Revista » Pruebas de motos

Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Yahoo Compartir en MySpace Compartir en Meneame Compartir en Technorati

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos




BMW R 1200 GS - Test Portalmotos

Floren Floren | Colaborador habitual
Más de 35 años en moto, fundador de Portalmotos y otros proyectos similares, probador de motos durante mucho tiempo, las grandes rutas son mi pasión. Me gustan todas las motos y hablar con transparencia.

18/08/2009 | Visto: 36304
BMW R 1200 GS - 2009/BMW R 1200 GS - 2009
Prueba de la BMW R 1200 GS a fondo. Posiblemente la mejor moto fabricada hasta la fecha por BMW y la favorita de miles de aficionados que la escogen por su polivalencia y facilidad de conducir. Una moto que no defrauda y que no es gratuita la fama de moto dura y robusta que tiene.
Hoy vamos a hablar de un caballo ganador, le pese a quien le pese y aunque me tachen de estar vendido a la marca alemana. Pero es que estamos ante la que sencillamente podríamos considerar casi que la moto perfecta, y de esto se han dado cuenta miles de moteros que estoy seguro no la han escogido por el azar como la máquina para dormir en sus garajes.
Imaginaros una moto inteligente, con capacidad para subsanar nuestra torpeza en la conducción y facilitarnos todas las tareas en la carretera. Esa moto existe y se llama BMW R 1200 GS. A alguno le puede parecer que exagero, pero basta mirar algunos datos de este modelo como que ha ganado 4 veces el Paris-Dakar, que es la más vendida de su segmento y que si los datos no me fallan es la saga más vendida de BMW.

A pesar de su aspecto de moto de grandes dimensiones, cuando te subes en ella, con el asiento en su posición media (Es regulable de una forma casi tan sencilla como el mecanismo de un chupete) yo que mido 1.80 cms llego perfectamente al suelo y de inmediato tienes una sensación de absoluto control de la moto. El manillar ancho y un altura adecuada, la posición es muy natural tanto para ti como para tu pasajero si lo llevas. Para mi modo de ver el asiento es un poco duro, pero dejo constancia en este punto de que me he hecho casi 600 Km seguidos y no me he resentido con la moto y mantenía la línea de mi trasero justo en donde siempre ha estado. El motor bóxer viene ahora con 105 CV, los que no conocéis el motor bóxer de BMW y veáis la cilindrada (1170 cm3) podéis pensar que nos encontramos ante un mega pepino capaz de alcanzar velocidades supersónicas, pero nada que ver. Se trata de un motor con muchos bajos, con un par motor de 115 Nm a las 6.000 vueltas (El mismo par que por ejemplo una Yamaha R1 solo que a menos revoluciones). Esto se traduce en un motor con muchos bajos, que siempre esta “lleno” y que responde con alegría a cualquier revolución y con cualquier marcha. Arriba se estira hasta que llega a su tope, que ronda los 220 Km/h y por más que retuerzas el puño, no da más. El motor vibra, como buen bóxer, he leído por ahí a más de uno diciendo que no, pero la realidad es que como buen bóxer, el motor y la moto vibran, no es nada del otro mundo pero no hablamos de la “finura” y suavidad en marcha de un tetracilíndrico.


La velocidad de crucero y gracias no solo a su motor, considerando por supuesto su protección aerodinámica, te permite con esta moto estar muy por encima de lo que obliga la DGT. La moto es ESTABLE, y lo digo con mayúsculas, no se mueve ni un milímetro en cualquier tipo de asfalto y rodando a velocidades elevadas. La cúpula de serie me ha parecido más que suficiente y si a un motor siempre rebosante de energía le sumamos un chasis multitubular de acero y una suspensión que solo puede obtener matrícula de honor, obtenemos una moto que no diferencia en sus buenas aptitudes entre una autopista de 8 carriles con un asfalto impecable o una carretera local llena de baches y agujeros.

