Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



Harley-Davidson ROAD GLIDE ULTRA 2016 – Prueba - La evolución de la especie

cosmonauta cosmonauta | Probador
Mecánico de profesión, continuo la tradición familiar de las dos ruedas. Prefiero escuchar a aportar mi experiencia, pero sobre todo, disfrutar en grupo de la moto.

27/05/2016
Road Glide Ultra 2016/H-D Road Ultra Glide - Prueba
Prueba de la nueva Harley-Davidson Road Glide Ultra 2016, una moto con muchos argumentos y destinada a moteros experimentados y grandes ruteros.




“Pero acaeció que, yendo mi camino, cerca ya de Damasco, hacia el mediodía, de repente me envolvió una gran luz del cielo.Caí al suelo y oí una voz que me decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Yo respondí: ¿Quién eres, Señor? Y me dijo: Yo soy Jesús Nazareno, a quien tú persigues. Los que estaban conmigo vieron la luz, pero no oyeron la voz del que me hablaba. Yo dije: ¿Qué he de hacer, Señor?” (Hechos de los Apóstoles 21: 6-10)


He aquí el evangelio de mi conversión, como gran detractor de las Harley-Davidson que hasta ayer fui.



· DATOS TÉCNICOS


Cilindrada: 1.690 centímetros cúbicos (103 pulgadas cúbicas)


Potencia: 86 caballos de vapor.


Par motor: 138 Newton-metro.


Tipo de motor y refrigeración: V2 Twin Cam 103 High Output (2 cilindros en V a 45º), con refrigeración líquida de las culatas y radiadores en los carenados inferiores. El cilindro trasero se puede cancelar manualmente adelantando el acelerador durante más de 3 segundos.


Nota: Los motores HD son fácilmente diferenciables del resto de V2, porque sus dos cilindros están perfectamente alineados. Los del resto están desplazados unos centímetros entre sí.


Tipo de transmisión: Correa dentada. No necesita cambio. Se recomienda revisión de tensión. Un tensiómetro específico para Harley está disponible desde los 30€.


Número de marchas: 6, con indicador de marchas en la pantalla digital del velocímetro. Embrague hidráulico. La última desluce con peso máximo y pendientes negativas (de hecho, la marca lo reconoce en su página web).


Prestaciones


Autonomía: 360 kilómetros.


Consumo: Cifras nunca vistas en el universo Harley-Davidson. 5,6 litros/100 km. declarados. 5,7 litros /100 km. reales.


Velocidad máxima: 195 km/h.


Frenos: Brembo. Doble disco delantero de 300 mm y 300 mm detrás con sistema Reflex Linked (nacido del proyecto de Rushmore). Los frenos funcionan en ambos sentidos, de adelante hacia atrás y de regreso a la delantera.El sistema enlazado se activa cuando la moto alcanza entre 20 a 25 km/h y electrónicamente ajusta la cantidad de presión de los pistones en función de la velocidad y de la fuerza aplicada a la maneta o pedal.



Aceleración: Esta moto no es para eso.


Recuperación: 12,7 segundos de 60-120 km/h en 6ª marcha.


Mantenimiento:


Aceite motor: 8.000 km.

Aceite trans. primaria: 16.000 km.

Aceite caja de cambios: 20.000 km.

Bujías: 32.000 km.

Aceite horquillas: 80.000 km.

Reglaje de válvulas: No necesita.

Cambio correa: No necesita.

Precio revisión 8.000 km.: 235€


· SENSACIONES



La Harley Davidson Road Glide Ultra nace del proyecto Rushmore (recogida de las experiencias de sus usuarios que más kilómetros recorren al año para mejorar los modelos Touring y Trike a través denuevas características en tecnología, prestaciones y diseño), con un acertado avance para la marca. Nada o poco tiene que ver con los antepasados de la marca de Milwaukee, y lejos queda el concepto de “al que le gustan las motos, debe sufrirlas”. Esta king size, no sólo por sus dimensiones generales sino por la de todos sus componentes, avanza también en lo que a diseño se refiere, adentrándose en un concepto más propio del siglo XXI que el de mediados del pasado. Nadie, absolutamente nadie, motero o no, deja pasar inadvertida esta nueva criatura. Todos se quedan mirándola, y los harlistas los que más, porque además de perdurar en ella el espíritu de Harley, invita a estudiar con detenimiento su línea para dejarse enamorar.


