Update CMP
Revista » Noticias


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Despedido de la Guardia Civil por considerar 'inútil' su trabajo

Luisa Álvarez Luisa Álvarez
Periodista. Redacción y edición de contenidos.

30/04/2013
Despedido de la Guardia Civil por considerar 'inútil' su trabajo
J. C. Toribio, Director del Departamento de Seguridad Vial de la Asociación Mutua Motera y Guardia Civil desde hace más de 30 años, ha sido informado por ésta misma de su despido por considerar "inútil" su trabajo, según el Ministerio de Defensa.
Juan Carlos Toribio, Director del Departamento de Seguridad Vial de la Asociación Mutua Motera y colaborador de la web Fórmula Moto, ha sido informado por parte de la Guardia Civil, para la que trabajaba desde hace más de 30 años, de su despido por considerar "inútil" su trabajo. Parece que el trabajo de Toribio en favor de la seguridad del colectivo motorista supone un incordio para la Benemérita que ha notificado este cese tan sorprendente como indignante.
 
Juan Carlos Toribio es especialista en Circulación y Tráfico de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, en Educación vial, cargo del ha sido cesado, y titulado como Perito Judicial en Investigación de Accidentes de Tráfico. Su profesión es Guardia Civil desde hace más de 30 años y aunque está especializado para ejercer sus funciones en otras unidades, es en la Agrupación de Tráfico donde ha permanecido la mayor parte de su vida profesional.
 
Durante su actividad profesional, ha sido felicitado por sus acciones en más de 40 ocasiones, se encuentra en posesión de la Cruz al Mérito de la Guardia Civil por sus trabajos relacionados con la seguridad vial, además de la Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco, Cruz a la Constancia y Medalla Misiones de Paz. En 2007 le fue entregada la «medalla al Honor» de la Asociación Española de la Carretera, como reconocimiento a sus notables esfuerzos en pro de la mejora de las carreteras. Este mérito le fue otorgado especialmente por sus actividades docentes y formativas como voluntario de Cruz Roja.
 
Su denuncia constante de la responsabilidad de la administración en el mantenimiento de carreteras le ha supuesto la apertura de varios expedientes y ha sido sancionado en diferentes ocasiones.
 
Su faceta como motorista no profesional ha pasado por recorrer concentraciones de motociclistas como Elefantes, Estela Alpina y Pingüinos, entre más de 80 eventos y ha participado como piloto en Rallies de Regularidad, resistencia de clásicas y supermotard.
 
Toribio ha prestado su colaboración en las mesas de trabajo de la DGT, Servei Catalá de Transit, Dirección General de Carreteras de Madrid, Dirección General de Carreteras de Aragón, Dirección General de Carreteras Cataluña, Ayuntamiento de Madrid y Grupo para el desarrollo de la Norma UNE 135.900 (Asociación Española de la Carretera), entre otras acciones.
 
Comunicado Asociación Mutua Motera
 
"Juan Carlos Toribio es un funcionario que ha sido condecorado y/o felicitado en más de 60 ocasiones por su valor y labor ejemplar en el desempeño de sus funciones, ha superado las más difíciles pruebas a las que se puede someter a un Guardia Civil, como las del Grupo Antiterrorista Rural (GAR); ha superado los test psicotécnicos de acceso a la Unidad Especial de Intervención (U.E.I.), de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil o de Especialista Fiscal; ha estado destinado en zona de combate en la guerra de los Balcanes (donde realizó misiones especiales por las que también recibió felicitaciones oficiales); ha estado en zona de alto riesgo en los peores años del terrorismo de ETA; ha ejercicio como representante de la Guardia Civil en multitud de actos y conferencias de Seguridad Vial; es Perito Judicial en Accidentes de Tráfico; ha recibido la medalla al Mérito de la Guardia Civil, la medalla de Honor de la Asociación Española de la Carretera y multitud de condecoraciones más que no son más que una muestra del descomunal trabajo que ha hecho Juan Carlos por los ciudadanos de este país y del mundo.
 
Y esto solo son algunos ejemplos de reconocimientos oficiales, si detalláramos la totalidad de reconocimientos tanto oficiales como de organizaciones no gubernamentales, la lista ocuparía varias páginas.
 
