Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



Harley Davidson XL1200CB - Prueba a fondo

Simón Saura Simón Saura
Cuenta con 35 años de experiencia en el mundo de la moto y ha sido Director de la Escuela de Conducción Deportiva Ducati. Una figura que va a aportar a la Escuela Mutua-Portalmotos mucha actividad.

02/01/2013
Harley Davidson XL1200CB/Harley-Davidson XL1200CB. Prueba Portalmotos.com
Arrancar un Harley, dejar que el motor vaya subiendo de temperatura, abrocharse la chaqueta de cuero, naturalmente, el casco bien ajustado. El motor ya ronca mejor. Incluso más fino de lo acostumbrado en las motos de Milwakee. Te sientas y todo está

Pero antes de explicar un poco cómo va la XL 1200 CB está bien saber un poco la historia de la marca. Hay que entender que Harley Davidson es un fabricante que desde el principio de sus andanzas se ha desmarcado de todos. Por eso es una marca con carisma propio y que no tiene competencia ni a nivel comercial ni por filosofía de marca. Son los demás los que hacen intentos fallidos de parecerse a las motos americanas.


Harley Davidson nació en el año 1903 de la mano de dos amigos, W.S. Harley y su amigo A. Davidson. Como anécdota decir que la primera moto que fabricaron fue para la competición. Su buen rendimiento hizo que les pidieran construir mas unidades, llegando a las 150 en 1097, ya como fabricante. En 1917, para la Primera Guerra Mundial, se convirtió en proveedor del ejército americano, llegando su fama por todo el mundo y con una producción de más de 16.000 motos de serie al año y pasando a ser el primer fabricante del mundo. Durante varias décadas, la producción descendió sensiblemente y el mercado japonés se izó como el gran gigante mundial de las dos ruedas. Pero en los años ’80 se vendió la compañía y se invirtió, para volver a convertirse en una referencia mundial en cuanto a las motos custom.


Y todo esto ha evolucionado hasta un siglo XXI en que se presenta un extenso catálogo de motos que compartiendo la misma manera de entender el motociclismo, se diferencia entre ellas por el tipo de motor y por los detalles finales.


La XL1200 CB que aquí probamos se reconoce básicamente por dos características: Los acabados y su motor. Los detalles con un gran nivel de acabados son incontables. Cada una de las piezas o componentes, mires por donde mires, están diseñados y fabricados pensando en ser funcionales, pero también con un cuidado estético impresionante. Por eso cuando observas esta Harley al completo, no sabes muy bien por qué, pero seduce. Y no sólo al propietario, sino también a los ciudadanos que se transforman en espectadores.


Y si de algo puede presumir esta moto, es de abundancia sin límite de cromados. Diría que es la única moto que tiene llantas de radios cromados. Otros detalles son las tijas cromada, la visera del faro delantero, o el piloto trasero de leds.


Otro detalle muy visual y que dice mucho de lo que se pretende con esta moto, es el gran neumático delantero con un perfil de 90 y un ancho de 130 ¿Y por qué? Pues porque lo que se busca es una estética de moto fuerte y robusta -sin llegar a la agresividad de una Yamaha V Max, por ejemplo- sin importar tanto si va bien o no. No hay que olvidar que la Harley de hoy tiene reminiscencia americana, y allí, lo usual son las largas carreteras sin apenas curvas. Y en una conducción así, relajada y de total paseo, poco importa la medida del perfil. Incluso me atrevería a decir que mejor bien grandote para aumentar, si cabe, el confort que ya da de por sí el tren delantero.


En realidad, dándole la vuelta al cómo tiene o tendría que ser una moto para ser efectiva, pues esta 1200 es magnífica. Hay que pensar que la parte estética de una moto se convierte para muchos motoristas en una cuestión emocional. Pero además, es perfecta para lucirla, para lucirse, para vibrar con ella y con su bramido, para viajar o para ir a la playa. Además el motor es excepcional. Un bicilíndrico de 1200 cc ya es, por sus características intrínsecas, poderoso.


Podríamos hacer una descripción técnica de sus componentes y de cómo va, pero creo que con una Harley como esta, no hace mucha falta. Quien lee artículos de motos, en su mayoría saben de qué se tratan estas motos. Y es tanto lo que una Harley te transmite, que lo que siempre he odiado, que es ir rascando las estriberas por el suelo, con esta CB1200XL, me encantaba, lo buscaba expresamente en cada rotonda, en cada entrada al autopista y jugaba a ver cuántos metros era capaz de rascar. ¡Qué curioso y relativo es todo con una Harley!


Eso sí. Tengo que decir que esta XL1200 CB no es una moto para ir acompañado. Tiene un asiento de dos pisos y estriberas para el pasajero, pero mejor olvídate de todo lo que sea ir más allá de 10 min. Según la opinión del Núria, pasajera habitual en las pruebas, fotógrafa y creadora del vídeo que acompaña este reportaje, va sencillamente fatal: Concretamente, sus palabras fueron: ”¡jopeta! con la ilusión que me hacía dar un paseo con una Harley, que frustre. Tengo que agarrarme todo el rato bien fuerte al conductor para no caerme. Espero que puedas probar otra Harley que tenga más consideración con el pasajero!


Pero una vez se sabe esto, la XL1200CB ofrece mucho. Si algo es, es cómoda. No fuerza mucho la posición custom y es incluso cómoda para usarla el día a día. Obviamente no es una moto ratonera especialista en esquivar coches. Es uan moto para no tener prisa en nada. Entonces, eres feliz con ella. Ya en autopista ya se va bien a 120 km/h. No pide más, aunque es capaz de ir a 180 km/h (de marcador). Hice con esta moto bastante kilómetros por autovías y autopistas, y tengo que reconocer, que iba más cómodo con los pies en las estriberas traseras.


El bicilíndrico está refrigerado por aire, y es de la generación Evolution. Da algo más de 70 CV, pero lo más destacable, en cuanto a prestaciones, es el excelente par que da desde apenas 2.000 rpm. El diámetro de los pistones es grandote, y eso hace que tengan una carrera de 96,8 mm. Esto se transforma en una sensación de empuje constante que se acentúa un poco por la transmisión por correa dentada.


Otra cosa a resaltar es la gran variedad de opciones que tiene para ser personalizada. La marca ofrece diferentes posibilidades, pero si uno prefiere ser único, seguro que encuentra quien le haga hasta el más exclusivo adorno. Conozco un chico que tiene una Electra Glide y le está cambiando algunos cromados por piezas de plata… ¡casi nada!


Con esta XL 1200 CB en Harley continúan apostando por la familia Sportsters como uno de sus puntales. Yo diría que es la gama preferida y que más miman de la empresa. Una Harley siempre va bien y esta XL1200CB es sencillamente , yo diría que seductora… y una de las más baratas del catálogo.

Compartir en Facebook Compartir en Delicius