Para ir haciendo boca, el arranque se hace sin llave (ésta sólo sirve para bloquear las maletas y la pipa de la dirección). La Road Glide Ultra se activa por proximidad de la llave que no hace falta sacar del bolsillo. El parabrisas, de medias dimensiones (34,3 cm-13,5 pulgadas), llega exactamente hasta la altura de los ojos, protegiendo del viento lo justo e incordiando un poco la visión hasta que uno se hace a la línea del frente. Lo increíble de ello es que no tiene absolutamente ninguna distorsión óptica, mientras que la protección contra el aire está controlada por el sistema de triple ventilación SPLITSTREAM. Consiste en dos canalizaciones fijas a cada lado de los faros y otra superior, encima del cuadro de mando y ajustable, que reconduce un flujo superior hacia el casco para evitar las turbulencias del parabrisas. El sistema en sí está bien pensado, pero es poco efectivo. Por último, apuntar que el conjunto no gira con el manillar sino que es fijo al chasis.


Sentado sobre la Road Glide Ultra solo encontramos comodidad. Es más estrecha de piernas, tiene más protección lumbar y el manillar es ligeramente más alto, aportando al piloto una posición muy cómoda. Lo es tanto, que la necesidad de repostar nos recuerda que tenemos que hacer un descanso. Pero no nos llevemos a equívoco, la Road Glide Ultra no es para cualquier piloto, ni mucho menos. No olvidemos que con todos los líquidos supera los 400 kilos, y en orden de marcha podemos superar fácilmente a los 600 si llevamos las maletas a tope y somos harlistas (ella y él) entrados de buen comer. La moto se deja gobernar, pero sólo cuando subimos los dos pies a las estriberas. En parado, mejor no hacer tonterías.



Al tacto es suave. El acelerador engaña por sus dimensiones (la barra es de 1 pulgada: 2,54 cm de diámetro) y la suavidad con la que gira. Las manetas, para manos de leñador, se dejan maniobrar sin esfuerzo. En movimiento es pura sinfonía: CERO vibraciones de motor y dócil a los mandos. Es, sin duda alguna, una máquina prevista para el disfrute del afortunado que la posea. En parado, sin embargo, te recuerda que tienes 103 pulgadas bajo las nalgas vibrando como si estuvieran congeladas de frío. Herencia que han querido mantener a pesar del P. Rushmore.


En el tema de la frenada, Harley-Davidson ha mejorado tanto el sistema que nada tiene que ver con la filosofía de “sufrimiento” de modelos anteriores. Aquello de ir despacio por miedo a frenar ha quedado en otro capítulo, y la Road Glide Ultra responde tanto a la maneta como al pedal con una respuesta que parece inteligente. Es fácil poner a prueba el sistema REFLEX LINKED, basta con pisar el pedal derecho a más de 40 km/h y notar como la horquilla delantera es la primera en responder a la demanda: los cuatro pistones por disco de la rueda delantera de la marca BREMBO están funcionando en combinación con los traseros, si así lo estima oportuno el gestor electrónico. Y sí, la frenada es espectacular y contundente, ya no hay que santiguarse.


El que se haya metido por el madrileño Paseo de la Castellana en hora punta, ya sea en furgoneta o en monopatín, habrá terminado desquiciado de los nervios y, si ha ido en moto, habrá sufrido tanto como ella al escuchar cómo bufan sus ventiladores tras un interminable tiempo encarcelado en el atasco. Harley ha pensado tanto en la cabalgadura como en el jinete para hacer sufrir lo menos posible a ambos en estos horripilantes casos. Lo primero, activar en la pantalla táctil el sistema EITMS (sistema de protección de temperatura a ralentí). Segundo, conectarlo adelantando el acelerador durante más de 3 segundos (sistema que también sirve para desconectar el Control de Crucero) y el pistón trasero ya no tendrá alimentación. Ambos respirarán mejor.


Fuera del atasco y metidos en carretera, lo que vamos a notar agradablemente es la suspensión. Aunque la doble amortiguación trasera, la que realiza la mayor parte del trabajo, sea fácilmente ajustable, es mejor no tocar nada y dejarla como está. La ruta se hace muy agradable por lo suave de la compresión y el rebote controlado. La horquilla delantera ha sido reforzada (al igual que la pipa de la dirección) y dilatada hasta los 49 milímetros con un recorrido de 11,7 centímetros. El funcionamiento del conjunto hace de la Road Glide Ultra una máquina controlable y fácil de manejar, que se mete en curva casi sin tener que decirle nada. Es noble ante situaciones difíciles y no nos complica la vida (que básicamente, es lo que uno desea sobre las dos ruedas). Sin embargo, otra herencia que han querido mantener es el chasis que torsiona a más de 120 km/h y que flanea recordándonos que tenemos más de 400 kilos a las riendas.