Adelante nos encontramos con una horquilla con sistema Telelever y atrás Paralever, una gozada y uno de los mejores inventos del hombre blanco y en concreto de estos alemanes que dejan claro que aparte de hacer salchichas, también saben de cacharros con motor. El sistema ESA, ese que te permite escoger la configuración de la suspensión de acuerdo a la carga de la moto y al tipo de conducción que vas a realizar me tiene enamorado. Solo se puede hablar maravillas, ya no solo por como simplifica esto de los ajustes de los amortiguadores, si no por lo eficiente que es, que se nota en que casi que te da lo mismo rodar en un asfalto de circuito de competición (En nuestra prueba ha sido en el de Kotarr) que en una pista de tierra llena de socavones.

Es impresionante como trabaja la suspensión ya en la carretera, da igual el estado del asfalto y no me cansaré de decirlo, hemos pasado por carreteras secundarias de esas que te encuentras en plena curva con un firme bacheado o con pedazos de asfalto levantado, donde con cualquier otra moto lo normal es que la moto bote y pierdas adherencia al rebotar, pero la BMW R 1200 GS absorbe todo con una facilidad pasmosa, ni te enteras y solo debes concentrarte en mantener la trazada porque la moto hace su trabajo de forma sobresaliente, esto facilita tanto las cosas que realmente acabas convenciéndote de que eres mejor piloto de que lo que en realidad eres y rodando a ritmos que con otra moto no serías capaz seguramente de mantener ni en tus mejores sueños. El Paralever (Amortiguación trasera) no solo se traga los baches del camino, es la forma en que absorbe las posibles deficiencias, vibraciones, tirones y demás “defectos” del cardan, que acabas olvidándote de él.


SEGUNDA OPINIÓN
Hace tiempo, bastante tiempo, que sentía verdadera curiosidad..., aunque debo confesar que era incluso algo más que eso. Con el paso del tiempo y de los repetidos casos de deserción mencionados a continuación, debo decir que se convirtió en una verdadera intriga.

Yo me preguntaba, antes de que Portalmotos me brindase la espléndida oportunidad de probar esta sorprendente BMW R 1200-GS, qué es lo que motiva a tantos y tantos motoristas representativos de la gran ruta, a los grandes tragamillas que se erigen como referencia para otras especies del motociclismo, a desertar de las grandes tourings que han conducido durante las últimas décadas. Bajarse de esas motos, paradigma del confort y del completo equipamiento, para encaramarse a lomos del caballo que aparenta ser esta impactante BMW.

Ciertamente tenía un precedente que me insinuaba en qué dirección se hallaba y se halla el origen de esas conversiones. Ese precedente se asienta desde el momento en que empecé a ver cómo poco a poco, de una forma oficiosa, los ascendientes de este modelo se convertían en la moto oficial de la Panamericana. Desde la ártica soledad de Alaska hasta el remoto confín del mundo, allá, en Tierra de Fuego, las grandes BMW de trail recorren esos 14.000 km sin que ninguna otra moto haya logrado inquietar su dominio durante el último cuarto de siglo.

Manteniendo esa referencia, no olvidemos que dentro de todo gran rutero late un corazón de explorador, que cada uno de sus largos viajes toma para él un carácter expedicionario y que cuando prepara una de sus travesías, cruzando medio continente, lo hace a conciencia, saboreando con un deleite prolongado durante meses el excitante regusto de la aventura.


La aventura. Ésa es la clave.

El sentido de la aventura, se ha perdido un tanto, quizá, por las modernas y sofisticadas touring del siglo XXI, repletas de accesorios y diseñadas con estructuras que proporcionan un privativo confort, pero que también, en buena medida, aíslan al motorista del paisaje que está atravesando. El gran rutero busca cierta protección en su moto, un refugio, pero no una envoltura que lo aparte del contacto con el entorno, que le separe de esa realidad palpable que busca sobre su moto, a diferencia de otras distintas y más prácticas formas de viajar.

La BMW R 1200-GS recupera completamente ese espíritu de aventura. Desde fuera y desde dentro.

Desde fuera. Con su imponente planta de gran moto del desierto, con sus tres cofres de aspecto blindado y con su imagen, impertérrita como ninguna, que hace impropio verla en estado pulcro de exposición y que parece estar más en consonancia con su idiosincrasia si la encontramos cubierta por el polvo del camino o por el barro de las trochas.

