin ninguna duda Husqvarna donde ha reinado y ha podido desarrollarse a plenitud ha sido en el terreno del Off Road, ha ganado campeonatos del mundo para aburrir y especialmente en enduro, donde su nombre es referencia para los demás fabricantes.
  
   La marca ha cambiado de propietarios a lo largo de su historia, pero es en el 2007 cuando BMW pone los ojos en ella y la adquiere por 93 millones de euros. Esta adquisición supone solo ventajas para los aficionados, imaginaros a un experto en fabricar motos campeonas de enduro de primera calidad asociado con BMW, cuyo nombre lo dice todo, no solo supone la inyección de capital indispensable para su supervivencia, sino la posibilidad de aunar esfuerzos y tecnologías para construir motos como la que hoy os traemos en esta prueba, y desde luego supone para BMW la posibilidad de profundizar tecnológicamente en la fabricación de motos de enduro con estirpe de campeonas.
 
Figura de modelo, alta y delgada…
 
   A primer golpe de vista y para mi gusto, sus líneas y diseño en general me inspiran deseo, como si de una modelo sueca se tratase, y como reza el título de este párrafo: Alta y delgada. Un deseo casi con tintes sexuales por poseerla, por subirme encima de ella y descubrirla en todos sus rincones como si de un amor prohibido se tratase. Delgada pero atlética y bien musculada, sinuosa pero robusta, provocadora y sin lugar para las medias tintas. Una moto que transpira deportividad y conducción extrema, donde los límites se localizaran casi siempre en el piloto antes que en este juguete con ruedas. Estéticamente me parece una moto deseable y con eso lo digo todo.
 
Inspirada en la 610 pero completamente renovada y con un look más agresivo que incluye el depósito de combustible, el asiento, el panel de instrumentos y otros componentes más de la moto de una larga lista, un “restilyng” casi completo que han dado como resultado una moto de las más bonitas y eficientes en la categoría supermotard. El asiento es más confortable y esponjoso, dejando claro, eso sí, que estamos hablando de una moto donde realizar un viaje de 300 km seguidos te borrará literalmente la línea del trasero, pero esto sucede con cualquiera de esta categoría. El pasajero dispone de agarraderas, un detalle de agradecer y que no es habitual en las supermotard.

 
   El faro delantero de nuevo diseño cumple y punto, me tocó circular con ella durante más de 150 km por autovía sin iluminar y no es una de sus cualidades. La luz trasera monta LED siguiendo la costumbre de prácticamente todas las motos de última generación. Pero lo más novedoso es sin duda su motor de 600 cc proveniente del modelo Husqvarna 450/510 de competición sobre el que se incrementa en un 20% la potencia. El sistema de alimentación es de inyección desarrollado en colaboración con Mikuni. El sistema de refrigeración es totalmente novedoso, el sensor de temperatura está ubicado en la cabeza del cilindro enviando información a la centralita permanentemente que procesa la información y enciende el ventilador cuando es requerido. El embrague es hidráulico y me ha encantado, combinado con una caja de cambios de 6 marchas que se complementa de maravilla. La capacidad del depósito de gasolina es de 12 litros, que os puede parecer escaso, pero considerar que el consumo de la SMR 350 es de unos 5 litros a los cien kms. Esto nos da una autonomía de más de 200 km, prácticamente lo mismo que una deportiva.

 
   El escape monta un catalizador que ha sido rediseñado para cumplir con la normativa Euro 3. El silencioso de aluminio está cubierto con una pieza de acero que protege al piloto y pasajero de posibles quemaduras. El freno delantero es de la firma Brembo, con un disco flotante de 320 mm y el trasero monta un disco de 220 mm. La suspensión se ha encargado a Marzocchi y son pintadas en negro al más puro estilo de competición Husqvarna. Los puños son de diseño Magura.
 
Bailando con la Husqvarna SMR630
 
   Declara 158 kg sin un gramo de grasa, todo es músculo en la SMR630. Un solo cilindro refrigerado por agua que empuja con mucho vigor y que sube de vueltas a velocidad vertiginosa incluso con pasajero. La suspensión no me he atrevido a tocarla como viene de serie porque para mí conducción me pareció más que apropiada, especialmente en el circuito. La suspensión delantera es larga en su recorrido como es normal en las motos de supermotard y algo dura atrás y también de largo recorrido con una recuperación a su posición normal más que apropiada, todo esto desde su regulación de fábrica.
 
   Sus 6 marchas podemos separarlas entre las 3 primeras y las 3 finales, las primeras son cortas y en circuito son las que más se usan, si quieres rodar rápido te obliga a jugar con ellas, con las 3, no precisas dar golpe de gas para disminuir, sencillamente encaras la curva y de una patada reduces la marcha, la moto se te mueve de atrás pero sin exageraciones, de forma controlable y antes de que te des cuenta ya estás dentro de la curva, la tiras al suelo y aceleras sin miedo, su ligereza y poco peso te permiten ir jugando durante toda la curva tanto en la aceleración como en los cambios de trazadas si tienes que adelantar en plena curva. Es tan fácil manejarla y controlarla que no dejas de sorprenderte en cada vuelta y así mismo siempre tienes la sensación de que no encuentras los límites de la moto por rápido que ruedes.
 