Se ha consultado para este reportaje a usuarios de otros modelos de Harley que, tras la experiencia de pilotar esta kingsize o sentados en el asiento del copiloto, han declarado que las sensaciones de esta nueva en la familia son más que positivas, exaltando la suavidad y comodidad de la Road Glide Ultra. La palabra que más identifica a la nueva en la familia es, sin duda, SUAVIDAD.



No es difícil superar los 360 kilómetros de autonomía con un solo depósito, y con los más de 2.000 que le hemos hecho durante esta prueba, creemos que se puede más que apostillar. Aparte del “punta-tacón”, el Control Cruise mejora aún más la comodidad de las grandes rutas, fácilmente seleccionable y ajustable en velocidad desde la piña izquierda siempre que aquélla se quiera modificar. El tacto del embrague es esponjoso y suave, no es rugoso ni da sacudidas, y permite engranar las marchas sin contratiempos. El desarrollo de éstas es muy proporcionado, suministran satisfacción pero sobre todo la 4ª y 5ª demuestran que con 86 caballos y por encima de las 4.000 vueltas, con la Road Glide se pueden hacer algunas travesuras. A 3.000 y en 6ª los kilómetros se disfrutan, se devoran, se ansían más, se alarga el momento de la parada, se evita la urbe y se busca el horizonte, esté retorcido o no, eso da igual. Esta moto no es para iniciados ni caprichosos, es para un tipo de gente especial. Sepa, amable lector, que si usted va a adquirir esta gran moto no es porque usted lo haya decidido, sino porque la moto le ha elegido a usted. Téngalo muy presente y, si un día volvemos a coincidir, recuérdenos que teníamos razón. La famosa frase “las Harleys son diferentes”, tiene con la Road Glide Ultra más sentido aún. Pero no se puede imaginar cuánto.


Lo que termina por encumbrar a la Road Glide Ultra como la reina indiscutible del touring es el sistema Infoocio. Un completo sistema digital que vincula al piloto y su casco (si tiene Bluetooth) con el resto del mundo. Sería imposible explicar todas las posibilidades del sistema sin convertir este reportaje en un tomo de la Espasa-Calpe. Sin embargo, no se puede terminar sin mencionar su todopoderoso y sabelotodo GPS, sus 4 altavoces impermeables Hi-Fi de 5,25 pulgadas (6,25” opcionales) y 25 Watts cada uno (100 Watts en total), el Bluetooth-link con el Smartphone (una vez vinculado, tenemos todos nuestros contactos en la pantalla de 6,5 pulgadas, los cuales podemos seleccionar mediante VOZ), o la radio FM-AM, o la entrada de audio para Iphone en la guantera derecha (no se lo dejen ahí metido una vez aparcada la moto, porque no tiene cerradura). Podemos ir compartiendo con el resto del mundo nuestros gustos musicales (más o menos agradables) o una conversación con nuestra compañera de viaje.


Lograremos hacer lo que queramos con esta Road Glide Ultra, porque con el Proyecto Rushmore lo que han conseguido es poner el famoso sueño de libertad bastante más cerca de nuestro alcance.


· EQUIPAMIENTO


Equipamiento de serie


ABS: Sí
Control de tracción: No
Mapas de inyección: No
Información ofrece ordenador de abordo: Marcha engranada


Consumo medio: 5,7 litros /100 km.


Autonomía: 325-350 km


Maletas de serie: Sí


Colores disponibles: Cosmic Blue Pearl

Puple fire/Blackberry smoke

Misterious red sunglo/Velocity red sunglo

Billet Silver/Vivid Black

Superior Blue

Vivid Black

Extras disponibles y precios: Todos los del mundo al precio que quieras pagar.


· CONCLUSIONES


Pros
:


Suavidad.

Confort.

Sistema integrado de audio y GPS (infoocio).

Control Cruise.

Suspensión.

Manejabilidad.

Frenos.

Capacidad de carga.

Consumo.

Iluminación.


Mejorable:


Peso.

Flaneo chasis.

Sistema SPLITSTREAM.

Altura parabrisas.

Capacidad depósito combustible.



Público objetivo y si cumple la moto con las expectativas.


Cumple de sobra las expectativas del cliente e incluso las supera.


El público objetivo es un piloto experimentado con gran solvencia económica que se ha decidido por rutas large range. No es imprescindible que sea fiel a la marca norteamericana.


Competencia:


Honda Goldwing

BMW K1600GT/GTL.



Valoración probador:


Ciudad: 4/10

Curvas: 7,5/10

Carretera abierta: 9/10

Pasajero: 8,5/10

Prestaciones: 8,5/10



Precios de la moto en sus versiones:


Vivid Black: 29.990 €

Opciones de colores: 30.240 €

Opción de dos tonos: 30.740 €

Opción de color personalizado: 31.740 €



Compartir en Facebook Compartir en Delicius