Desde dentro. Fundamentalmente, por tres razones.

Primera. Por la postura perfectamente centrada y llamativamente cómoda, y, sobre todo, por el extraordinario brazo de palanca que ofrece su amplio manillar.

Segunda. Por la sensación extraordinariamente llena que transmite el par de su robusto motor bicilíndrico: Al tacto del puño uno tiene la impresión de que puede con todo.

Tercera. La inaudita ligereza del conjunto. Una moto insospechadamente manejable; asequible por su tacto dócil y sumiso incluso para estaturas que, en un principio, al observarla, se sentirían vetadas para conducirla. Cómo será la liviana sensación que transmite, que me hizo bajar en más de una ocasión sólo para examinar con detenimiento esta joya de la ingeniería dinámica, tratando de descubrir dónde los magos de Munich habían escondido el hechizo que convertía a este mastondonte de la ruta en una etérea gacela.


Resumiendo.
La BMW R 1200-GS recupera para el gran rutero, para el tragamillas, el espíritu aventurero un tanto solapado en los últimos tiempos, vuelve a hacerle sentir como un particular explorador descubriendo nuevas tierras que añadir a su currículum personal y rescata del olvido el concepto de expedición al proyectar y diseñar sus largas y futuras travesías.

Autor: Moriwoki - Director de la Escuela de Conducción de Portalmotos
La frenada es simplemente la mejor, y no me refiero a la mejor de las trails, me refiero a la mejor que he probado hasta ahora, y esto incluye a cualquier deportiva moderna, bastaría con decir que la BMW R 1200GS frena en menos distancia y con más eficiencia que prácticamente cualquier deportiva de 1000 cm3 con frenos de serie. Probado y comprobado por un servidor en el circuito de Kotarr en conducción extrema, te asustas porque la horquilla apenas se hunde y te da la sensación de que la moto no está frenando, al principio me quedé blanco del susto, pero cuando te quieres dar cuenta, la moto está detenida y antes de lo que esperabas. Imaginaros que entráis "colaos" en una curva, ¡¡que no cunda el pánico!! Tiras de la maneta y en plena curva la moto ni se inmuta, se va deteniendo y mantiene la trazada. Así de simple y así de cierto. El sistema Telelever independiza la amortiguación y consigue no tirarte hacia fuera en las curvas si apuras frenada.

En el tema de gasolina, muchos se creen que en las BMW solo se puede poner la de 98 octanos, a la que hemos probado la hemos hecho más de 1000 Km con la de 95 octanos y no ha tosido ni una sola vez (¡¡Dios mío, cuando lean esto los de BMW que siempre recomiendan la gasolina más cara!!), no hemos notado flojera en el rendimiento y el consumo ha sido el mismo que cuando hemos llenado con 98. El consumo dicho sea de paso ronda los 6 litros de media a los 100 Km. circulando algo por encima de lo que recomienda el sentido común si uno no quiere recibir notificaciones de la DGT en casa.

El ordenador de a bordo te dice casi hasta cuando te toca ir al baño, la cantidad de información que ofrece es la habitual en la marca alemana, simplemente apabullante, desde temperatura exterior hasta la presión de ambos neumáticos, pasando por lo habitual: reloj, consumo medio e instantáneo, marcha engranada, temperatura del motor, nivel del depósito de combustible y mucho massssssssss.


Fotos de la BMW R 1200 GS
La he metido por un camino de tierra y para seros sinceros, he abandonado el mismo asustado y con más miedo que otra cosa, ha faltado poco para caerme unas cuantas veces. Mientras el camino era de tierra firme no había problema, seleccionas la suspensión en su modo más "campero", notas como la moto se eleva y te adentras por el camino, pero cuando empezó la zona de piedras la moto patinaba por todas partes, obviamente y para ser honestos, los neumáticos y las llantas que montaba la unidad de pruebas no eras los apropiados para hacer Off Road y así me avisaron en BMW, para esto hay que montar las llantas de radios y los neumáticos con tacos, pero yo es que soy muy terco y quería probarla en este aspecto. Aparte y esto sí que puedo decirlo, la moto me ha parecido demasiado pesada y aparatosa para practicar el trail en "serio", me da la impresión de que se pueden hacer incursiones en el campo, pero no espereis un sobresaliente en este aspecto. Es más una moto para asfalto, eso sí, sin importar como este el asfalto, de ahí su espíritu aventurero y su capacidad para cruzar el planeta de punta a punta como ya ha demostrado tantas veces.