   La frenada tiene un tacto muy progresivo, nada que ver con radicalidad de otros modelos de la competencia, para los que venimos de una conducción mas de velocidad, este tacto es de agradecer, porque al no tener nada delante del sillín que te aguante, en las frenadas bruscas te desplazas hacia adelante y la tensión sobre los brazos se incrementa de forma importante si la comparas con la frenada de cualquier otro tipo de motos que no sea Off Road o Supermotard. El freno trasero es de infarto, jamás pensé que un freno trasero pudiese ser tan eficaz y contundente a la hora de detener una moto, esta Husqvarna me ha sorprendido en este sentido.
 
   Me he divertido mucho con ella en el circuito de Kotarr durante un curso de conducción de nuestra escuela, es realmente fácil llevarla incluso para un pésimo piloto de supermotard. Al principio me costó un poco de trabajo adaptarme a las marchas tan cortas pero una vez habituado se convierten en aliadas tuyas para ir rodando cada vez más rápido y apurando más cada marcha. El paso por curva es tan rápido como tú seas capaz de realizarlo, al ser tan ligera no es complicado controlarla con el puño del gas y conseguir deslizar la rueda trasera no es solo un efecto que obtienes a la entrada de la curva, donde puedes reducir marcha sin temor y pisar el eficaz freno trasero con energía, en la salida si abres gas a tope con el motor revolucionado podrás sentir el mismo efecto y siempre con sensación de control.
 
   En el circuito y resumiendo es una máquina aniquiladora, tremendamente eficaz en su comportamiento bajo cualquier circunstancia, ideal para lo que ha sido diseñada: circuitos de kart o de supermotard donde la agilidad, respuesta del acelerador y frenada contundente son los elementos indispensables para el éxito.
 
   En la carretera solo es apta para desplazamientos cortos, salidas de fin de semana donde serás imbatible en tus puertos de montaña habituales y además conducirás con más seguridad y confianza que con cualquier otro tipo de moto, y en ciudad donde su uso para moverte por la urbe es junto con el scooter los que yo creo medios de transporte más adecuados. En viajes largos ni te lo plantees a no ser que tengas el culo de acero, su asiento a pesar de las mejoras, sigue siendo escaso y peor para el pasajero. Pero debo decir en su defensa y en este sentido, que la he encontrado más cómoda que la KTM 690 SMC, aunque menos radical que ésta en el circuito en honor a la verdad.
 
Con la mano en el corazón
 
Me ha gustado y ha satisfecho mis inquietudes sobre ella, una supermotard pensada también para usarla fuera de la pista e incluso como moto de diario. Con una calidad envidiable en todas y cada una de sus piezas.
 
Una moto para…
 
…usarla en ciudad, para salidas de fin de semana, para el circuito sin ninguna duda donde es su hábitat natural. Apta incluso para la competición.
 
Lo mejor
 
El motor
La frenada
La suspensión
Los acabados y la calidad del conjunto
 
A mejorar
 
Lo de siempre en estas motos: el asiento (Que no entiendo porque no les meten GEL para compensar su poco espesor y estrechuras)
La iluminación
 
Ficha Técnica Husqvarna SMR 630
 
Cilindrada: 600 cm³
 
Potencia: N.D.
 
Motor: Monocilíndrico 4T 4 válvulas DOHC
 
Diámetro por carrera: 100 x 76,4 mm
 
Refrigeración: Líquida
 
Par Motor: N.D.
 
Alimentación/combustible: Inyección electrónica MIKUNI D45
 
Cambio: 6 marchas.
 
Transmisión: D.I.D. 520 V6 (5/8” x 1/4”)
 
Chasis: Viga de sección circular tubo de acero, chasis trasero en tubos de sección cuadrada de aleación ligera.
 
 
Dimensiones:
 
Longitud total: 2.170 mm
 
Distancia entre ejes: 1.495 mm
 
Ancho total: 840 mm
 
Altura del asiento: 910 mm
 
Peso en vacío (declarado): 158 Kg
 
Depósito de combustible: 12 l
 
 
Suspensiones:
 
Delantera: Horquilla telescópica hidráulica con eje avanzado la compresión y ajuste de rebote MARZOCCHI 250 mm
 
Trasera: Mono-amortiguador hidráulico Sachs 290 mm
 
 
Neumáticos:
 
Delante: 120/70 17
 
Detrás: 150/60 17
 
 
Frenos:
 
Delante: Disco de 320 mm, con control hidráulico y pinza radial
 
Detrás: Disco ventilado de 220mm, con control hidráulico y pinza flotante
 
 
Datos de interés:
 
Aceleración: N.D.
 
Velocidad máxima: N.D.
 
Autonomía: +/- 200 Kms
 
Consumo / 100 kms: 5 l
 
Precio: 7.490 €
 
Floren Serrano Cendrero
 
 
 
 
 
 
 
Compartir en Facebook Compartir en Delicius