Resulta sorprendente que en los tiempos que corren, en los que más que nunca si cabe, hacen falta los mejores funcionarios y profesionales del país para sacarnos de la crisis y conseguir que el Estado funcione, el Ministerio de Defensa se permita el lujo de prescindir de uno de los mejores, sencillamente porque resulta incómodo.
 
No debemos olvidar que el origen de todo está en que Juan Carlos Toribio, conocedor de la realidad, como tantos otros Guardias Civiles que ven y sufren lo que pasa cada día en la carretera, ha tenido el atrevimiento de denunciar públicamente esta situación.
 
Juan Carlos ha padecido multitud de expedientes disciplinarios por denunciar el mal estado de la carretera, tanto como Guardia Civil, como en sus labores de voluntario de la Asociación Mutua Motera.
 
Se le prohibió, entre otras cosas, trabajar de forma altruista como voluntario en la AMM en cualquier función que tuviera relación con la Seguridad Vial, expedientes que uno a uno han sido rechazados por los Tribunales, hasta que por fin el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en sentencia firme, y por tanto no recurrible, ha dado la razón tanto a Juan Carlos como a la AMM, y ha autorizado la compatibilidad de su trabajo como Guardia Civil, con las labores de voluntariado en materia de seguridad vial en la AMM.
 
Curiosamente nunca se le prohibió pertenecer a la Cruz Roja, de la que es miembro desde hace más de 20 años y donde ha realizado actividades relacionadas con la Seguridad Vial, tampoco se le prohibió ejercer la docencia en el área de "Apoyo Psicosocial a Víctimas", ni pertenecer a los "Equipos de Respuesta Inmediata (ERIE)", ambos de la Cruz Roja; tampoco le han prohibido colaborar como voluntario en la Asociación Sabina Blanca de lucha contra la droga, ni en el desarrollo del proyecto "Pacto Social contra la Droga" de dicha organización.
 
Parece que donde no se denuncian las ilegalidades que se producen en la carretera por las propias Administraciones, donde no se exige la responsabilidad personal de los cargos públicos, ahí, no existen incompatibilidades.
 
Resulta sorprendente que alguien con semejante currículum pueda ser declarado "inútil", sí, con este término se expulsa a Juan Carlos Toribio de la Guardia Civil. Un término que, aunque venga recogido en la legislación, resulta más propio de tiempos caudillistas, y sobre todo, absurdo, aplicado a un funcionario que durante toda su vida ha demostrado justo lo contrario.
 
Resulta paradójico que un técnico que en los últimos años, en sus labores de voluntario de la AMM, ha asesorado a todo tipo de Administraciones en el desarrollo de normativa tanto estatal como autonómica y local de seguridad vial, que ha participado activamente en grupos de trabajo claves, como el GT 52 del Consejo Superior de Seguridad Vial, para el desarrollo de planes de seguridad vial para motos que han conseguido reducir en más de un 50% el número de víctimas mortales en los últimos 5 años, o que ha diseñado y desarrollado equipos de técnicos que han ayudado a Administraciones punteras en materia de seguridad vial a reducir la siniestralidad, sin embargo para el Ministerio de Defensa, y concretamente para la Guardia Civil de Tráfico, resulta que es "inútil" y por tal motivo se le incapacita de forma total y definitiva para el ejercicio de su trabajo como agente de la Guardia Civil de Tráfico.
 
Señores de las altas esferas, no sé si se han dado cuenta, pero si esto es ser inútil, España necesita miles de inútiles como Juan Carlos. Es más, si esto es ser inútil, yo quiero ser inútil y tener el "privilegio" de que me declaren como tal.
 
Desde la Asociación Mutua Motera, como organización de ciudadanos de este país, no podemos más que lamentar la pérdida que la marcha de un funcionario público como Juan Carlos, supone para toda la sociedad.
 
Esta "expulsión" es una muestra más de la decadencia en que está sumido nuestro país. Donde lo importante de un funcionario público para la Administración de la que depende, no es su valía personal o profesional, sino su obediencia y su silencio ante la injusticia de quien debería defendernos y protegernos.
 
Pocos minutos después de hacerse oficial la noticia se ha creado un grupo de apoyo a Juan Carlos Toribio donde se recogen firmas para su readmisión en la Guardia Civil.
Compartir en Facebook Compartir en Delicius