Las maletas que montaba nuestra unidad de pruebas eran las opcionales del fabricante. Son cuadradas y van en gustos, pero que nadie me discuta su funcionalidad. Vienen con un sistema que te permite agrandarlas e incrementar su capacidad. Tanto en la maleta de la derecha como en el Top-Case puedes meter un casco integral, en la de la izquierda no entra ni un pintalabios debido a que se acoplan al escape y se pierde más de la mitad de su capacidad de carga. Desmontarlas es un abrir y cerrar de ojos.
En ciudad y callejeando, si vas sin maletas puedes ir igual que con cualquier scooter urbano, como lleves montadas las maletas, olvídate. Aunque se la ve aparatosa, vais a quedaros sorprendidos de lo ágil que resulta y en ciudad más. Aparte tienes la ventaja de que al subirla o bajarla de la acera no tienes que andar pensando y midiendo la altura del bordillo por temor a golpear con el cárter.

En su uso como “nave interplanetaria” o vehículo de desplazamientos largos, no te va a defraudar. Además dispones de los maravillosos puños calefactables de BMW que son de lo mejorcito en este sentido, los cubre-puños, una cúpula suficiente y una capacidad de carga generosa. La autonomía es aceptable (Unos 250 Km) aunque mejorable.

¿Y lo malo de esta moto donde se encuentra?
Lo que hace a esta moto tan realmente buena, muy buena, me atrevo a decir que rozando la excelencia, es a su vez y desde mi opinión muy personal, lo que también hace de ella su principal debilidad. La moto la puedes cargar de tanta electrónica que te ofrece BMW como extras, que pilotar (fijaros que no he dicho conducir, he dicho pilotar) puede llegar a ser una tarea realmente fácil y asequible para cualquiera que sepa simplemente cambiar de marchas y mantener el equilibrio.
 
Todo es fácil con la BMW R1200GS, te encontrarás siendo mejor piloto de lo que eres en realidad aunque tengas muy poca experiencia, rodando a ritmos que no imaginabas que podías mantener ni cuando soñabas que eras Rossi, tomando y enlazando curvas sin importar el estado del asfalto a velocidades de paso por curva de deportivas o incluso motos de supermotard, no exagero os lo aseguro.
 
Todo te lo pone fácil esta moto, aceleraste de más, no hay problema ni sustos, el control de tracción entra en acción y corrige tu error, te pasaste en una curva, el sistema de suspensiones y la frenada perfecta evitarán la tragedia. Pero precisamente tanta perfección hace que moteros como yo, ávidos de sensaciones, nos quedemos un poco defraudados en este sentido, ya que la moto hace tantas cosas por mí que casi el piloto pasa a un segundo plano. Obviamente esto es una apreciación subjetiva y muy personal, lo cierto es que hablar mal de esta maravillosa obra de la ingeniería humana es tan difícil que solo te queda recurrir a aquello de que lo peor que tiene es el precio, que se me antoja cara e inaccesible para muchos moteros que estoy seguro serían felices con esta moto en sus garajes.
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Yahoo Compartir en Technorati
Motos segunda mano - Pruebas de motos - Foro motos - Fotos de motos - Videos de motos - Marcas de motos
Motos en Vigo Motos en Cádiz Motos en Madrid Motos en Murcia Motos en Vizcaya
Motos en Alava Motos en Barcelona Motos en Girona Motos en Madrid Motos en Toledo
Motos en Albacete Motos en Barcelona Motos en Granada Motos en Mallorca Motos en Valencia
Motos en Alicante Motos en Guipúzcoa Motos en Murcia Motos en Tarragona Motos en Tenerife
Motos en Almería Motos en Cantabria Motos en Jaén Motos en Málaga Motos en Valladolid