Revista » Pruebas de motos


Buscar por Scooters Buscar por motos naked Buscar por motos Sport Buscar por motos Custom Buscar por motos Trail Buscar por motos OFF Road
Buscar en la revista de motos Buscar en esta sección:
Lo más visto
Lo más comentado
Lo mejor valorado





Disminuir letra Aumentar letra | Imprimir | RecomendarEnvía | Hacer comentarioComenta
Comparte:
Compartir en Facebook Compartir en Delicius Compartir en Meneame

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados



APRILIA RS4 125 REPLICA – Prueba – El sueño de todo adolescente

Francisco Javier López Francisco Javier López
¿Por qué me gustan las motos? Para mi es sencillo definirlo, como dijo Kevin Schwantz: "Sin duda es lo mejor que se puede hacer con la ropa puesta"

30/12/2015
Aprilia RS4/Prueba Aprilia RS4 125 Replica
La Aprila RS4 125 no solo adquiere la impresionante imagen y multitud de detalles de la RSV4, también intenta adsorber su espíritu y comportamiento a pequeña escala. Prueba de la nueva Aprilia RS4 Replica Melandri.




La Aprilia RS4 125 amplía su gama de colores, ya disponible en negro o amarillo, con la Replica Melandri. Con ella Aprilia continua la tradición, nos ofrece una réplica de sus motos ganadoras en los campeonatos del mundo, materializándose en esta ocasión en la RS4 125. En este caso la réplica toma los colores de la RSV4 campeona del mundo de Superbike en el año 2014, con un resultado realmente impactante. Fiel reflejo en su diseño de su hermana mayor.


La Aprila RS4 125 no solo adquiere la impresionante imagen y multitud de detalles de la RSV4, también intenta adsorber su espíritu y comportamiento a pequeña escala. Y logra con ella, trasmitir el espíritu y toda la tradición en el mundo de la competición de la marca de Noale, 51 títulos la avalan.



La RS4 125 equipa el propulsor ya montado en la descatalogada Derbi GPR 125, un monocilindrico de cuatro tiempos, inyección electrónica, 4 válvulas accionadas por dos árboles de levas en cabeza y refrigeración líquida. Un conjunto que cubica 124,8 cc y que nos ofrece una potencia de 15CV. Esta última cifra hace que sea posible conducirla con el carnet de coche.


Su caja de cambios de 6 velocidades está dotada de embrague multidisco bañado en aceite, siendo la RS4 la primera 125 que ofrece por primera vez un cambio rápido, el innovador Quick Shift. Una innovación técnica heredada directamente de la RSV4 APRC, la cual te permite subir de marchas sin usar el embrague y con el gas a fondo, haciendo el cambio mucho más fácil, rápido y cómodo, además de hacerte sentir como un pequeño piloto. Opción que nos hará desembolsar alrededor de 100€ extras, inversión asequible y más que recomendable.


El chasis es excepcional, todo un derroche en tecnología y en materiales. Un doble viga perimetral de fundición de aleación de aluminio, hueco y con refuerzos transversales, ligereza y rigidez en uno. Su parte ciclo sigue la línea del chasis, calidad, deportividad y eficacia. Equipa una horquilla invertida de 41mm de diámetro y 110mm de recorrido delante y en el tren trasero un monoamortiguador anclado al basculante asimétrico de aluminio.



En el apartado frenos no se escatimado. Con un disco delantero de 300mm y pinza radial de 4 pistones accionada por la bomba AJP en el tren delantero, en combinación con un disco de 218mm y pinza de simple pistón en el tren trasero. Equipo infatigable que proporciona un resultado increíble.


Todo ello fiel reflejo de la experiencia de Aprilia en las carreras y de una trayectoria digna de envidia fabricando deportivas de pequeña cilindrada, para deleite de pilotos noveles.


Ergonomía


La primera impresión que da la RS4 al subirte en ella, es la sensación de ser una deportiva de cilindrada más grande, sus dimensiones causan este efecto. El espacio que nos da su sillín es bastante amplio y te mueves sobre el con soltura y con suficiente holgura, aunque lógicamente es bastante duro dado el espíritu racing de la RS4.


La posición de conducción es suficientemente cómoda si no pasas del 1,75. Su altura al suelo es de 820 mm, pero la estrechez de la RS4 125 te hace llegar al suelo con facilidad aun siendo de corta estatura.



En ella encuentras un buen compromiso entre la altura de las estriberas y la de los semimanillares. Las primeras dan una altura libre al suelo más que suficiente para explorar los límites de su calzado, pero sin llegar a ser una tortura para tus rodillas. Y la posición a la que se fijan los semimanillares en la tija, logran que te acoples al depósito como si fuera parte de ti a la hora de apretar su propulsor, pero sin llegar a radicalizarse y dándole un respiro a tu espalda si te es necesario. Además su cúpula te otorga la suficiente protección a la hora de embutirte en esta pequeña deportiva con tu mentón sobre el depósito.


En relación al pasajero, no hay concesiones, mejor dejarlo en casa. El, tú y la RS4 125 lo agradeceréis.


Equipamiento e Instrumentación


Las piñas de instrumentación son de fácil acceso, con una calidad sobrada y con los mandos habituales. Sus estilizados retrovisores no acusan vibraciones y cumplen su cometido perfectamente. Su cuadro de instrumentos es claro protagonista, de aire tremendamente deportivo, combinando el cuentavueltas analógico con un display digital, ambos de fácil lectura. Cabe reseñar que en el display, al igual que algún otro miembro deportivo de la familia Aprilia, queda fijada la velocidad máxima alcanzada, para deleite propio, subir tu autoestima o sorprender a tus amigos de las 2 ruedas con tus logros.


Razón de Ser y Sensaciones


El propósito de la RS4 125 es claro y sin concesiones. Ser el primer contacto “Racing” sobre el asfalto de cualquier adolescente. Incluso me atrevo a decir que el inicio, el punto de partida de formación de pequeños pilotos tras su paso por las minimotos.



De espíritu 100% deportivo pero con una clara carencia en su propulsor. La autolimitación a 15cv para poder conducirla con el carnet B de coche ocasiona un tremendo agujero en su cometido. Su parte ciclo va muy por delante de las prestaciones de su monocilindrico. En la prueba logramos una velocidad máxima de 123 km/h, y os aseguro que en condiciones casi inmejorables. Prestaciones insuficientes para exprimir el potencial del resto del conjunto.


Su chasis, suspensiones y frenos pueden soportar un mayor esfuerzo sin desfallecer, se comportan de modo excepcional, sin fisuras y pidiendo a gritos más potencia que los aproveche. Un conjunto apto para disfrutar en carreteras viradas, con curvas de radio corto en las cuales la haces girar muy rápido y fácil. Ese es su terreno, cuanto más revirado mejor, cualquier presión que realices en sus estriberas o con tus rodillas sobre el depósito se convierte en una sorprendente inclinación o en un cambio de dirección realmente rápido. Porque la RS4 es ligera, muy ligera, no hay peso oficial declarado, pero la referencia es su antecesora, la cual declaraba 124 kg.


En carreteras rápidas y autovías, su escasa velocidad punta te hará bostezar y desear llegar rápido a tu destino, no es su ambiente. Al igual que tampoco lo es la ciudad, su posición, aun sin ser incomoda, no es natural y no vas lo suficientemente erguido.


Y es que sus siglas RS “Racing Sport” no dejan cabida a otro uso.



Conclusiones


La RS4 125 es el sueño de todo adolescente, una moto preciosa con la que emular a los pilotos de tus sueños durante tu juventud, con la que disfrutaras sin medida, harás tus primeras inclinadas dignas de foto y te curtirás en las curvas. Pero para aquellos que hemos vivido aquellas 125 de 2T, de más de 35 CV, con velocidades de 180 km/h, con nervio, mucho nervio y a cuyo propulsor se le podía sacar gran partido con ligeras modificaciones, la RS4 es una “Racing” descafeinada. Pero el progreso, la legalidad y la cifra de ventas mandan ante los contaminantes 2T, la conducción de motos con carnet B y una cifra en el velocímetro que no asuste a los padres de los jóvenes conductores.


En definitiva y pese a las odiosas comparaciones nostálgicas con sus predecesoras de 2T, un gran punto de partida para iniciarse en el mundo racing pese a sus limitadas prestaciones.


RIVALES


Honda CBR 125 R

KTM RC 125

Yamaha YZF-R 125


NOS GUSTA


Estética, acabados, parte ciclo.


NO NOS GUSTA


Prestaciones.


DATOS DE INTERÉS


PVP: desde 4.499 €

Consumo: 4,6 l/100km

Kilómetros de la prueba: 437 Km



FICHA TECNICA APRILIA RS4 125


Motor


Tipo

Monocilíndrico, cuatro tiempos, inyección electrónica, 4 válvulas y refrigeración líquida.

124,8 cm3

Potencia Nominal

15 HP (11 kW) a 10.500 rpm

Par máximo

1,11 kgm (10,9 Nm) a 8.250 rpm


Transmisión


Transmisión secundaria

Cadena

Embrague

Multidisco en baño de aceite

Accionamiento

Mecánico; por cable

Número de marchas 6


Chasis y frenos


Chasis

Doble viga de aluminio

Suspensión delantera

Horquilla invertida Ø 41 mm

Suspensión trasera

Basculante asimétrico y mono amortiguador

Recorrido de las suspensiones delantera / trasera

110 mm / 130 mm

Distancia entre ejes

1.350 mm

Llanta delantera

2,75 x 17" Aleación ligera de 6 radios

Llanta trasera

3,50 x 17" Aleación ligera de 6 radios

Neumático delantero

Radial tubeless - 100/80 ZR 17

Neumático trasero

Radial tubeless - 130/70 ZR 17

Freno delantero

Pinza radial de 4 pistones, disco en acero inox de Ø 300 mm

Freno trasero

Disco en acero inox de Ø 218 mm, pinza con simple pistón de Ø 25 mm


Dimensiones y pesos


Longitud

1.953 mm

Anchura máxima

740 mm

Altura

1.138 mm

Altura del asiento

820 mm

Peso No Declarado

Capacidad del depósito 14,5 l (3,3 l reserva)



Compartir en Facebook Compartir en Delicius